La Inquisición ofrecía mas garantías juridicas que los JVM

Mentiras del feminazismo o Feminismo de Género o Hembrismo retrógrato en España

In Corrupcion feminazi, Custodia Compartida, Denuncias falsas, Estadistica (datos estadisticos), Historia, Ideologia feminazi de genero, Legislacion, Mujeres maltratadoras, OTROS, Prevaricacion, SAP Sindrome Alienacion Parental on 14 agosto, 2014 at 19:48

Listado de mentiras

1. La mujer española está discriminada laboralmente ya que gana menos y ocupa cargos de menor responsabilidad ("brecha salarial", "techo de cristal").
Mentira. Lo que nunca nos han querido contar es que:

  • Al contrario que en países más avanzados, en España no existen medidas para conciliar vida laboral y familiar, constituyendo esto un escollo para toda mujer trabajadora con planes de maternidad.

  •  
  • La mujer trabaja fuera del hogar a la semana 6,2 horas menos que el hombre. Es cierto que dentro del hogar trabaja unas 6,8 horas semanales más, pero el hombre aporta 71,15 euros semanales más para el sustento del hogar, siendo el valor de mercado medio estimado del trabajo extra realizado por la mujer a la semana en el hogar unos 68 euros (6,8h x 10€/hora). Por lo tanto, el tal llamado "trabajo no remunerado" no es más que un mito fruto de reflexiones pueriles.
  • La mujer es menos emprendedora que el hombre. En la población activa femenina, tan sólo el 3% son empresarias y el 8% autónomas, frente al 7% de empresarios y 12% de autónomos en la población activa masculina.
  • La mujer es mejor estudiante, pero elige oficios y carreras peor pagados y menos solicitados. Por ejemplo, es mayoría en carreras de humanidades o letras, pero minoría (30%) en carreras técnicas.
  • El hombre se distribuye sectorialmente, sin embargo, el 87% de mujeres trabajadoras se concentra en el sector Servicios. No es de sorprender que el 90% de accidentes laborales graves o mortales los sufra el hombre.
  • Según el estudio realizado en España y el Reino Unido por la prestigiosa socióloga Catherine Hakim, el 20% de mujeres trabajadoras elige volcarse en el trabajo, otro 20% en la familia, y el 60% restante prefiere compaginar familia y trabajo. En cuanto al hombre, el 50% elige volcarse en el trabajo, y el otro 50% prefiere compaginar familia y trabajo.
  • Tan sólo el 25% de los candidatos en procesos de selección para puestos directivos son mujeres. Por lógica, la misma proporción cabe esperar en las actuales juntas directivas.

Voceros del feminismo de género, sostienen que la mujer gana menos por hora por exactamente el mismo trabajo. Esto no es cierto, y además fue desmentido en su día por el ministro de Trabajo (El País, 12/03/2006) y el secretario general de CCOO (Los Desayunos de TVE, 10/10/2007). Si esto fuera cierto, las empresas contratarían mujeres antes que hombres, cosa que no ocurre.
2. En los casos de violencia doméstica, la mujer siempre es víctima, y el hombre siempre es agresor.
Mentira. Según el anuario estadístico del Ministerio del Interior, el 36% de las personas asesinadas en el hogar son varones, y el 23% de maltratados también. El 18% de asesinados por su cónyuge son varones, y el 15% de maltratados por su cónyuge también. Según el Centro Reina Sofía, más de 5.000 niños son maltratados por su madre anualmente, un 25% más que los maltratados por su padre. Pasar más tiempo con ellos no es excusa. ¿Por qué gobierno y medios de comunicación, se ensañan en hacer publicidad sobre la violencia contra la mujer únicamente? ¿Existen los juzgados de violencia sobre el hombre? ¿Acaso vale más la vida de una mujer que la de un hombre, un niño o un anciano? ¿Pero qué farsa macabra es esta? Además, se cometen en total, dentro y fuera del hogar, el doble de asesinatos de hombres que de mujeres. Sin olvidar el suicidio de hombres separados o divorciados, unos quinientos al año, pudiendo imaginarse el porqué. ¿Qué es esto último sino "violencia de género" institucional?
Pero aun así, esto está muy lejos de lo que realmente ocurre en nuestros hogares. Numerosos estudios, entre ellos los realizados por la Asociación para el Estudio del Maltrato y del Abuso (AEMA), muestran que la violencia en la pareja heterosexual es bidireccional y simétrica, es decir, que la mujer ejerce tanta violencia como el hombre. La única diferencia estriba en la fuerza física, en la capacidad para lesionar. Nos atrevemos a conjeturar, que debido a circunstancias psicológicas, culturales y jurídicas, el hombre prefiere sufrir en silencio, por miedo entre otras cosas, a perder su casa, hijos y parte de su renta, ya que tiene todas las de perder, por haber nacido varón. La mujer en cambio, tiene todas las de ganar, sólo tiene que interponer una denuncia por maltrato falsa o absurda, y esperar a que la maquinaria de género haga su trabajo. No es de extrañar, que haya seis veces más denuncias de mujeres que de hombres.
3. La mujer española es víctima de un patriarcado machista que la oprime y discrimina.
Mentira. El estado español concede a la mujer toda clase de privilegios, favoritismos y prebendas por el simple hecho de haber nacido mujer, mientras que al hombre le son arrebatados derechos fundamentales consagrados en la Constitución y en la Declaración Universal de Derechos Humanos, entre ellos:

  • El derecho a ser o no ser padre: Hoy en día las funciones paternales de un hombre se reducen a las dos efes: fecundar y financiar. Ante un eventual embarazo, una mujer puede unilateralmente obligar a un hombre a ser padre en contra de su voluntad. Nada le protege.
    Tener un hijo, al igual que un embarazo, es cosa de dos, y por lógica e igualdad, debe decidirse por consenso. Tener un hijo no es parir un bebé, sino un proyecto entre dos personas que dura 18 años. Aun así, el 85% de fallos judiciales por separación o divorcio, conceden la custodia exclusiva de los hijos, el disfrute exclusivo de la vivienda de ambos, y una pensión alimenticia desorbitada, a la mujer. Resulta irónico que las feministas de género, abanderadas ellas de la igualdad, se opongan ferozmente a la custodia compartida. Es de sentido común, que igualdad y custodia compartida son inseparables. Además, está demostrado que es lo más beneficioso para los hijos. No es de sorprender que sea la opción por defecto en la mayoría de países europeos.
  • El derecho a amparase en el principio de presunción de inocencia: Ante una denuncia por supuesto maltrato interpuesta por una mujer contra un hombre, la Ley Integral contra la Violencia de Género (o bien, Ley del por si acaso), promulgada por PSOE y PP, aparte de olvidar a hombres, niños y ancianos maltratados, y no proteger a la mujer ya que el número de mujeres asesinadas en el hogar no ha descendido desde su puesta en vigor, invierte la carga de la prueba, correspondiendo al hombre la obligación de demostrar su propia inocencia. Es decir, todo hombre es culpable hasta que se demuestre lo contrario, algo totalmente contrario a los artículos 9, 14 y 24 de la Constitución, y sin ninguna cabida en un estado de derecho. Aparte de esto, establece penas más duras para maltratadores que para maltratadoras, pisoteando desvergonzadamente la igualdad ante la ley. Si un hombre pega un empujón a una mujer, se le castiga con cárcel. Si una mujer hace lo mismo, se le absuelve. Qué profundo sentido de la igualdad.
    Sin pruebas, ni testigos, ni investigación alguna, el denunciado es detenido, expulsado de su propia casa, le es arrebatada la custodia de sus hijos, y es dictada contra él una orden de alejamiento. En la mayoría de casos, el juicio se celebra a puerta cerrada, y al denunciado no se le deja ni elegir abogado, ni tiempo para reunir pruebas o testigos a su favor, y a veces, ni asistir al juicio. Lo cual ha provocado que miles de mujeres y abogados sin escrúpulos, buscando un divorcio rápido y ventajoso, hayan presentado una avalancha de denuncias falsas o absurdas, que colapsan recursos policiales y juzgados, cuyas repercusiones son: Falta de debida protección para las mujeres verdaderamente maltratadas por un lado, y miles de hombres inocentes detenidos, encarcelados, destrozados, arruinados y estigmatizados de por vida, por otro.
  • El derecho a no ser discriminado por su sexo: La Ley de la "Igualdad", promulgada también por PSOE y PP, promueve todo un paquete de medidas discriminatorias contra el hombre, denominado "discriminación positiva". Como en todos los casos de discriminación, hay un lado positivo (la beneficiada), y uno negativo (el perjudicado).
    La mujer en España, entre otras cosas, goza de:
    • Privilegios en oposiciones: en algunas áreas de la administración pública, un porcentaje de las plazas se reserva para mujeres, y el resto para hombres y mujeres.
    • Pruebas físicas reducidas para entrar en la policía, bomberos o ejército.
    • Ayudas, formación y asistencias gratuitas, más subvenciones, y créditos sin avales o a menor interés.
    • Mayor cantidad de fondos destinados a cubrir la sanidad de la mujer que la del hombre, a pesar de que la mujer vive más, pero cotiza menos a la Seguridad Social.
    • Rebajas fiscales y poder jubilarse cinco años antes, a pesar de que vive más y cotiza menos.
    • Viviendas de protección oficial, teléfonos de ayuda y casas de acogida para maltratadas, pero no para maltratados.
    • A pesar de que el paro masculino supera al femenino, el INEM reserva una parte de los puestos disponibles para mujeres, y el resto para hombres y mujeres.
    • El 40% de altos cargos directivos y públicos, y candidaturas electorales, se reservan para mujeres, subordinando meritos, experiencia y aptitudes al sexo.

    Cabe decir, que tales privilegios feudales, resultan peyorativos respecto a la mujer, por considerarla "menos" que el hombre, por considerar que una mujer necesita una ayuda para llegar a ser lo mismo que un hombre.
    Aparte de esto, la Ley de la "Igualdad", protege celosamente la dignidad de la mujer pero abandona la del hombre. Criminaliza cualquier conducta por parte de un hombre, que por inocente que fuera, pudiera suscitar indignidad o acoso en una mujer. Es ella quien decide. El hombre queda totalmente desamparado, pendiente de la buena o mala fe de la mujer con quien tope. La mujer es intocable, pero al hombre se le puede ofender, denigrar, marginar y discriminar, es lo políticamente correcto.
    ¿Acaso deben los hombres de ahora pagar por los pecados de los hombres de antaño? ¿Acaso deben las mujeres de ahora ser indemnizadas por lo ocurrido a las mujeres de antaño? ¿Pero qué disparate es ese?

Estas políticas hembristas, aparte de aberrantes, son contrarias a nuestra Constitución, y a los artículos 2, 7, 9, 10, 11 y 16 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.
¿Pero cuál es la explicación a tanta sinrazón? ¿Qué se esconde detrás de todo esto? VOTOS Y DINERO. Una auténtica orgía presupuestaria, miles de millones de euros, destinados a mantener y subvencionar los numerosos organismos, entidades, cargos públicos y organizaciones sanguijuela, que han florecido alrededor de la boyante industria del maltrato y la igualdad, la mayoría de ellos afines al PSOE, y en menor grado al PP. Lógicamente ambos partidos apoyan estas políticas de manera incondicional.
TENLO MUY EN CUENTA LA PROXIMA VEZ QUE VOTES.
Es evidente que existe disparidad entre hombres y mujeres. Pero no se debe a aquello que la acientífica ideología de género, mediante un ejercicio de censura y desinformación brutal, nos pretende hacer creer, tomándonos por idiotas. Ese patriarcado, ese enemigo inexistente, y por lo tanto imposible de vencer, y por lo tanto eternamente lucrativo. Numerosos estudios, demuestran que cerebro y sistema endocrino de hombres y mujeres son innatamente diferentes. Por lo tanto el camino hacia la paridad, no consiste en consolidar la dependencia de la mujer mediante ayudas peyorativas e injustas, sino en estimularla y animarla para que avance.

Fuentes

 

http://mentirashembrismo.blogspot.com.es/2009/08/listado-y-fuentes.html?m=1#comment-form



Mentiras del Feminismo de Género o Hembrismo

——————————————————————————–
MENTIRAS DEL FEMINISMO DE GENERO O HEMBRISMO
1. La mujer española está discriminada laboralmente ya que gana menos y ocupa cargos de menor responsabilidad ("brecha salarial", "techo de cristal").
Mentira. Lo que nunca nos han querido contar es que:
a) Al contrario que en países más avanzados, en España no existen medidas para conciliar vida laboral y familiar, constituyendo esto un escollo para toda mujer trabajadora con planes de maternidad.
b) La mujer trabaja fuera del hogar a la semana 6,2 horas menos que el hombre. Es cierto que dentro del hogar trabaja unas 6,8 horas semanales más, pero el hombre aporta 71,15 euros semanales más para el sustento del hogar, siendo el valor de mercado medio estimado del trabajo extra realizado por la mujer a la semana en el hogar unos 68 euros (6,8h x 10€/hora). Por lo tanto, el tal llamado "trabajo no remunerado" no es más que un mito fruto de reflexiones pueriles.
c) La mujer es menos emprendedora que el hombre. En la población activa femenina, tan sólo el 3% son empresarias y el 8% autónomas, frente al 7% de empresarios y 12% de autónomos en la población activa masculina.
d) La mujer es mejor estudiante, pero elige oficios y carreras peor pagados y menos solicitados. Por ejemplo, es mayoría en carreras de humanidades o letras, pero minoría (30%) en carreras técnicas.
e) El hombre se distribuye sectorialmente, sin embargo, el 87% de mujeres trabajadoras se concentra en el sector Servicios. No es de sorprender que el 90% de accidentes laborales graves o mortales los sufra el hombre.
f) Según el estudio realizado en España y el Reino Unido por la prestigiosa socióloga británica Catherine Hakim, el 20% de mujeres trabajadoras elige volcarse en el trabajo, otro 20% en la familia, y el 60% restante prefiere compaginar familia y trabajo. En cuanto al hombre, el 50% elige volcarse en el trabajo, y el otro 50% prefiere compaginar familia y trabajo. Hakim desvela, que son inclinaciones naturales y no estereotipos, la razón de todo ello.
g) Tan sólo el 25% de los candidatos en procesos de selección para puestos directivos son mujeres. Por lógica, la misma proporción cabe esperar en las actuales juntas directivas.
Voceros del feminismo de género, sostienen que la mujer gana menos por hora por exactamente el mismo trabajo. Esto no es cierto, y además fue desmentido en su día por el ministro de Trabajo (El País, 12/03/2006) y el secretario general de CCOO (Los Desayunos de TVE, 10/10/2007). Si esto fuera cierto, las empresas contratarían mujeres antes que hombres, cosa que no ocurre.
2. En los casos de violencia doméstica, la mujer siempre es víctima, y el hombre siempre es agresor.
Mentira. Según el anuario estadístico del Ministerio del Interior, el 36% de las personas asesinadas en el hogar son varones, y el 23% de maltratados también. El 18% de asesinados por su cónyuge son varones, y el 15% de maltratados por su cónyuge también. Según el Centro Reina Sofía, más de 5.000 niños son maltratados por su madre anualmente, un 25% más que los maltratados por su padre. Pasar más tiempo con ellos no es excusa. ¿Por qué gobierno y medios de comunicación, se ensañan en hacer publicidad sobre la violencia contra la mujer únicamente? ¿Existen los juzgados de violencia sobre el hombre? ¿Acaso vale más la vida de una mujer que la de un hombre, un niño o un anciano? ¿Pero qué farsa macabra es esta? Además, se cometen en total, dentro y fuera del hogar, el doble de asesinatos de hombres que de mujeres. Sin olvidar el suicidio de hombres separados o divorciados, unos quinientos al año, pudiendo imaginarse el porqué. ¿Qué es esto último sino violencia de género?
Pero aun así, esto está muy lejos de lo que realmente ocurre en nuestros hogares. Numerosos estudios, entre ellos los realizados por la Asociación para el Estudio del Maltrato y del Abuso (AEMA), muestran que la violencia en la pareja heterosexual es bidireccional y simétrica, es decir, que la mujer ejerce tanta violencia como el hombre. La única diferencia estriba en la fuerza física, en la capacidad para lesionar. Nos atrevemos a conjeturar, que debido a circunstancias psicológicas, culturales y jurídicas, el hombre prefiere sufrir en silencio, por miedo entre otras cosas, a perder su casa, hijos y parte de su renta, ya que tiene todas las de perder, por haber nacido varón. La mujer en cambio, tiene todas las de ganar, sólo tiene que interponer una denuncia por maltrato falsa o absurda, y esperar a que la maquinaria de género haga su trabajo. No es de extrañar, que haya seis veces más denuncias de mujeres que de hombres.
3. La mujer española es víctima de un patriarcado machista que la oprime y discrimina.
Mentira. El estado español concede a la mujer toda clase de privilegios, favoritismos y prebendas por el simple hecho de haber nacido mujer, mientras que al hombre le son arrebatados derechos fundamentales consagrados en la Constitución y en la Declaración Universal de Derechos Humanos, entre ellos:
– El derecho a ser o no ser padre: Hoy en día las funciones paternales de un hombre se reducen a las dos efes: fecundar y financiar. Ante un eventual embarazo, una mujer puede unilateralmente obligar a un hombre a ser padre biológico, y encima arrebatarle de su renta más de 600 euros mensuales durante 18 años.
Tener un hijo es cosa de dos, y por lógica e igualdad, debe decidirse por consenso. Tener un hijo no es parir un bebé, sino un proyecto entre dos personas que dura 18 años. Aun así, el 85% de fallos judiciales por separación o divorcio, conceden la custodia exclusiva de los hijos, y por lo tanto el disfrute de la vivienda y la pensión, a la mujer. Resulta irónico que las feministas de género, abanderadas ellas de la igualdad, se opongan ferozmente a la custodia compartida. Es de sentido común, que igualdad y custodia compartida son inseparables. Además, está demostrado que es lo más beneficioso para los hijos. No es de sorprender que sea la opción por defecto en la mayoría de países europeos.
– El derecho a amparase en el principio de presunción de inocencia: Ante una denuncia por supuesto maltrato interpuesta por una mujer contra un hombre, la Ley Integral contra la Violencia de Género (o bien, Ley del por si acaso), promulgada por PSOE y PP, aparte de olvidar a hombres, niños y ancianos maltratados, y no proteger a la mujer ya que el número de mujeres asesinadas en el hogar no ha descendido desde su puesta en vigor, invierte la carga de la prueba, correspondiendo al hombre la obligación de demostrar su propia inocencia. Es decir, todo hombre es culpable hasta que se demuestre lo contrario, algo totalmente contrario a los artículos 9, 14 y 24 de la Constitución, y sin ninguna cabida en un estado de derecho. Aparte de esto, establece penas más duras para maltratadores que para maltratadoras, pisoteando desvergonzadamente la igualdad ante la ley. Si un hombre pega un empujón a una mujer, se le castiga con cárcel. Si una mujer hace lo mismo, se le absuelve. Qué profundo sentido de la igualdad.
Sin pruebas, ni testigos, ni investigación alguna, el denunciado es detenido, expulsado de su propia casa, le es arrebatada la custodia de sus hijos, y es dictada contra él una orden de alejamiento. En la mayoría de casos, el juicio se celebra a puerta cerrada, y al denunciado no se le deja ni elegir abogado, ni tiempo para reunir pruebas o testigos a su favor, y a veces, ni asistir al juicio. Lo cual ha provocado que miles de mujeres y abogados sin escrúpulos, buscando un divorcio rápido y ventajoso, hayan presentado una avalancha de denuncias falsas o absurdas, que colapsan recursos policiales y juzgados, cuyas repercusiones son: Falta de debida protección para las mujeres verdaderamente maltratadas por un lado, y miles de hombres inocentes detenidos, encarcelados, destrozados, arruinados y estigmatizados de por vida, por otro.
– El derecho a no ser discriminado por su sexo: La Ley de la "Igualdad", promulgada también por PSOE y PP, promueve todo un paquete de medidas discriminatorias contra el hombre, denominado "discriminación positiva". Como en todos los casos de discriminación, hay un lado positivo (la beneficiada), y uno negativo (el perjudicado).
La mujer en España, entre otras cosas, goza de:
* Privilegios en oposiciones: en algunas áreas de la administración pública, un porcentaje de las plazas se reserva para mujeres, y el resto para hombres y mujeres.
* Pruebas físicas reducidas para entrar en la policía, bomberos o ejército.
* Ayudas, formación y asistencias gratuitas, más subvenciones, y créditos sin avales o a menor interés.
* Mayor cantidad de fondos destinados a cubrir la sanidad de la mujer que la del hombre, a pesar de que la mujer vive más, pero cotiza menos a la seguridad social.
* Rebajas fiscales y poder jubilarse cinco años antes, a pesar de que vive más y cotiza menos.
* Viviendas de protección oficial, teléfonos de ayuda y casas de acogida para maltratadas, pero no para maltratados.
* A pesar de que el paro masculino supera al femenino, el INEM reserva una parte de los puestos disponibles para mujeres, y el resto para hombres y mujeres.
* El 40% de altos cargos directivos y públicos, y candidaturas electorales, se reservan para mujeres, subordinando meritos, experiencia y aptitudes al sexo.
Cabe decir, que tales privilegios feudales, resultan peyorativos respecto a la mujer, por considerarla "menos" que el hombre, por considerar que una mujer necesita una ayuda para llegar a ser lo mismo que un hombre.
Aparte de esto, la Ley de la "Igualdad", protege celosamente la dignidad de la mujer pero abandona la del hombre. Criminaliza cualquier conducta por parte de un hombre, que por inocente que fuera, pudiera suscitar indignidad o acoso en una mujer. Es ella quien decide. El hombre queda totalmente desamparado, pendiente de la buena o mala fe de la mujer con quien tope. La mujer es intocable, pero al hombre se le puede ofender, denigrar, marginar y discriminar, es lo políticamente correcto.
¿Acaso deben los hombres de ahora pagar por los pecados de los hombres de antaño? ¿Acaso deben las mujeres de ahora ser indemnizadas por lo ocurrido a las mujeres de antaño? ¿Pero qué disparate es ese?
Estas políticas hembristas, aparte de aberrantes, son contrarias a nuestra Constitución, y a los artículos 2, 7, 9, 10, 11 y 16 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.
¿Pero cuál es la explicación a tanta sinrazón? ¿Qué se esconde detrás de todo esto? VOTOS Y DINERO. Una auténtica orgía presupuestaria, miles de millones de euros, destinados a mantener y subvencionar los numerosos organismos, entidades, cargos públicos y organizaciones sanguijuela, que han florecido alrededor de la boyante industria del maltrato y la igualdad, la mayoría de ellos afines al PSOE, y en menor grado al PP. Lógicamente ambos partidos apoyan estas políticas de manera incondicional.
TENLO MUY EN CUENTA LA PROXIMA VEZ QUE VOTES.
Es evidente que existe disparidad entre hombres y mujeres. Pero no se debe a aquello que la acientífica ideología de género, mediante un ejercicio de censura y desinformación brutal, nos pretende hacer creer, tomándonos por idiotas. Ese patriarcado, ese enemigo inexistente, y por lo tanto imposible de vencer, y por lo tanto eternamente lucrativo. Numerosos estudios demuestran que cerebro y sistema endocrino de hombres y mujeres son innatamente diferentes. Por lo tanto el camino hacia la paridad, no consiste en consolidar la dependencia de la mujer mediante ayudas peyorativas e injustas, sino en estimularla y animarla para que avance.
Para más información, visita el siguiente enlace:
http://mentirashembrismo.blogspot.com/
FUENTES
# Ministerio de Trabajo e Inmigración, Encuesta de Población Activa (EPA-11, EPA-13, EPA-28 y EPA-29). La mujer trabaja fuera del hogar a la semana 6,2 horas menos que el hombre, y es menos emprendedora: http://www.mtin.es/estadisticas/ANUARIO2009/EPA/index.htm
# Ministerio de Trabajo e Inmigración, Conciliación vida laboral y familiar (Tabla 8.4). La mujer trabaja en el hogar 58 minutos más al día: http://www.mtin.es/Estadisticas/ECVT/Ecvt2009/IN8/index.htm
# Instituto Nacional de Estadística (INE), Hogares por ingresos anuales del hogar en 2009 y edad y sexo de la persona de referencia. El hombre aporta 3.700 euros anuales más para el sustento del hogar: http://www.ine.es/jaxi/tabla.do?path=/t25/p453/a2009/l0/&file=04005.px&type=pcaxis&L=0
# Instituto Nacional de Estadística (INE), Hogares, personas por sexo del sustentador principal y tamaño medio del hogar. El hombre es el principal sustentador del hogar en 11 millones de hogares y la mujer en 3 millones: http://www.ine.es/jaxi/tabla.do?path=/t25/e437/p02/a2005/l0/&file=01015.px&type=pcaxis&L=0
# Ministerio de Educación, Estadística de la Educación, Ciclos Formativos de F.P.-Grado Superior, Pestaña 5: http://www.educacion.gob.es/horizontales/estadisticas/no-universitaria/alumnado/matriculado/2009-2010.html
# Ministerio de Educación, Universidades, Cifras del Sistema Universitario. Curso 2007-08, Pestaña "Select3": http://www.educacion.gob.es/educacion/universidades/estadisticas-informes/datos-cifras.html
# INE, III Empleo (página 9). La mujer se concentra en el sector Servicios: http://www.ine.es/prodyser/pubweb/myh/myh.htm
# INE, Accidentes en jornada de trabajo con baja por gravedad, edad del trabajador, sexo y periodo. El hombre sufre el 90% de accidentes graves o mortales: http://www.ine.es/jaxi/tabla.do?path=/t22/a063/a1998/l0/&file=m10008.px&type=pcaxis&L=0
# Catherine Hakim, "Modelos de familia en las sociedades modernas. Ideales y realidades". Sólo el 20% de mujeres trabajadoras opta por sacrificar vida privada por éxito profesional, frente al 50% de hombres que opta por lo mismo: http://www.lacentral.com/9788474763782
# Ministerio de Trabajo e Inmigración, Movimiento Laboral Registrado (MLR-07). Sólo el 25% de demandantes de puestos directivos son mujeres: http://www.mtin.es/estadisticas/ANUARIO2009/MLR/index.htm
# Centro Reina Sofía, Maltrato infantil por parentesco del agresor. Ellas maltratan más: http://mentirashembrismo.orgfree.com/descarga.php?file=Centro_Reina_Sofia_Maltrato_infa ntil_por_parentesco_del_agresor.zip
# Informe del departamento de salud y servicios sociales de EEUU sobre maltrato infantil (Figura 3-5, página 30): http://www.acf.hhs.gov/programs/cb/pubs/cm05/cm05.pdf
# Maltrato y asesinato de niños en occidente: http://mentirashembrismo.orgfree.com/descarga.php?file=maltrato_y_asesinato_de_ninos_en _occidente.zip
# Ministerio del Interior, Anuario Estadístico 2006, violencia doméstica. La mujer también maltrata y asesina a su pareja: http://mentirashembrismo.orgfree.com/descarga.php?file=MIR_anuario2006.zip
# INE, Defunciones por causa, sexo y edad. El doble de hombres asesinados que de mujeres asesinadas: http://www.ine.es/jaxi/tabla.do?path=/t15/p417/a2008/l0/&file=01001.px&type=pcaxis&L=0
# INE, VI Delito y Violencia, Cuadro 6.8 Denuncias por maltrato según sexo (página 74): http://mentirashembrismo.orgfree.com/descarga.php?file=INE_myh09_Delito_y_violencia.zip
# Macroencuesta sobre maltrato de mujeres realizada por el Instituto de la Mujer, un bochornoso ejemplo de manipulación hembrista con claros resultados preconcebidos: que en España hay dos millones de "maltratadas". ¿Por qué no se hizo la misma encuesta a ciudadanos varones? ¿Cuantos millones de "maltratados" hubieran salido?: http://www.projusticia.es/instituto%20de%20la%20mujer/documentos/encuesta-instituto-de-la-mujer.pps
# Estudios sobre violencia doméstica. La violencia en la pareja es bidireccional y simétrica:
* Informe 111: http://mentirashembrismo.orgfree.com/descarga.php?file=informe111.zip
* http://www.absurdistan.eu/vdom_resumen.htm
* http://www.projusticia.es/estudios/estudios.htm
# Suicidio de hombres separados y divorciados:
* http://www.projusticia.es/notas%20de%20prensa/notas%20de%20prensa/INE,%20manipulacion%20de%20datos%20de%20suicidio.h tm
* Androcidio por tasas diferenciales de suicidio: http://mentirashembrismo.orgfree.com/descarga.php?file=Androcidio_Pr_Mod.zip
# Constitución Española. Las leyes hembristas violan los artículos 9, 14 y 24: http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/constitucion.html
# Declaración Universal de Derechos Humanos. Las leyes hembristas violan los artículos 2, 7, 9, 10, 11 y 16: http://www.un.org/es/documents/udhr
# Ley de la "Igualdad": http://mentirashembrismo.orgfree.com/descarga.php?file=Ley_de_la_Igualdad.zip
# Ley Integral contra la Violencia de Género. Propia de un régimen dictatorial: http://mentirashembrismo.orgfree.com/descarga.php?file=Ley_Integral_Contra_la_Violencia _de_Genero.zip
# Denuncias falsas:
* José Díaz Herrera, "El varón castrado": http://libros.libertaddigital.com/el-varon-castrado-1276232866.html
* José Manuel Aguilar, "Síndrome de Alienación Parental. Hijos manipulados por un cónyuge para odiar al otro": http://www.editorialalmuzara.com/catalog/product_info.php?products_id=51&osCsid=71757159d40 16eb15f76858ee2f6c4ef
* http://www.projusticia.es/denuncias%20falsas/documentos/laverdad_es%20-%20Murcia%20-%20REGION%20-%20Solo%20el%2016%25%20de%20las%20denuncias%20por% 20delitos%20sexuales%20son%20ciertas.htm
* http://www.lasprovincias.es/valencia/pg060710/prensa/noticias/Politica/200607/10/VAL-POL-128.html
* http://www.abc.es/hemeroteca/historico-10-07-2006/abc/Sociedad/el-gobierno-planea-introducir-medidas-oportunas-contra-la-violencia-de-genero_1422394953872.html
* http://www.projusticia.es/denuncias%20falsas/denuncias%20falsas.htm
* http://www.femilistas.com/denuncias-falsas/
# INE, separaciones y divorcios. El 85% de fallos judiciales conceden la custodia exclusiva de los hijos a la mujer:
* http://www.ine.es/jaxi/tabla.do?path=/t18/p420/p01/a2009/l0/&file=03027b.px&type=pcaxis&L=0
* http://www.ine.es/jaxi/tabla.do?path=/t18/p420/p01/a2009/l0/&file=03027c.px&type=pcaxis&L=0
# Sospechosos gastos en Igualdad y Mujer, de algunos gobiernos autónomos:
* Andalucía, Igualdad y Bienestar Social: http://www.juntadeandalucia.es/economiayhacienda/planif_presup/presupuesto2010/cuadros/cuadro2.pdf
* Cataluña, Polítiques d’igualtat en l’àmbit de l’ocupació: http://www15.gencat.net/ecofin_wpres10/pdf/RDSPPS.pdf
* Madrid, Empleo y Mujer (página 18): http://www.madrid.org/cs/Satellite?blobcol=urldata&blobheader=application%2 Fpdf&blobheadername1=Content-Disposition&blobheadervalue1=filename%3Dgastos.pdf &blobkey=id&blobtable=MungoBlobs&blobwhere=1220417 640065&ssbinary=true
# Subvenciones y casas de acogida para maltratadas. La trama de género al descubierto:
* Subvenciones: http://www.projusticia.es/subvenciones%20y%20su%20empleo/subvenciones%20y%20empleo%20de%20las%20mismas.htm
* Casas de acogida:
http://www.secuestro-emocional.org/main/Industria-Maltrato.htm
http://www.projusticia.es/casas-de-acogida/casas-de-acogida.html
# Presupuestos Generales del Estado, Resúmenes de ingresos y gastos: http://www.sgpg.pap.meh.es/Presup/PGE2009Ley/MaestroTomos/PGE-ROM/Cuerpo.htm
# Presupuestos Generales del Estado, Ministerio de Igualdad (Gastos.Presupuesto por programas y memoria de objetivos, Tomo XVIII): http://www.sgpg.pap.meh.es/Presup/PGE2009Ley/MaestroTomos/PGE-ROM/Cuerpo.htm
# Diferencias cerebrales/mentales entre hombres y mujeres:
* Ramón M. Nogués, "Sexo, cerebro y género: diferencias y horizonte de igualdad": http://www.diazdesantos.es/libros/nogues-ramon-m-sexo-cerebro-y-genero-L0000476801059.html
* http://www.elpais.com/articulo/salud/Cerebro/hombre/cerebro/mujer/elpsalpor/20060321elpepisal_5/Tes
* http://www.elmundo.es/magazine/num177/textos/cere1.html
* http://en.wikipedia.org/wiki/Sex_and_intelligence
# Pablo Mirell, "El Hembrismo, sumidero de la desdicha": http://mentirashembrismo.orgfree.com/descarga.php?file=hembrismo.zip
# Feminismo de género, ese feminismo ginocéntrico y misándrico:
* Resumen e historia, por Eugenio Dorao: http://www.projusticia.es/articulos/documentos/feminismodegeneroeugeniodorao.pdf
* Elisabeth Badinter, "Por mal camino": http://www.unilibro.es/find_buy_es/libro/alianza_editorial_s_a_/por_mal_camino.asp?sku=544875&idaff=0
* Christina Sommers, "¿Quién ha robado el feminismo? Mujeres que han traicionado a la mujer": http://www.amazon.co.uk/exec/obidos/ASIN/0684801566/qid=1146752077/sr=1-1/ref=sr_1_2_1/202-2267171-4049467
# Masculinismo, en Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Masculinismo
# Gerard Poussin, Anne Lamy, "Custodia compartida. Cómo aprovechar sus ventajas y evitar sus tropiezos": http://www.libreriarayuela.com/libros/CUSTODIA-COMPARTIDA/51992/978-84-670-1707-6

Última edición por Read 0xD8; 22/01/2014 a las 00:53

http://misandria.info/f11/mentiras-del-feminismo-de-genero-o-hembrismo-96/



Mentiras de las feministas.

Las feministas radicales repiten una y otra vez las falsas discriminaciones de las que son objeto en todos los campos. Su fin es conseguir una justificación a la implantación de sus criterios, conseguir privilegios y prebendas además de mantener la industria boyante de la que disfrutan sin sudar una sola gota mientras siguen cobrando las más que generosas subvenciones.

Entre otras mentiras y falacias se encuentran las siguientes, que pueden desmontarse sin dificultad recabando los datos correspondientes.

Sanidad: Las feministas se quejan del trato discriminatorio que sufren las mujeres en el sistema de sanidad.

  1. La esperanza de vida de los varones era en 1998 de 75,3 años, la de las mujeres de 82,2 (www.ine.es). Esto es sólo atribuible a la mejora en la sanidad y sobre todo en la femenina. Hasta no hace muchas décadas la esperanza de vida de las mujeres era menor a la de los hombres. Laevolución de la esperanza de vida ha sido notoriamente mejor para las mujeres en estas últimas décadas (www.ine.es).

  2. ¿Quién no ha estado en un ambulatorio? ¿Cuál es el porcentaje de mujeres y hombres entre los pacientes que esperan a que les atienda el médico de turno? Cualquiera que haya pasado por un centro de salud habrá visto que las mujeres son, con diferencia, quienes acuden en mayor medida a estos centros. En buena parte de las ocasiones para matar el tiempo. Baste recordar el número de Los Morancos. Dos mujeres que se encuentran en el ambulatorio. Le dice la una a la otra: "Hace mucho que no te veo por aquí. Pensaba que estabas enferma".

  3. Un 77% de los fallecidos en accidentes de tráfico, fueron varones (www.ine.es).

  4. La tasa de mortalidad por cáncer de mama es casi idéntica, año tras año, a la de cáncer de próstata (www.ine.es). ¿Quién no conoce campañas de prevención y tratamiento de cáncer de mama? ¿Quién conoce alguna campaña de prevención y tratamiento de cáncer de próstata? Pero las feministas radicales se quejan de los escasos medios de que disponen las mujeres y el trato discriminatorio que reciben por el hecho de ser mujeres.

  5. Un 80% de los casos de SIDA hasta mediados de 2005 eran de varones (www.ine.es). En España y en el resto del mundo. Pero las feministas radicales dicen lo contrario.

  6. Quien realiza en TODOS los casos la ablación del clítoris son mujeres. Sin necesidad alguna pues basta decir al varón de turno cualquier tontería, más aún en esos países donde la incultura es palmaria, para que se crea cualquier cosa. Pero la adalid del feminismo radical en España, María Teresa Fernández de la Vega, se va de viaje a África para, entre otras cosas, luchar contra la costumbre de la ablación. Sorprendentemente una de las fotos más perseguidas por la vicepresidenta es la que se hizo con la premio Nobel de la paz quien es una ardiente defensora de la ablación del clítoris.

Empleo: Las feministas se quejan del menor sueldo a igual trabajo o de que las mujeres no ocupan puestos de dirección porque se las veta.

  1. En España, a igual trabajo las mujeres cobran igual salario. Entre otras cosas porque a la empresa no le compensa ir contra la ley y tener una multa más cuantiosa que el supuesto ahorro en el inferior salario. De hecho hay al menos dos premios que a día de hoy siguen desiertos, para quien demuestre que una mujer cobra menos por el mismo trabajo. Premio de la Unión de separados y de la Asociación de Separados de Badajoz.

  2. La Organización Internacional del Trabajo manifiesta su pesar porque los medios de comunicación manipulan la información facilitada al respecto. Ningún medio corrige su "error".

  3. La mayor parte del empleo creado en los últimos años es femenino. Esperanza Aguirre no deja de presumir de ello. Casi el 70% del empleo creado ha sido ocupado por mujeres. La tasa de paro femenino es casi idéntica al masculino. En Castilla La Mancha presumen de lo mismo. La consejera de Empleo y Mujer de la Comunidad de Madrid asegura que el 98% del empleo creadoen el anterior año ha sido ocupado por mujeres.

  4. Las mujeres extranjeras tienen una ocupación de casi el 100%. Esto es, quieren trabajar y encuentran trabajo. Por el contrario, las nacionales tienen una tasa de ocupación muy inferior. ¿De verdad quieren trabajar?

  5. La mayor parte de los empleos de las mujeres lo son en trabajos cómodos. Dentro de un edificio con calefacción y aire acondicionado y horarios gratos. La mina, el andamio, el pesquero, etc., no son opciones que elijan las mujeres.

  6. Los sectores laborales con más riesgo de accidentes, mortales o no, están llenos de hombres. Los menos "accidentados" están copados por mujeres (www.ine.es). Si hablamos de muertes en accidente laboral, el monopolio es de los hombres.

  7. El propio ministro de Trabajo, Caldera, miembro del equipo de gobierno feminista radical de Rodríguez Zapatero, señala que es falso que las mujeres cobren menos que los hombres. "Por el mismo trabajo, hombres y mujeres reciben el mismo salario; el problema radica en que los hombres ocupan los puestos mejor pagados y de mayor responsabilidad" (El País, 5-3-2006). Sólo hay que ver cuántas mujeres están subidas al andamio, picando en la mina, pescando en el Gran Sol embarcadas durante varios meses, etc., y cobrando los pluses de peligrosidad.

  8. El secretario general de Comisiones Obreras, José María Fidalgo, en el programa de TVE "Los desayunos de TVE" emitido en directo el 10 de octubre de 2007 también negó que en España una mujer cobre menos dinero que un hombre a igual trabajo.

  9. El Ministerio de Justicia da cifras sobre su personal, entre otros, la proporción de mujeres y hombres en los distintos grupos. Estos datos hablan por si solos. ¿Quién está discriminado, el hombre o la mujer?

  10. Bomberos. Las feministas quieren que las pruebas de acceso a la profesión sean menos exigentes para las mujeres. ¿Pesarán menos las personas evacuadas por el simple hecho de ser atendidas por una mujer? ¿Utilizarán mangueras más pequeñas y ligeras? ¿O serán destinadas las mujeres bombero a empleos administrativos lejos del peligro?

  11. Las pruebas de acceso a Policía son menos exigentes para las mujeres. Cuando se han de enfrentar a un delincuente, ¿se niegan a hacerlo si el malhechor excede de los límites que, por ser mujer, le pusieron en el examen? ¿Les dan pistolas menos pesadas y con menor retroceso fabricadas ex profeso?

  12. En el Ejército sucede igual que en la policía en lo referente a las pruebas de acceso. Además la Ley de género les concede beneficios adicionales. En caso de conflicto armado y en situación de combate, ¿harán como Gila y le dirán al enemigo que el bazoka o el mortero o la metralleta son muy pesados y que se suspende el combate?

  13. La Ley de igualdad obliga a las cuotas en la carrera judicial y sobre todo, en los órganos de decisión y control del poder judicial. Se llega al esperpento de que, precisamente en el propio ámbito de la Administración de Justicia, “ante una demanda sobre discriminación por razón de sexo deberá ser el demandado quien pruebe la ausencia de la misma”. El principio de presunción de inocencia nuevamente vulnerado como ya pasó con la Ley integral contra la violencia de género.

  14. Las mujeres no están en puestos de dirección porque no optan a ellos pero nadie se lo impide. En fechas recientes el director de Pepsico, una de las mayores multinacionales, ha dejado su cargo porque sus prioridades han cambiado. Prefiere pasar más tiempo con su familia. No es la primera vez que en esta empresa la presidenta deja su puesto por este motivo. Le sustituye una mujer. En España, el fabricante de coches que más vende es Citroen, en buena medida debido a que al mando de la empresa se haya una mujer, Magda Salarich.

  15. La misión más importante de los últimos años de la NASA, el restablecimiento de las misiones del trasbordador tras el último accidente, ha estado bajo el mando de una mujer, Eileen Collins. Nadie impide a otras mujeres optar a estos puestos de responsabilidad. En España el Ejércto del aire acepta en sus filas a las mujeres que superen las pruebas de acceso quienes incluso llegan aobtener el primer puesto.

  16. Michele Mouton estuvo a punto de ganar el mundial de rallies. Jutta Kleinschmid ha ganado el rally París-Dakar. Nadie impide a otras mujeres hacer lo mismo.

  17. La maternidad condiciona a la mujer aunque ni de lejos con la severidad con la que nos quieren hacer creer. Son numerosos los casos de atletas que vuelven a dominar sus respectivos deportes tras la maternidad. Quizás el caso de Fanny Blankers-Koen sea el más paradigmático pues tras pasar la Segunda Guera Mundial y tener dos hijos ganó la medalla de oro en todas las pruebas en la que la dejaron participar en los Juegos Olímpicos de Londres.

  18. Según el profesor de la Universidad Antonio Nebrija, ,dentro de los cursos de alta dirección que se imparten en esta Universidad, hay más mujeres que hombres en los cursos de grado inferior. En los de grado medio, las proporciones entre hombres y mujeres se igualan pero en los cursos de alta dirección las mujeres son escasas. Nada ni nadie impide a las mujeres matricularse y cursar estos estudios.

  19. En los últimos años se están igualando los premios en tenis en las categorías masculina y femenina. Dos de las mayores defensoras de esta campaña son Sarapova y Arancha Sánchez Vicario. Pero analizado con un poco de detenimiento se constata que las mujeres cobran premios muy superiores a los hombres. La duración de los partidos y el nivel de la competencia es muy distinto entre el circuito masculino y el femenino.

  20. La ministra de igualdad, Bibiana Aido, dice que la crisis económica repercute en mayor medida en las mujeres en general y en concreto en el empleo femenino ya que las mujeres mantienen mejor que los hombres su puesto de trabajo cuando hay crisis. Al menos es lo que dicen los datos oficiales. ¿Es Bibiana Aído una ignorante e incompetente o es una mentirosa y una prevaricadora? ¿O es todo ello?

Educación: las feministas radicales se quejan de las dificultades de las mujeres para acceder a la educación.

  1. La escolarización en España es obligatoria hasta los 16 años. Independientemente del sexo. Nada excusa llevar al colegio a las niñas al igual que a los niños.

  2. La mayor parte de los universitarios en España son mujeres (www.ine.es). Las feministas radicales siguen quejándose de las trabas que sufren las mujeres para acceder a la Universidad pero los datos demuestran lo contrario. Las mujeres son mayoría en la Universidad.

  3. El fracaso escolar es más alto entre los varones que entre las mujeres. El 30 y 22%, respectivamente, en el curso 2002-03, último disponible. www.ine.es.

  4. La elección de la carrera es particular e individual y a nadie se le impide cursar la carrera elegida. Sin embargo las mujeres siguen eligiendo mayoritariamente las carreras de humanidades. En las ciencias siguen siendo la minoría. ¿Por qué? ¿Por qué eligen las carreras más fáciles? ¿No será la facilidad en conseguir un título universitario y poder opositar? ¿O es una forma sencilla de cazar marido?

  5. En casi todas las universidades ya hay departamentos de estudios de género. Estamos cerca de que se cree una carrera universitaria sobre este tema. La futura asignatura de educación para la ciudadanía tiene un marcado sesgo de género. No en vano está siendo incubada en la Universidad Carlos III, famosa por la carga ideológica y política de su Rectorado al frente del cual se haya Gregorio Peces Barba.

Reproducción. Éste es otro aspecto reivindicado por las feministas utilizando falsedades. Empezando por el lenguaje pues le llaman derechos de reproducción y salud sexual. Por supuesto de las mujeres. Los varones no tienen estos derechos. Los humanos hemos de ser iguales ante la ley. Y en este asunto de la reproducción la discriminación contra el varón y el trato de favor hacia la mujer es más que evidente.

  1. Si una mujer quiere abortar, el hombre no puede impedirlo y la mujer decide sobre el futuro del niño y del padre. El niño muere y el padre deja de serlo aún queriendo serlo. ¿Por qué no se le obliga a la gestante a terminar el embarazo y dejar que el padre se encargue del niño ya que ella no lo quiere?

Si una mujer quiere seguir adelante con el embarazo, el hombre no puede impedirlo y la mujer decide sobre el futuro del niño y del padre. El niño vive gracias a la decisión de la madre y el padre es obligado a serlo a pesar de que esté en contra? Si el padre no quiere serlo, ¿por qué la madre puede obligarle a serlo aún cuando haya siendo engañado en la concepción del niño?

¿Por qué la mujer puede deshacerse de la "carga" cuando quiera sin que el hombre tenga siquiera conocimiento de ello?

¿Por qué al hombre se le obliga a mantener al niño y a la madre prácticamente de por vida por la única decisión de la madre?

Si un hombre golpea, aún accidentalmente, a una mujer embarazada se enfrentará a responsabilidad penal y civil por daños a la madre y al niño. Pues no se le trata como feto o embrión o proyecto o grupo de células sino como persona porque la madre, y nadie más, así lo ha decidido. Además al hombre se le pondrán todos los agravantes y el desprecio más absoluto de la sociedad. Si una madre decide deshacerse del feto o embrión o proyecto o grupo de células no sólo no pasa nada sino que el estado le facilita la labor. Pues como feto o embrión o proyecto o grupo de células y no como persona se le trata porque la madre, y nadie más, así lo ha decidido. El padre no sólo no puede decidir (en muchas ocasiones ni se entera) sino que además se enfrentará a un proceso penal si intenta impedir el aborto. Además al padre se le pondrán todos los agravantes y el desprecio más absoluto de la sociedad esgrimiendo disparates como que ha denunciado por despecho o por celos.

Esto se prolonga a lo largo de toda la vida del feto, embrión, grupo de células o bebé, según el criterio de la madre, durante la cual el padre sólo tendrá el papel, afecto, responsabilidad, cariño, etc. que la madre decida que puede tener con respecto al niño. Ni un miligramo más ni uno menos.

  1. Recordemos el caso del tenista Boris Becker. Tras unas miradas cómplices con una camarera, acaba en los servicios. Tras una felación, la mujer se queda con el semen y se fecunda artificialmente. A Boris Becker se le ha obligado a responsabilizarse de un niño engendrado sin su conocimiento ni consentimiento. En términos legales debería haber sido castigada la mujer por estafa, etc. Pero se le ha castigado al hombre y premiado a la mujer por su fechoría obligando al padre a mantener al hijo y a la madre prácticamente de por vida. Además en términos científicos/jurídicos, lo que se ha protegido son los espermatozoides (células sexuales haploides). Ni siquiera al óvulo fecundado. ¿Acabará siendo delito masturbarse porque asesinamos a un niño como mantenía la Iglesia Católica hasta hace unos años? Si tu esposa, pareja o la camarera deciden que estás desperdiciando espermatozoides que podrían ser un óvulo fecundado SUYO DE ELLA, ¿te podrá llevar a la cárcel?
  1. Ya son frecuentes los casos en que una pareja de lesbianas que ha recurrido a la fecundación artificial para tener un hijo, tras la posterior separación, reclaman judicialmente la responsabilidad del padre que donó de forma anónima su esperma según lo estipulado en la ley. Finalmente y por orden judicial, el donante anónimo ha sido obligado a cumplir con sus "obligaciones paternas". Veamos un caso en Inglaterra y otro en Suecia. ¿Acabarán por tipificar como delito la masturbación masculina?
  1. No hemos de olvidar que el Código Civil establece que se considerarán hijos del matrimonio los habidos durante el matrimonio pero todos sabemos que una buena parte de los hijos tienen un padre biológico distinto al legal sin que el padre legal, léase marido, lo sepa. Algunos estudios cifran en el 25% el número de hijos que no son del marido. Este porcentaje se ha ido incrementando en los últimos años, seguramente por el avance técnico y el abaratamiento de la prueba, pues en el año 1998 era sólo el 10% el porcentaje de "padres" estafados. Pero al marido se le obliga a alimentar al hijo que no es suyo, lo que no deja de ser una estafa, no olvidemos que el matrimonio no deja de ser un contrato mercantil y que incluso en la mayoría de los casos genera una sociedad mercantil llamada sociedad de gananciales. Estafa consentida y alentada por la Administración pública pues, entre otras cosas, ya hay medios suficientes y poco costosos para determinar la paternidad en el momento del parto al igual que se toma huellas dactilares y plantares a los niños para evitar su extravio. Recordemos como define el Código Penal la estafa:

Artículo 248.

1. Cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno.

  1. Las lesbianas pueden embarazarse con el semen de un donante anónimo y ser madres sin tener que aguantar al padre. Para ello utilizan los servicios de la sanidad privada o la sanidad pública, que pagamos entre todos. El tratamiento no es barato.

Incluso pueden usar el óvulo de una y el útero de la otra para la gestación. Para ello utilizan los servicios de la sanidad privada o la sanidad pública, que pagamos entre todos. El tratamiento no es barato.

Por contra los varones homosexuales no pueden ser padres sin tener que aguantar a la madre. Ni pueden acceder a la obtención de un óvulo ni a la contratación de un vientre de alquiler. Se dan casos en los que se ha recurrido a hacer estos trámites en otros países y no poder registrar al niño en España como hijo de su padre.

Resumiendo: los hombres son padres en tanto en cuanto la madre lo quiera y en la medida que ésta quiera.

Legislación: las feministas radicales se quejan del trato discriminatorio que las leyes les dan. Interpretando torticeramente la constitución promueven la discriminación positiva. Ninguna discriminación es positiva por definición. En cuanto al artículo 9, el término remover no puede ser justificación para imponer otros obstáculos a otros colectivos.

  1. La ley de violencia de género es la máxima expresión de la desigualdad promovida por las feministas radicales. Además está basada en mentiras y falsedades. Para colmo de discriminación, obliga a que el resto de las leyes pasen por el filtro de la perspectiva de género.

  2. El código de tratamiento de noticias sobre violencia de género deja bien claro que la información debe manipularse u ocultarse para dar visos de credibilidad a cuanto dicen las feministas radicales.

  3. La ley de igualdad obliga a fomentar medidas que promueven la desigualdad. Obligando incluso a contratar a inútiles por razón de sexo condenando a numerosas empresas a la quiebra por la pésima gestión o por tener que contratar a personal innecesario por el simple hecho de cubrir una cuota. Y dejando a las mujeres con la sombra de la duda de si son seleccionadas por su valía o por su sexo. En cualquier caso e independientemente del sexo de los afectados, obligará a cubrir puestos con personal incompetente para cubrir las cuotas dejando a las personas competentes fuera de juego. Da igual que todos los agentes implicados estén en contra.

  4. En el Consejo General del Poder Judicial ya es norma que a parecidos o similares méritos (ni siquiera iguales), se ha de primar a la mujer y darle el puesto. Por supuesto, las feministas exigen que los puestos se ocupen por cuotas, no por méritos profesionales y académicos.

  5. Es sorprendente lo rápido que se ha olvidado la existencia del servicio militar: la inmensa mayoría de los varones de este país han pasado un año en condiciones de esclavitud por el mero hecho de haber nacido con testículos. Es cierto que en España ya no hay servicio militar obligatorio (desde hace la astronómica cifra de tres años), pero en la mayor parte de Europa sigue existiendo. Y, aunque la noticia fue cuidadosamente evitada por los grandes medios, ni los distintos tribunales constitucionales europeos, ni el Tribunal Europeo de Derechos Humanos consideraron que tal cosa se pudiera considerar discriminación de sexo (aunque, demostrando su profunda coherencia, estos mismos tribunales consideraron que sí era discriminatorio el que las mujeres no pudieran ser militares profesionales) (by anonimous).

Riqueza: las feministas radicales se quejan de la diferencia en el reparto de la riqueza. Por supuesto, según ellas, las más desfavorecidas son las mujeres. Pero, como siempre, la manipulación de los datos es la constante.

  1. Entre los hogares encabezados por mujeres están muy sobrerrepresentados los hogares de la tercera edad, que, como es obvio, tienen ingresos relativamente bajos en comparación con el resto, mientras que no sucede lo mismo en el caso de los hogares encabezados por varones.

  2. Un 83% de las personas sin hogar (2005) son varones. Así lo dice el Instituto Nacional de Estadística. La mayor parte expoliados en procesos de separación.

  3. En casi toda España el régimen económico en el matrimonio, por defecto, es el de bienes gananciales. Esto es, independientemente de quien genere los ingresos, éstos pasan a ser propiedad de ambos cónyuges a partes iguales. No hace falta estadística pues todos sabemos quien se beneficia mayoritariamente de este "reparto equitativo".

Justicia: las feministas radicales se quejan del trato que reciben en los juzgados. Pero los datos reflejan el trato más que ventajoso que reciben.

  1. Un porcentaje mínimo de las custodias de los hijos se otorgan a los padres y son, casi siempre, cuando la madre abandona a los hijos.

  2. Las feministas radicales argumentan que los padres no piden la custodia. No sólo es mentira sino que hasta hace bien poco la ley de divorcio de 1981 se lo impedía pues el art. 159 del Código Civil estipulaba que los menores de siete años (la mayor parte de los casos) siempre debían quedar bajo la custodia de la madre. Este artículo fue derogado por el tribunal Constitucional, al discriminar por sexo, en el año 1991. A día de hoy la mayor parte de los abogados y buena parte de los jueces siguen pensando que este precepto está en vigor por lo que asesoran o sentencian de forma errónea.

  3. Al igual que hace unos lustros la mujer podía verse obligada a aguantar carros y carretas dentro del matrimonio pues la legislación le desfavorecía, en la actualidad es el varón quien ha de soportar todo tipo de vejaciones pues es consciente de que en caso de separación tiene todas las de perder. Hijos, casa, … hasta la dignidad.

  4. La ley de violencia de género instaura de nuevo el derecho penal de autor. Los hombres son condenados de forma más severa por el simple hecho de serlo.

  5. La Ley de violencia de género obliga a que todas las demás leyes y normativas pasen previamente a su tramitación y aprobación por el filtro de la perspectiva de género promoviendo la discriminación, la desigualdad y la injusticia.

  6. El principio de presunción de inocencia ha quedado postergado por el principio de presunción de veracidad de la víctima. Basta la palabra de una mujer para condenar a un hombre. Tanto el Tribunal Constitucional como el Tribunal Supremo ya han sentado doctrina y jurisprudencia al respecto incluso antes de la promulgación de la Ley de género. A mayor abundamiento la Ley de igualdad en su artículo trece establece que es el acusado quien debe demostrar su inocencia.

  7. A igual delito y circunstancias a la mujer se le impone una pena considerablemente inferior. Esto rige en todo el mundo occidental. La rehabilitación también es más fácil por estar más apoyadas por las instituciones argumentando, nuevamente, más mentiras. En asuntos de familia, los ejemplos son numerosos y escandalosos (ejemplo 1, ejemplo 2, ejemplo 3). En asuntos penales también rige esta discriminación a favor de la mujer. Veamos un ejemplo: si una mujer asesina quemando a un hombre, asesinato del que hace ostentación, la justicia le impone nueve años de cárcel otorgándole todos los beneficios y atenuantes. Si un hombre quema un sofá, aunque no haya pruebas de ello sino incluso de lo contrario, se le condena a quince años de cárcel.

  8. Tras la condena del juzgado, a las mujeres se les pasa al pabellón de psiquiatría o se les pone "tratamiento psiquiátrico" para eludir la pena. Veamos el caso de la madre de Alba de Barcelona o la asesina de Benejuzar o la de Pontevedra.

  9. Las mujeres reciben mejor trato en las cárceles. Incluso pueden tener a sus hijos consigo. Los varones lo tienen prohibido. Incluso las instalaciones son mejores. Baste un ejemplo. En Alcalá-Meco hay tres módulos. Dos para varones y uno para mujeres. Los de varones son como nos imaginamos tras ver películas, documentales o el telediario. El de mujeres son chalets con piscinas. "Meco piscinas" en el argot de los funcionarios de prisiones.

  10. Las mujeres reciben más ayuda tras la excarcelación para reincorporarse a la sociedad.

  11. Un 71 % de las víctimas de homicidio en 2003 fueron varones (www.ine.es).

  12. Los varones se suicidan de tres a cuatro veces más que las mujeres (ww.ine.es). Si hay por medio una separación o divorcio la diferencia aumenta considerablemente. De hecho desde el año 2006 este dato se manipula por orden del gobierno a instancias de los grupos feminazis.

  13. Un 92% de la población reclusa son varones (www.ine.es). Como en los trabajos honrados, el varón es también el encargado de conseguir el dinero en los trabajos ilegales o el encargado de resolver los “problemas”.

  14. También son varones la inmensa mayoría de los delincuentes. Por ejemplo, lo son el 89% de los delincuentes juveniles (www.ine.es). ¿No será que se le "obliga" al varón a sacar las castañas del fuego quedando la hembra en casa a la espera?

  15. Las mujeres reciben asistencia jurídica gratuita para todo tipo de cuestiones. En Madrid, por ejemplo, la Asociación Libre de Abogados (feminista radical de izquierdas) es quien tiene el acuerdo con el Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma (ambas gobernadas por el Partido Popular) para prestar este servicio.

  16. Tras la separación de la pareja de lesbianas se establece un régimen de visitas sin mayores problemas ni trabas judiciales. A fin de cuentas las dos son mujeres y madres y "ha primado el bien del menor". Cuando es el padre quien solicita la custodia, compartida o monoparental, o simplemente un régimen de visitas, las trabas judiciales surgen por doquier.

Ayudas sociales: las feministas radicales se queja de los escasos medios y ayudas con que cuentan las mujeres. Pero la realidad es bien diferente.

  1. La cantidad de dinero que reciben las asociaciones feministas vía subvenciones llega a límites imposibles de creer y de calcular por la negativa a ser auditadas.

  2. Un 83% de las personas sin hogar son varones (www.ine.es). La mayor parte, padres separados expoliados.

  3. Jerez de la Frontera: ¿no dan ayuda por no ser víctima de violencia física o por no ser de la pandilla? ¿No es este caso una demostración palmaria de que estamos ante una organización dedicada al saqueo de las arcas del Estado?

  4. Las mujeres tienen subvenciones para compra de vivienda por el hecho de ser mujer.

  5. Las mujeres tienen subvenciones para creación de empresas si son mujeres las socias, tanto para cubrir parte de la inversión como para obtener la totalidad de los fondos como hace la Junta de Castilla y León en su plan Dike. Para solicitar estas ayudas y recibirlas no hace falta sentencia siquiera. Basta con un certificado de la asociación feminista de turno.

  6. Las mujeres tienen subvenciones para investigación si son mujeres las investigadoras.

  7. El carnet de conducir en Castilla La Mancha está subvencionado para las mujeres. En la Empresa Municipal de Transportes de Madrid las mujeres obtienen el carnet sin pagar un céntimo. Esta práctica se está implantando en toda España con el apoyo económico del Estado a través de Ayuntamientos y el Instituto de la Mujer. Las agraciadas no muestran siquiera un mínimo de gratitud al estar "seguras y convencidas" del derecho que les asiste.

  8. A las mujeres se les conceden rebajas del 50% del IBI.

  9. Incluso asesinando, las mujeres tienen ayudas del Estado.

  10. El cheque-bebé es en realidad una ayuda a la mujer, no a la familia ni al bebé.

Maltrato: este el buque insignia de las feministas radicales. Como en todo, lo que nos cuentan es un cúmulo de mentiras.

  1. Las cifras de maltrato a las mujeres se magnifican y falsean. La forma de contabilizar las muertas no distingue las causas, contabiliza por duplicado el mismo caso, se añaden las extranjeras, se agregan los casos de delincuencia o los de drogas, se suman los casos de autoeutanasia en ancianos desvalidos, etc.

  2. Quienes osan sacar a la luz las falsedades y manipulaciones de este colectivo equiparable a una secta, son objeto de una persecución implacable, intentando el desprestigio del disidente/opositor. En primer lugar se habla de la ignorancia sobre el tema del indviduo defenestrado pasando luego a las injurias y calumnias. Como ejemplo, oigamos las declaraciones de Rosa Peris sobre Dª. María Sanahuja, jueza decana de Barcelona.

  3. Las mujeres y sus hijos internos en las casas de acogida, y en concreto en el CARRM que dirige Ana María Pérez del Campo, son víctimas de maltrato dentro de la casa de acogida por parte de quienes, se supone, deberían protegerlas. Lejos de ser un caso aislado es la constante y el ejemplo que se sigue en estos centros.

  4. Las cifras de hombres asesinados se ocultan por ser similares e incluso superiores a las de mujeres. Montserrat Comas, directora del Observatorio contra la violencia de género dependiente del Consejo General del Poder Judicial, declara en público que no hay varones que sufran violencia doméstica. Pero en sus propios informes se dice lo contrario. ¿Por qué miente Montserrat Comas?

  5. Las noticias sobre mujeres maltratadas se magnifican y repiten hasta la naúsea. Las noticias sobremujeres maltratadoras se obvian o se limitan a dos renglones en un rincón del periódico de turno.

  6. El Instituto de la Mujer no le va a la zaga en cuanto a manipulación de datos. Vemos en este ejemplo como su directora, Rosa Peris, demuestra su falta de escrúpulos al manipular tan descaradamente los datos que incurre en errores de parvulario.

  7. El maltrato infantil es perpetrado por las madres en su mayor parte. En algunos apartados es casi un monopolio de las madres. En España y en todo el mundo occidental.

  8. La mutilación genital a menores se produce en mayor medida a los varones. Rara vez se hace mención a este asunto. No sólo hablamos de la circuncisión sino de la mutilación total del pene tanto a adultos como a menores en conflictos bélicos. Las comparaciones son odiosas pero tras la ablación del clítoris la mujer sigue siendo fértil (aún con el riesgo de muerte en el parto incrementado por semejante práctica) pero por contra el hombre al que le han segado el pene difícilmente podrá tener descendencia.

  9. Según Soledad Murillo, preguntar para saber la verdad es maltrato.

  10. La macroencuesta del Instituto de la Mujer es un ejemplo claro de manipulación de la opinión pública.

  11. El maltrato a los ancianos, al igual que el infantil, es perpetrado en su mayor parte por la mujer.

  12. Los "expertos" que presentan las feministas no son sino falsarios. Veamos el ejemplo de Lorente Acosta y sus mentiras.

  13. Los datos sobre suicidio entre las mujeres se manipulan descaradamente intentando hacernos creer que son superiores a los de hombres. Los datos son contundentes. En condiciones normales elvarón se suicida entre tres y cuatro veces más que la mujer. Si media separación o divorcio la diferencia sube a 8 a 1. Hasta en el INE manipulan este dato eliminando la variable estado civil.

  14. Casas de acogida inexistentes pero que son generosamente subvencionadas por las diferentes Administraciones.

  15. Cursos y conferencias que ni siquiera se dan pero que cuentan con el soporte económico de las diferentes Administraciones.

  16. Ingentes cantidades de dinero destinado a ayudar a mujeres maltratadas que ni existen. Dinero procedente de los Presupuestos Generales del Estado o del Fondo Social Europeo pero que se queda en bolsillos privados. Desgraciadamente sabemos que la mayor parte de las denuncias por maltrato son falsas.

  17. La Unión Europea destina dinero para eliminar las desigualdades entre hombres y mujeres. En España se usa para atender a las maltratadas. El criterio que se utiliza para repartir el dinero son las denuncias por malos tratos. Según el propio CGPJ y el Observatorio sobre la violencia de género que dirige la mentirosa Montserrat Comas, la mayor parte de las denuncias por maltrato son archivadas sin más y del resto, la mayor parte terminan en absolución. Esto es, el dinero de la UE se queda sin usar, pues no hay maltratada a quien atender, pero lejos de ser devuelto, queda en bolsillos ajenos. Las Comunidades Autónomas han emprendido una carrera para conseguir estos fondos incitando a la denuncia y agrandando las cifras.

  18. Incluso los responsables políticos admiten que la violencia doméstica se reparte equitativamente entre hombres y mujeres. Podemos verlo en las dos noticias siguientes. O en los numerosos estudios serios que al respecto se han elaborado. A pesar de ello, el Fiscal General del Estado ha dado instrucciones de que el varón no pueda ser considerado víctima de violencia domésticapues la Ley de género lo impide pues considera que las mujeres son pacíficas y los hombres son violentos por naturaleza.

    1. ABC, maltrato equitativo.

    2. Consejera de bienestar social de Valencia.

  19. En el informe de Amnistía Internacional sobre violencia doméstica se afirma: "la violencia doméstica que es la primera causa de muerte de las españolas de entre 16 y 44 años". Pero los datos reales son bien diferentes. Así hay que mencionar algunas cifras del Centro Nacional de Epidemiología, relativas a las causas de defunción en España correspondientes a los años 1999 y 2000. Según las tablas del Centro Nacional de Epidemiología, las causas más destacadas de defunciones de mujeres comprendidas entre los quince y los 44 años fueron, en el año 1999, las siguientes: cáncer de diversos tipos (1.694 defunciones en total), SIDA (267), enfermedades del sistema nervioso (159), enfermedades del corazón (135), enfermedades cerebrovasculares (309), enfermedades del aparato respiratorio (76), cirrosis hepática (104), paro cardíaco (196), accidentes de tráfico (559), envenenamiento accidental (107), suicidio (218), etc. En cambio, las muertes por homicidio, entre las que evidentemente se incluyen las causadas por la violencia doméstica, sólo sumaron 49 víctimas.

    a) http://193.146.50.130/mortal/mortal99/W99_GE.htm

    b) http://193.146.50.130/mortal/mortal2000/w00_edad.htm

  20. La violencia en otros países de nuestro entorno es muy superior. Curiosamente en los países mediterráneos es mucho menor que en los nórdicos que llevan años aplicando estas aberrantes directrices de género, sin duda por la educación y la cultura. No tiene que ver el clima pues el caso de Irlanda es significativo al tener similares tasas a los países mediterráneos.

  21. El diferente trato que reciben las mujeres y los hombres queda claro en el informe del Bristish Home Office. Es curioso observar a quien recurren los hombres y las mujeres cuando son víctimas de malos tratos. Las mujeres casi no acuden a las amigas (¿no tendrán o no se fiarán de ellas?) y van a comisaría, centro de salud o casas de acogida. Los hombres acuden a sus amigos, en las comisarías son embromados y no tienen posibilidad de ir a centros de salud o casas de acogida.

  22. El 80% de las solicitudes de órdenes de protección son de ecuatorianas. ¿Qué tienen que ver los criterios y actitudes de los colombianos con los españoles? Además es bien sabido en los juzgados que la mayor parte de estos casos son apaños entre los cónyuges para obtener los beneficios sociales.

  23. El 40% de las mujeres asesinadas por "violencia de género" son extranjeras. Teniendo en cuenta la proporción de extranjeros en España, sobre el 10% del total, y que la mayor parte son varones, resulta llamativo a la hora de analizar los motivos de estas muertas que, evidentemente, nada tiene que ver con los argumentos de las feministas radicales.

  24. Pedimos al lector que haga un pequeño esfuerzo de memoria. Le pedimos que haga un repaso a lo largo de su vida y recuerde a cuantas mujeres ha visto golpear, insultar, arañar, zarandear, menospreciar, dar una patada en los testículos, etc., a un varón aún sin motivo. Incluso en público por estar convencidas de tener derecho a ello y, sobre todo, por estar seguras de que el varón golpeado no se defenderá. Haga el mismo repaso para recordar a cuántos varones ha visto hacer lo propio con una mujer. Saque usted sus propias conclusiones de cómo le engañan.

  25. Al varón se le programa desde pequeño no sólo para no agredir a las mujeres sino incluso para soportar las agresiones de las mujeres sin defenderse. La única respuesta a la que un varón es enseñado desde pequeño ante una agresión femenina, es el sufrimiento estoico y el distanciamiento cuando no la huida directamente.

  26. El lamentable asunto de los abusos sexuales a menores es uno de los ejemplos más significativos de la manipulación de los datos y la conciencia colectiva pues sólo se sacan a la luz los casos en los que el abusador es varón. No sólo existen agresoras y abusadoras sexuales sino que estos casos se ocultan sistemáticamente con el agravante añadido de que en la mayoría de los casos el sujeto pasivo es un menor de edad. Afortunadamente en EE. UU. sí hay quien recopila y saca a la luz estos casos. Fijémonos en los casos de pederastia por parte de sacerdotes. ¿Alguien puede creerse que no haya pederastia entre las monjas? El hecho cierto es que todos los varones tienen sobre si la sombra de la sospecha de ser violadores y pederastas mientras las mujeres son consideradas protectoras innatas de la infancia, cuando los hechos demuestran que es la mujer, y en concreto las madres, la mayor maltratadora de niños, llegándose a prohibir a los varones sentarse junto a menores por el simple hecho de ser varones (misma noticia en español) gracias a las continuas campañas para adoctrinar a la sociedad al respecto.

  27. Macroencuesta del Instituto de la Mujer. Los datos de esta encuesta carecen del mínimo rigor científico.

    LA ENCUESTA DEL EMBUDO

    Instrumento de gran eficacia para obtener resultados prediseñados a gusto del consumidor, que después pueden transformarse en propaganda, medidas legales, directrices, subvenciones, etc.

    Ejemplo destacado es la macroencuesta de marzo de 2000 sobre "la violencia contra las mujeres" (repetida en 2002 con análogos resultados, aunque con menos impacto publicitario). Permitió determinar que en España había dos millones de maltratadas. Para ello, se consideró "mujer maltratada" a la que respondiese con las palabras "frecuentemente" o "a veces" al menos a UNA de las trece preguntas siguientes, referidas al marido o compañero:

• ¿Le impide ver a la familia, o tener relaciones con amigos, vecinos?

• ¿Le quita el dinero que Vd. gana, o no le da lo suficiente que necesita para mantenerse?

• ¿Le insulta o amenaza?

• ¿Decide las cosas que Ud. puede o no hacer?

• ¿Insiste en tener relaciones sexuales aunque sepa que usted no tiene ganas?

• ¿No tiene en cuenta las necesidades de Vd. (le deja el peor sitio de la casa, lo peor de la comida…)?

• ¿En ciertas ocasiones le produce miedo?

• ¿Cuando se enfada llega a empujar o golpear?

• ¿Le dice que a donde va a ir sin él (que no es capaz de hacer nada por si sola)?

• ¿Le dice que todas las cosas que hace están mal, que es torpe?

• ¿Ironiza o no valora sus creencias (ir a la iglesia, votar a algún partido, pertenecer a alguna organización)?

• ¿No valora el trabajo que realiza?

• ¿Delante de sus hijos dice cosas para no dejarle a Ud. en buen lugar?

Como la encuesta no se aplicó a los hombres, los periódicos no pudieron sorprendernos al día siguiente con la insólita noticia de que también había dos millones de varones maltratados. Ni se pudo emprender el correspondiente plan para combatir la violencia contra los hombres. Ni adoptar las pertinentes medidas jurídicas y administrativas, incluidas las gigantescas campañas de sensibilización. Ni destinar varios miles de millones de pesetas del presupuesto a la lucha contra esa otra rama de la violencia. ¿Se corregirá esa pequeña omisión en la próxima macroencuesta? Seguramente no como no se ha hecho en las cuatro ocasiones anteriores.

  1. Por supuesto, también hay mujeres maltratadoras aunque se haga lo posible y lo imposible por ocultarlo.

Prostitución. Las feministas manipulan las cifras y quieren hacernos creer que esto no es sino una imposición del "patriarcado".

  1. Las cifras que ofrecen las feministas radicales sobre prostitución están más que exageradas y en concreto las relativas al dinero que mueve este negocio. Ya sabemos que el dinero es el principal interés de este colectivo.

  2. Entre otras mentiras, sostienen que la casi totalidad de las mujeres ejerce la prostitución forzadas, por supuesto por un varón, cuando es justo al revés pues la casi totalidad ejercen esta profesión de forma voluntaria. Sostienen unos argumentos ridículos intentando impedir que las personas establezcan relaciones comerciales libremente consentidas. Los extremos se tocan y las posiciones de las feministas coinciden con los religiosos más extremistas.

  3. Nada dicen de la prostitución masculina que también se da. Aquí es liberación femenina.

  4. En los espectáculos de "boys" las espectadoras pueden tocar sin problemas a los "bailarines". En los espectáculos de "girls" los espectadores no pueden acercarse a las "bailarinas" salvo para darles dinero. Es más que fácil encontrar en internet noticias y vídeos al respecto.

Información: el tratamiento de las noticias y los datos son manipulados groseramente. Además se ha hecho obligatorio.

  1. El código de tratamiento de violencia de género era un secreto a voces si bien ningún periodista se atrevía a decirlo en público. Ahora es la norma. Se obliga a los medios a mentir, falsear y ocultar.

  2. Para Soledad Murillo, preguntar datos es violencia. Esto es, la postura del gobierno es ocultar la realidad.

  3. En los medios de comunicación hay instaurados departamentos dedicados a censurar la información con el sesgo de las teorías de género. El más paradigmático es RTVE, cuya censora mayor es Montserrat Boix quien presume de ello e incluso da cursos al respecto como por ejemplo, en los cursos de verano de El Escorial de la UCM.

Teorías: los disparates de las feministas radicales sobre el porqué de la situación de inferioridad que la sociedad les ofrece son además de falsas, delirantes.

  1. Basta teclear en cualquier buscador de internet las palabras hembrista, feminista radical, feminazi, etc., y leer los escritos de estas personas para darse cuenta de los disparatados argumentos, los sofismas y datos falsos que manejan para sostener teorías y criterios abracadabrantes y fuera de todo tino.

  2. Los humanos como el resto de los seres vivos, se adaptan al entorno para salir adelante. Poco o nada tiene que ver ideologías o estructuras sociales dominantes en una u otra época.

  3. La famosa macroencuesta del Instituto de la Mujer está basada en un estudio/informe/libro patrocinado por La Caixa cuyos autores son Inés Alberdi y Luís Rojas Marcos. Los datos son falsos se miren como se miren y los sofismas campan a sus anchas. En los cursos de verano de El Escorial, Inés Alberdi comentaba como a lo largo de la historia la mujer ha estado sometida al varón. Para defender este disparate citó varios ejemplos “históricos”. Por ejemplo que la guerra de Troya empezó por la disputa entre Agamenón y Aquiles por una esclava. De la historia que narra Homero, de Héctor, Paris, Helena y la diosa vanidosa despechada no mencionó nada. Inés Alberdi es hermana de Cristina que estuvo al frente del Instituto de la Mujer y del Ministerio de Asuntos Sociales, ambos organismos son de los mayores subvencionadores de las asociaciones feministas e impulsores de la legislación más discriminatoria promulgada en los últimos siglos. Cristina Alberdi además presume de ser quien estuvo al frente del primer equipo que redactó la Ley de violencia de género.

  4. Para entender de qué pie cojean todas estas feministas radicales basta entrar en sus páginas web y leer sus artículos. Páginas web que salvo excepciones, se hallan alojadas en www.nodo50.org . Consejo mujeres de Madrid, UNAF, Mujeres en red, etc. Este servidor aloja a otros grupos radicales que viven de las subvenciones obtenidas dando datos falsos y argumentando disparates. Ecologistas en acción, Izquierda Unida, Los verdes, Partido Comunista, SOS racismo, etc.

  5. Veamos el ejemplo de la adalid del movimiento feminista, Valerie Solanas y su manifiesto de la mujer SCUM.

  6. No olvidemos que el interés último de las feministas radicales es el dinero y el poder. La mayor parte vía subvenciones.

 

http://www.projusticia.es/mentiras%20de%20las%20feministas%20radicales/mentiras%20de%20las%20feministas%20radicales.htm



 

Hablemos del feminismo y de sus mentiras más corrientes

Tamaño del texto: + (mayor) / – (menor)

Recuerdo que en mis años mozos, cuando yo militaba en el anarquismo, había una canción que decía algo así como “… todos nacemos iguales, la naturaleza no hace distinción… guerras no queremos, ni la explotación…” Y también había una máxima anarquista que decía: “a cada cual según sus necesidades, de cada cual según sus posibilidades”. Pero, ¿de verda nacemos todos y todas “iguales”?

Somos muchos los que pensamos que ésta es una de las muchas falsedades enésimas veces repetida, por eso que comúnmente se denomina “izquierda política y sindical” (y también por parte de cierta “derecha progre”, todo hay que decirlo).

Este asunto es parecido a aquello que la generación de nuestros padres y educadores repetían hasta la saciedad de “yo educo a mis hijos por igual, les doy a todos lo mismo procuro no darle a ninguno trato de favor, no tengo preferencia por ninguno, los quiero a todos por igual…”. Lo cual era absolutamente falso (pero había que decirlo para quedar bien…) pues no todos los hijos eran –son- iguales, ni todos necesitan, demandan, lo mismo, pues no todas las personas tienen las mismas necesidades… Quienes obraron así, en la generación de nuestros padres y abuelos, y quienes tienen por norma esa falacia, lo único que consiguen es maleducar, malcriar a sus vástagos, y conseguir producir en ellos enormes carencias de todo tipo.

El feminismo triunfante, subvencionado y políticamente correcto, nos vende una mentira semejante, una tremenda falsedad: las agrupaciones de mujeres (y las “secciones femeninas” de los partidos políticos (casi todos, salvo excepciones) sindicatos, y demás ongs…) dicen que representan la causa –legítima- de las mujeres, que defienden “sus intereses”, que luchan por la “liberación de la mujer”… Decir esto, es lo mismo que decir que la totalidad de las mujeres es algo homogéneo. Es afirmar que todas las mujeres son iguales (por eso hablan de “la mujer”, y no de las mujeres) que todas las mujeres tienen los mismos intereses, las mismas aspiraciones, las mismas necesidades, son merecedoras de los mismos derechos… Pero, ¿realmente es cierto todo ello?

Basta con mirar un poquito a nuestro alrededor, para darse cuenta que esto es una completa estupidez. No todas las mujeres son iguales -afortunadamente- ni tampoco son las mismas sus circunstancias personales –desafortunadamente en muchos casos…- No todas las mujeres sienten igual, ni son de la misma opinión, ni tienen los mismos intereses, ni las mismas aspiraciones… Como tampoco los hombres son un todo homogéneo. La diversidad, la heterogeneidad, son lo común en el género humano (para bien y para mal).

Es obvio que la cotidianidad de una mujer, de eso que denominamos primer mundo, bien poco tiene que ver con la forma de vida de las que viven en esos otros segundo y tercer mundos… Como tampoco tiene nada de parecido la actual forma de vida de las mujeres “occidentales” con las de nuestras abuelas y tatarabuelas. Como tampoco es igual la vida de quienes viven en zonas urbanas y zonas rurales. Lo que resulta alucinante es que haya que recordar estas cuestiones en pleno siglo XXI.

El actual discurso feminista es un cúmulo de falsedades, de insensateces, e incluso habría que hablar simple y llanamente de charlatanería, como en el caso de la astrología u otras seudo ciencias.

Los “grupos feministas” suelen afirmar –como un dogma de fe- que las mujeres están “sojuzgadas, oprimidas, marginadas, etc.”, que hay una verdadera conspiración de lo que llaman “clases hegemónicas del patriarcado masculino, heterosexual e imperialista” contra ellas. E incluso, también afirman que las mujeres no tienen apenas acceso a las instituciones, que no se les permite tener capacidad de decisión, que no se las respeta, etc. Pero, ¿Todo ello es realmente cierto? La consigna feminista de que la “mujer española, europea, occidental” es una “víctima” impotente es una idea absolutamente absurda, que se ha ido imponiendo con machaconería, acabando por instalarse como un axioma que nadie se atreve a cuestionar…

La tozuda realidad es muy diferente:

– Las mujeres españolas viven, como media siete años más que los hombres.

– Las mujeres controlan de “facto” más del 80% de las rentas familiares y son ya más del 55% en la universidad.

– Las mujeres representan alrededor del 55% de los votos en cualquiera del las elecciones que se convocan en España, motivo por el cual difícilmente pueden las feministas afirmar que están siendo dejadas de lado en el proceso de toma de decisiones políticas…

– Las mujeres tienen a priori ganado, de manera sistemática cualquier contencioso referido a custodias de menores tras el divorcio.

– Las muertes ocurridas por accidentes laborales afectan escasamente a las mujeres (un 6% únicamente, el otro 94% es cosa de hombres)

– Sólo en el 35% de los crímenes violentos las víctimas son mujeres; pese a ello, el Parlamento ha legislado una normativa especial para castigar “la violencia contra las mujeres” como si ésta fuera un crimen más horrendo que el de “la violencia contra los hombres”. (Este es un ejemplo de lo que la “igualdad” significa para el fundamentalismo feminista, esto en castellano se denomina trato de favor…).

– Dos de cada tres euros que el Sistema Nacional de Salud gasta, van destinados a las mujeres; e incluso, sin tener en cuenta los cuidados relacionados con la maternidad, las mujeres reciben más atenciones que los hombres. A pesar de ello las feministas siguen gritando que la salud de las mujeres está “descuidada”…

– De los 25 empleos peor considerados, teniendo en cuenta factores como salario, stress, seguridad y esfuerzo físico, 24 de ellos son predominantemente, si no son casi en su totalidad, masculinos. Evidentemente esto explica por qué los varones suelen ser más propensos a suicidarse (80%) Si tal como repiten hasta el hartazgo las feministas (que los hombres han planeado todo, de manera egoísta, para que el mundo en que vivimos sólo sea maravilloso para ellos, obviando totalmente las necesidades y los intereses de las mujeres) ¿tendría algo de verdad todo aquello de lo que hablábamos al principio? Por supuesto que no. Si se observa con las gafas apropiadas la realidad tal cual es, y no la caricatura, la imagen distorsionada que nos presenta el fundamentalismo feminista, y todos aquellos a quienes han acabado manipulando, lograremos ver una situación completamente diferente.

Las mujeres españolas, occidentales constituyen el grupo social con mayores privilegios de la historia de la humanidad, ostentando (o ¿tal vez detentando?) una capacidad de influencia, un grado de poder, de bienestar, y salud nunca antes conocidos.

Platón en su libro “La República“, firma que, para crear una Utopía eficaz, es necesario que ésta esté dotada de censura y de engaño, requisitos imprescindibles para obtener la virtud pública. Esto es lo que en castellano se llaman mentiras piadosas, la “Mentira Noble” de Platón.

El “Movimiento Feminista Políticamente Correcto” ha adoptado como estrategia, la “Mentira Noble” para conseguir sus objetivos. El feminismo utiliza la censura, mientras mantiene un aura de rectitud moral, “ética”, en la que subyace un profundo cinismo, cinismo que reina en el mundo académico y el gobierno, sin apenas disidencia-contestación.

Todo lo que el “academicismo feminista” enseña es realmente peculiar: Enseña una nueva versión de la Historia, diferente y repensada con respecto a la que se venía enseñando hasta ahora… El feminismo tiene una visión de la Ciencia que sólo asume de forma selectiva lo que le interesa de lo que se enseña en los departamentos de ciencia y, paradójicamente, con un enfoque no liberal de la moralidad, en la que una acción es correcta dependiendo de quién la realice. La visión del mundo creada por el feminismo contemporáneo tiene mucho en común con la de un ilusionista, que crea un escenario impresionante, que sólo es perceptible desde una determinado ángulo, y siempre y cuando todos los intentos de un estudio crítico sean abortados. Para más INRI, los hombres han ido interiorizando que es un gran pecado, una barbaridad, “atacar a las mujeres”, incluso si esas mismas mujeres adoptan un discurso disparatado y delirante en su afán de atacar de forma virulenta a los hombres. Ni que decir tiene que el mayor fraude de esta “ideología”, es asumir que la agenda propuesta por las feministas, se realiza en verdad para beneficio de las mujeres. Si el feminismo fuera sinceramente liberador, promovería relaciones armoniosas entre ambos sexos y fortalecería la familia; sin embargo, la agenda feminista, al hacer lo contrario, perjudica a la mayoría de las mujeres, y por descontado a los hombres. Como resultado de una eficaz propaganda (todo hay que decirlo) divulgando falsedades y medias verdades, la gente de buena voluntad, la gente “educada” ha ido aceptando todo el discurso demencial del feminismo sin hacer apenas cuestionamientos.

Las feministas no se privan de hablar con frecuencia, de que los últimos miles de años son el período del “ascenso del patriarcado”, un enunciado con el que tratan de imponer la idea de que en otros tiempos “mejores” las cosas fueron diferentes. Incluso hay quienes sostienen que durante el Neolítico Europa disfrutó de una sociedad pacífica e igualitaria, con igualdad de géneros-sexos pero centrada en la mujer, antes de la invasión de las brutales hordas patriarcalistas Indo-europeas, hace más de cuatro mil años.

Obsérvese que en esta nueva versión del Génesis Bíblico, la raza humana ha sido expulsada del paraíso debido –solamente- a los pecados del hombre, no los de la mujer. Téngase en cuenta que en la fábula feminista, únicamente los varones son los responsables de lo negativo, mientras que las mujeres representan todo lo positivo. Este planteamiento está presente una y otra vez en toda la doctrina feminista, dando a entender sin tapujos, que la mujer es superior moralmente al hombre.

Estas son algunas de las mentiras que se enseñan a los estudiantes hoy día, en nombre del feminismo.

La terca realidad es que la totalidad de la historia de la humanidad, es un continuo sin interrupción del llamado “patriarcado”, tal vez llegando incluso hasta nuestros primeros ancestros “primates”. En las sociedades humanas, sin excepción (aunque no guste a las feministas) el liderazgo está asociado al varón, y el cuidado y crianza de los niños a la mujer.

Quienes sostienen que la “socialización” guarda relación con los roles sexuales son incapaces de explicar por qué la socialización avanza siempre en una dirección uniforme, cuando – de acuerdo con sus premisas – debiera ser de forma aleatoria, dando como resultado unas veces matriarcados y otras patriarcados. ¿Por qué todas las sociedades, sin excepción, educan a los hombres para el liderazgo y a las mujeres para las tareas domésticas? ¿Por qué no al revés? La aplicación de la perspectiva de “género” de forma estricta acaba inevitablemente en una regresión infinita, y termina postulando una ‘causa sin causa’: se dice que el dominio masculino que observamos en todas las sociedades es causado por la “socialización”, aún cuando la socialización (que siempre origina el liderazgo masculino) en si misma no tiene causa, y de alguna forma “siempre fue así”.

Como dice Steven Goldberg, las teorías feministas “cometen el error de tratar al ambiente social como una variable independiente, no logrando explicar por qué el ambiente social siempre se acomoda a los límites fijados por, y siguiendo una dirección acorde con lo fisiológico” (es decir, el ambiente nunca actúa como contrapeso suficiente para permitir que una sociedad evite el dominio masculino de las jerarquías) Dicho de otro modo, no es verdad, como las feministas dicen, que las sociedades inventan roles sexuales arbitrarios. Muy al contrario, todas las sociedades humanas poseen pautas de conducta que la biología parece hacer inevitables y, en consecuencia, tratan de socializar-educar a los hombres y mujeres tomando como referencia roles que se espera que ellos serán capaces de cumplir.

Se ha demostrado sobradamente que las hormonas masculinas y femeninas, invariablemente, crean características profundas que alteran el estado de ánimo. Sin embargo, las feministas atribuyen la conducta de los hombres a la “socialización”. La razón por la que las teorías feministas intentan forzarnos a ignorar el rol fundamental de las hormonas masculinas y femeninas (como determinantes de la conducta) es que inevitablemente tendrían que reconocer que los roles sexuales no solamente no son arbitrarios, sino que de hecho son permanentes (salvo una intervención quirúrgica radical).

Las feministas contemporáneas “Políticamente Correctas”, así como los neomarxistas, se sienten obligados a postular una explicación puramente ambientalista para todas las diferencias de tipo sexual, ya que una vez que las diferencias biológicas son admitidas como factores relevantes, la presunción de que las mujeres son “víctimas de la discriminación” no puede ser apoyada. Entonces, las feministas estarían obligadas a separar los efectos de la llamada “discriminación” de aquéllos producidos por la biología, una tarea a todas luces imposible. Por consiguiente, según la perspectiva de género es imprescindible afirmar a manera de dogma de fe, que las diferencias biológicas varón/mujer no tienen consecuencias posibles que sean observables.

Como afirma el biólogo Garrett Hardin “…suponer que la conducta humana no está influida por la herencia, es lo mismo que decir, que los seres humanos no son parte de la naturaleza. La premisa darwiniana es que sí lo somos; los Darwinianos insisten que el peso, la carga de la prueba debe recaer en aquellos que afirman lo contrario”.

El filósofo Michael Levin describe la teoría feminista como una forma de “Creacionismo”, una negativa a aplicar la teoría de la evolución a los humanos.

Cambiando de tópico y dogma:

Si fuera realmente cierto que las mujeres estuvieron recibiendo 59 céntimos de euro (o cualquier otro número que usted elija) por cada euro que el hombre gana, por realizar el mismo trabajo y con el mismo nivel de habilidades, entonces posiblemente ningún negocio sería rentable ni productivo si emplearan a algún hombre. En este asunto ninguna explicación será admitida por las feministas contemporáneas a menos que presente a los hombres como explotadores y a las mujeres como víctimas. Para justificar el uso de la “teoría de la conspiración”, las feministas deben sostener que, o bien no existen diferencias genuinas, innatas, en las capacidades, actitudes y habilidades, entre hombres y mujeres, o bien que tales diferencias pueden existir, pero no tienen un efecto observable, en absoluto. Tan pronto como se admiten dichas diferencias como un importante factor que está influyendo en la elección de carreras y de actividades laborales, el argumento de la supuesta “discriminación” omnipresente se desvanece.

Si nos trasladamos a la práctica deportiva, en las diversas modalidades donde existen registros de las marcas masculinas y femeninas, los hombres superan, de forma significativa, a las mujeres. Esas diferencias no son un truco; lo corriente es que los atletas varones que ya comienzan a destacar cuando son estudiantes de secundaria igualen los records de las mujeres adultas que poseen marcas mundiales en su especialidad deportiva. A las feministas no les queda otro remedio que admitir, aunque sea a regañadientes que al menos en el ámbito deportivo la diferencia entre hombres y mujeres es debido a factores innatos, y no consecuencia del entorno, del condicionamiento social. Ningún “adoctrinamiento de género intensivo” acabará transformando a una mujer en un defensa respetable de la Liga Nacional de Fútbol.

Como es lógico, todo esto sitúa a las “organizaciones de mujeres” en la curiosa posición de sostener que los factores innatos sí cuentan para explicar las profundas diferencias en el rendimiento de hombres y mujeres en la práctica deportiva y el ejercicio físico en general, pero no están presentes en ningún ámbito más.

Indudablemente cuando las feministas acaban admitiendo la tozuda realidad de que existen cualidades-potencialidades diferenciadas debido al sexo, se ven obligadas a admitir que el mayor rendimiento de los hombres en los trabajos agotadores es debido a factores innatos, y no a la “discriminación” o a la “socialización”. No cabe duda alguna de que es una cuestión ideológica y no de lógica, la que mueve la hipótesis de la absoluta intercambiabilidad varón/mujer (cuando se vean necesitadas de ello, las feministas acabarán negando la intercambiabilidad, pese a que como norma defiendan vigorosamente todo lo que se deduzca de ella).

El feminismo contemporáneo “Políticamente Correcto”, haciendo hincapié en los “derechos de los grupos” y las ofensas al grupo, nada tiene de liberal, es profundamente reaccionario, y por supuesto representa una ruptura radical con la larga tradición humanista que enfatiza los derechos individuales, la igualdad de oportunidades, la promoción social teniendo en cuenta la capacidad, la destreza, el mérito… Más aún: el movimiento feminista ataca constantemente a la libertad de expresión, siempre que sea usada de manera que los “grupos de mujeres” consideren la consideren contraria a sus intereses. Esta perversa ideología pretende reemplazar la idea liberal de “igualdad ante la ley” por el siniestro “algunos somos más iguales que otros”, premiando a las mujeres con derechos y protecciones especiales que les son negados a los hombres.

Sin embargo, cuando se dirigen a un público escasamente informado e ingenuo las feministas no dudarán en proclamar que ellas “sólo quieren igualdad”. Pero si fueran sinceras y honestas, deberían especificar a qué privilegios están dispuestas a renunciar. En el “retablo de las maravillas” del feminismo contemporáneo la segregación o apartheid por razón de sexo es, o muy necesaria, o muy mala, dependiendo de cual sea el sexo que está siendo excluido. A fin de cuentas, todos los argumentos feministas son ad hoc: utilizan cualquier argumento que se encuentren para intentar probar lo que desean probar en ese momento (victimización, discriminación, opresión, persecución, lo que sea) No importa que el argumento que el feminismo usa hoy, sea o no coherente con el que usó ayer, o el que use mañana. Los hombres, simultáneamente, son y no son más agresivos, son y no son mejores en matemáticas, son y no son más persuasivos, etc., dependiendo de que es lo requerido por las exigencias del momento.

Al feminismo no le preocupa lo más mínimo que alguna mujer objete que el argumento de hoy es contrapuesto al de ayer: cualquiera que lo haga será etiquetada como “enemiga de las mujeres” y será expulsada-excomulgada del movimiento. El feminismo “Políticamente Correcto”, adecuadamente sensible, nunca critica a una hermana feminista, no importa lo que ella pudiera decir, sino que simplemente “escucha la diversidad de las voces de las mujeres”.

Este texto es una adaptación-resumen del artículo “Refutando las mentiras feministas más comunes y el seudo-academicismo” de Robert Scheaffer.

 

http://www.alertadigital.com/2013/09/03/hablemos-del-feminismo-y-de-sus-mentiras-mas-corrientes/



WOMEN WHO MAKE THE WORLD WORSE 2006-01-19

Feminismos trasnochados

Estas pasadas fiestas navideñas apareció en las librerías norteamericanas un ensayo que ha causado un serio debate periodístico y hasta  televisivo en Estados Unidos. Se trata deWomen who make the world worse, una obra contra el feminismo radical en la que su autora, Katie O’Beirne, pasa revista a los mitos del pensamiento feminista y a varias de sus figuras más radicales.

0

 comentarios

http://platform.twitter.com/widgets/tweet_button.b169aa788731255dd55f1bb243b660e1.es.html#_=1431974316019&count=horizontal&dnt=false&id=twitter-widget-0&lang=es&original_referer=http%3A%2F%2Fwww.libertaddigital.com%2Fopinion%2Flibros%2Ffeminismos-trasnochados-1276231220.html&size=m&text=Alberto%20Acereda%20-%20Feminismos%20trasnochados%20-%20Libertad%20Digital&url=http%3A%2F%2Fwww.libertaddigital.com%2Fopinion%2Flibros%2Ffeminismos-trasnochados-1276231220.html&via=libertaddigital

Publicidad

Toda sociedad verdaderamente libre y próspera requiere del establecimiento, defensa y respeto de unos derechos compartidos entre mujeres y hombres. Desde su origen, los movimientos a favor de la igualdad de la mujer y el hombre resultaron –y siguen resultando– tan necesarios como encomiables. Sin embargo, como enquistada malformación de esos nobles y justos ideales, algunos de esos movimientos se radicalizaron, convirtiéndose en varios feminismos que han ido tergiversando el auténtico fondo y forma de aquellas iniciales primeras causas. Tales feminismos tienen en su raíz un descarado odio contra el hombre y unas agendas liberticidas.
 
Es curiosamente una mujer, la respetada Katie O’Beirne, quien demuestra que el plan escondido de la radicalización feminista no es la defensa de la mujer, sino el odio a todo lo masculino. De ahí pasa a desmontar ese "mantra" feminista –muy ligado a las izquierdas ideológicas y políticas– que insiste en que los hombres son los verdaderos enemigos del progreso de la mujer. En esa suerte de "femiestalinismo" combativo el único objetivo es plantar batalla contra el hombre, contra la familia y contra todas las instituciones –incluida la militar– que son juzgadas como "patriarcales" y "opresoras", que se contemplan con desprecio y sospecha destructora.
 
Alejadas de sus iniciales y justas reivindicaciones femeninas de igualdad de oportunidades, la radicalización feminista que hoy observamos no tiene ningún interés en mejorar las condiciones de la mujer, sino que ha llevado a la creación de trincheras de coerción y protesta antimasculina. La propaganda y la retórica contra el hombre por el único hecho de serlo es el santo y seña de los feminismos radicales, que quedan expuestos y ridiculizados por O’Beirne.
 
Hillary Clinton.O’Beirne desenmascara sin contemplaciones a algunas de las mujeres que, autoproclamadas feministas, mantienen altos niveles de popularidad en la sociedad norteamericana actual, en el mundo de la política (Hillary Clinton), el periodismo (Maureen Dowd) o la judicatura (Ruth Bader Ginsburg). La autora deWomen who make the world worse se apoya en una excelente documentación, que da fundamento su tesis y enriquecen la sutil ironía que preside estas páginas. Quizá hubiera sido deseable que diferenciara algo más entre las variadas tipologías teóricas del feminismo contemporáneo. Con todo, su análisis acierta en el fondo y la raíz de los compartidos reclamos feministas y en el contenido de esas voces que –pese a su cantinela políticamente correcta– acaban siendo tan trasnochadas como injustas.
 
O’Beirne discute inicialmente el debilitamiento de la familia a manos del feminismo radical, más preocupado por atacar al llamado "patriarcado" masculino que por generar áreas de encuentro y armonía, y demuestra la permanente negación feminista de la familia como concepto nuclear de todo individuo y sociedad (capítulo 1). También aborda la cuestión de la educación infantil y los ataques a valores tradicionales, como la importancia de la responsabilidad familiar –tanto del padre como de la madre–, y desmonta las ridículas alegaciones de un supuesto síndrome infantil por el constante y natural lazo entre madre e hijo (cap. 2).
 
En las páginas que tratan del manido asunto del desigual pago laboral incluye recientes y contrastados datos estadísticos que desmitifican esa premisa y la idea de que la mujer siempre cobra menos que el hombre por igual trabajo (cap. 3). La cuestión de la diferenciación de géneros en terrenos como el deporte escolar y lo que promueven –dentro de lo políticamente correcto– las agendas del feminismo radical aparece muy bien tratado. O’Beirne prueba el error de que el desinterés general de muchas jóvenes por el deporte se deba a la discriminación de la mujer en ese ámbito o a las condiciones sociales que, supuestamente, privan a la hembra de ejercer actividades calificadas por el "patriarcado" como "masculinas" (caps. 4 y 5).
 
Como era de esperar, en el código feminista no podía faltar la cuestión de la presencia femenina en los estamentos militares (cap. 6). Contra lo que se suele argüir, el ideario liberal-conservador ha apoyado siempre a la mujer mucho más que las ideologías de las izquierdas sobre las que se sustenta el feminismo, como demuestra (cap. 7). Finalmente, el tema del aborto se analiza a la luz de las ideas del feminismo, mostrándose el escaso interés de dichos grupos por la verdadera defensa de la vida, bajo excusas y eufemismos como ese de "abortos parciales". O’Beirne defiende el derecho de la mujer –como de cualquier hombre– a decidir, pero siempre en el marco del primero de los derechos humanos: el derecho a la vida (cap. 8).
 
Frente a la propaganda de las izquierdas,Women who make the world worse expone las lacras del feminismo radical y su ruptura con los ideales comúnmente aceptados por la inmensa mayoría de la ciudadanía: la familia, la igualdad de oportunidades, la educación, el trabajo, la seguridad. Con gran habilidad y conocimiento, O’Beirne ha escrito un libro, como mujer y como ciudadana de la más vieja democracia del planeta, que sirve de documento para conocer la falsedad del feminismo trasnochado, así como la paradoja de que sean justo esas radicales feministas las que menos están ayudando al avance de la mujer.
 
No sorprende encontrar declaraciones estupefacientes de algunas de estas representantes del feminismo exacerbado, como aquella en que la jueza del Tribunal Supremo de EEUU Ruth Bader Ginsburg consideraba el amor maternal como un mito que los hombres han creado para hacer creer a las mujeres que hacen su labor perfectamente. Entre las varias y sorprendentes referencias que ofrece O’Beirne vale la pena recordar la de la psicóloga feminista Sandra Scarr, para quien el deseo del niño por su madre es un desorden psiquiátrico, lo que ella denomina "Síndrome EMA" (Exclusive Maternal Attachment).
 
En el marco de unos medios de comunicación muy propensos a lo políticamente correcto  y unos gobiernos supeditados a cupos y concesiones, los datos y hechos que aporta O’Beirne exponen la farsa de un adoctrinamiento general en las falsas premisas del radicalismo feminista. Cuando se nos invade en los noticiarios con lamentables casos de "violencia doméstica" o "violencia de género" no cabe culpar al género masculino, sino a unos individuos particulares que merecen estar en la cárcel. Para eso hace falta un eficiente plan policial y un sistema judicial adecuado y efectivo.
 
La cuestión del acoso sexual, de la que tanto se abusa en EEUU y en otras democracias del mundo, es casi sacralizada por buena parte del feminismo, sin que apenas se dé opción de defensa al hombre. O’Beirne muestra con detalle cómo toda la teoría subyacente al acoso sexual se apoya en los trabajos de Catharine McKinnon, quien declaró "violación" cualquier tipo de acto heterosexual.
 
El lector interesado encontrará en este volumen páginas de gran interés sobre el sentido final de estos feminismos, así como sobre la necesidad de generar verdadera armonía –y no lucha– entre los sexos.
 
 

Kate O’Beirne: Women who make the world worse. Sentinel HC (Nueva York), 2005; 256 páginas.

http://www.libertaddigital.com/opinion/libros/feminismos-trasnochados-1276231220.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: