La Inquisición ofrecía mas garantías juridicas que los JVM

La ideología radical de género sigue cobrándose miles de víctimas: 12.765 españoles se suicidaron en 2010

In Estadistica (datos estadisticos) on 15 noviembre, 2014 at 23:56

tasa-suicidio[1] SE DISPARA EL NÚMER DE SUICIOS MASCULINOS DESDE LA IMPLANTACIÓN DEL RÉGIMEN FEMINAZI EN ESPAÑA EN 2004-2005.

Los suicidios de varones en España siguen aumentando año tras año. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, un total de 12.765 personas, varones en su mayoría, murieron por suicidio. Aunque no se menciona en las estadísticas ni el Estado mencionará la razón de estos casos, se trata de víctimas de la violencia feminista radical instituida en España; hombres que decidieron decir basta tras ser denunciados falsamente por sus mujeres o tener que aceptar sentencias injustas sobre la custodia de los hijos, en la mayoría de casos.


Del total de suicidios del pasado año, se estima que el 70 por ciento eran hombres que estaban en trámites de separación, según la Asociación Catalana de Padres Separados (ACAPASE), que estudia llevar a los tribunales a la ministra de Sanidad, Leire Pajín.

El Instituto Nacional de Estadística elude mencionar la palabra “suicidio” y habla en cambio de “fallecimientos por causas externas”, englobando en ellos tanto a los suicidados como a las víctimas de accidentes de tráfico. El propio ministro del Interior presentó hoy los datos de siniestralidad en las carreteras españolas en 2010, que se saldó con 1.730 muertos, 173 menos que en 2009. En ningún momento de su intervención habló del suicidio como la primera causa de mortalidad en España. “Es un año alentador, aunque hay 1.730 razones para seguir trabajando”, aseguró el ministro. De las otras 12.765 razones, ni mu.

¿Por qué se pretende diluir un hecho tan deramático como el suicidio en otra estadística de signo bien distinto? Probablemente por la percepción de culpa y la mala conciencia de los legisladores. Saben que sin esas normas contrarias a la dignidad elemental de los varones españoles, la mayoría de ellos no habrían optado por una salida tan extrema como la del suicidio.

Esto es lo que dice el INE sobre el asunto: “Los fallecimientos por causas externas (accidentes de tráfico y suicidio) fueron más frecuentes en los varones”. Y ahí se acaba cualquier análisis. Es decir, que los propósitos de enmienda seguirán siendo nuños y, por consiguiente, la cifra de suicidios seguirá aumentando inevitablemente.

“Es muy difícil saber los datos exactos de hombres asesinados y que se suicidan. Todos sabemos que las feministas radicales niegan todos estos datos, presionan para su censura, y los políticos los publican con cuentagotas. Las causas de estos suicidios, así como los posibles rumores sobre indultos que piden las feministas radicales para las madres asesinas, lo dejo para los comentarios de los lectores”, señala José Flores, portavoz de ACAPASE.

http://www.alertadigital.com/2011/07/07/la-ideologia-radical-de-genero-sigue-cobrandose-miles-de-victimas-12-765-espanoles-se-suicidaron-en-2010/


Y HE AQUÍ UN CLARO EJEMPLO DE LAS CONSECUENTAS DE ESTA DICTADURA PERVERSA FEMINAZI DE GENERO


«Cuando te quitan hasta los hijos, te matan en vida y vas al suicidio»

José Luis Lago lleva 31 días en huelga de hambre para poder ver a su hijo

OBJ1544678_1--644x362[1]

VIRGINIA RÓDENAS

Día 24/01/2011 – 06.06h

-Tras 31 días sin comer por no ver a su hijo, ayer volvió a aferrarse a la vida.

-Me llamó un niño de Murcia. Dijo que tenía 14 años y que no me dejara morir porque no quería que a otro chico le pasara lo que a él: su padre se suicidó por no poder verle, agobiado por las denuncias de su madre, que cada vez que llegaba del colegio con un cardenal le obligaba a decir que había sido su padre. Y fíjese, ahora el chaval vive con sus abuelos paternos.

-Usted en Navidad se echó a la calle.

-El día 23 de diciembre empecé la huelga de hambre. Me planté en la plaza Circular de Bilbao, de donde me recogió una ambulancia enfermo de neumonía. El 31 pedí el alta voluntaria para poder recoger a mi hijo, ya que me correspondía hasta el 9 de enero. Me presenté en el punto de encuentro, pero la madre dijo que mi hijo, de 9 años, no quería estar con su padre.

-¿Y por qué el niño no quería verle?

-Porque sufre la manipulación de la madre. O cómo se explica que el día 24 de noviembre entregara a mi hijo feliz pensando que el viernes 26 íbamos a celebrar mi cumpleaños en un bar chino que tanto le gusta, y de pronto el jueves pida hablarme en el punto de encuentro para decirme que no quiere verme. ¿Qué madre le dice a su hijo que no quiera a su padre? ¿Qué madre usa a su hijo para denunciarme falsamente de maltrato, incluso de abuso sexual? ¡Qué monstruosidad es esta! A mi hijo, cuando me dice que no quiere volver con ella, le animo a que la quiera.

-¿Qué pasó después?

-El 15 de diciembre el niño entra al punto de encuentro y la psicóloga lo recoge. Le vi en los ojos tal tristeza y tal miedo, que se me cayó el alma, me quedé helado y no supe qué decir. Ese no era el niño feliz que yo había entregado. Me quedé bloqueado, no supe darle un beso ni un abrazo, por eso le escribí una carta pidiéndole perdón, diciéndole: «Hijo mío, no te preocupes de nada, que todo se va a arreglar (…)». Pero ¿por qué me fui si tengo su patria potestad y una sentencia del Supremo que dice que tengo derecho a estar con él los miércoles dos horas y cada quince días un fin de semana completo? Y me dije: Jose, tienes que luchar hasta el fin por tu hijo, hasta dar la vida si hace falta.

-Dice que su hijo no quería volver con su madre.

-Si le hiciera caso cada vez que me pide quedarse conmigo, en 24 horas estaría en la cárcel y sentenciado ante la opinión pública, por ser un hombre. Y esto no es ir en contra de las mujeres, de las que recibo miles de apoyos, porque muchas tienen un hermano o un hijo en esta situación, sino de las personas en general, que eliminan los derechos de sus hijos con total impunidad. Porque mi lucha son los niños, no solo mi hijo, que sufren el daño psicológico de padres y madres que quieren alejarlos del otro progenitor y que sufren el síndrome de alienación parental (SAP).

-¿Denunció a su ex mujer por acusaciones falsas?

-No, porque el delito es muy grave, incluso penado con cárcel, y yo no quiero eso para la madre de mi hijo. El mismo fiscal me dijo que después de tantos juicios y pruebas ganados tenía el derecho de pedir daños y perjuicios por tanto dolor, pero un amigo juez me aconsejó: «Jose, mira ante todo el porvenir de tu hijo, que ella puede salir muy mal parada». Yo quise a esa mujer, la he respetado y la respeto, y no quiero que me hijo sufra, no quiero que le falte la madre que yo no tuve porque se me murió cuando yo tenía apenas mes y medio de edad. Y si yo lucho por los derechos de los niños, para que tengan padre y madre, ¿cómo voy a quitarle ese derecho a mi propio hijo?

-¿Cómo se llega a esa situación brutal cuando se ha querido tanto?

-No lo sé. Yo pensé en el suicidio. Muchos hombres, cuando les quitan sus casas y su dinero, cuando les dejan sin nada, pueden seguir por sus hijos, pero cuando les quitan a estos ¿qué les queda? ¿Sabe el dolor tan inmenso que se siente? Ni lo imagina. Nos matan en vida. Y sin vida ni esperanza tomamos la decisión equivocada. Yo lo intenté en 2004 y me salvaron. Y me alegro: daré la batalla hasta el final por estar con mi único hijo y porque él tenga a su padre.

Un grito desesperado

Lago (Basauri, Vizcaya, 1960), fontanero, profesor de FP y empresario, fue un emprendedor, «pero ahora ya no soy nada, solo un jubilado enfermo que quiere pasar los días que me queden disfrutando de mi hijo, dejando vivir y dejándome vivir. Porque no hay justicia en este país si eres varón: con que una mujer diga que le has pegado, sin comprobar si es verdad, estás condenado. La presunción de inocencia no existe. ¿Y cómo se puede permitir esto en un Estado de Derecho, en un país que presume de igualdad y cuya Constitución garantiza esa igualdad ante la ley. No entiendo nada, y a veces me avergüenzo de ser español».


http://www.abc.es./20110124/sociedad/abci-suicidio-huelga-201101240502.html


Y EN MEDIO DE ESTE AQUELARRE DE VÍCTIMAS INOCENTES DE LA DICTADURA FEMINAZI, EL DIARIO FEMINAZI POR EXCELENCIA, EL PAÍS, FALSEANDO LOS DATOS DE SUICIDIOS EN ESPAÑA


 

EL PAÍS falsea las causas del suicidio y oculta que el 80% son varones

La Ley Integral contra la Violencia de Género (LIVG) entró en vigor con el inicio de 2005

  • Nota sobre la fotografía: En 2006 se cambió el sistema de contabilidad de los suicidios (para hacerlo semejante al europeo), y ahora se adjudica a ese hecho el incremento sufrido por los suicidios en 2006. Precisamente ese mismo año también se dejó de publicar el estado civil de los suicidados (que se explica por parte de las autoridades por la misma razón). Lo que no explican es cómo es posible que consideren (en España o en Europa) irrelevante el estado civil de los suicidados…

Ayer (sí, ayer mismo), publicamos en este blog un comentario al artículo de opinión escrito por Clara Menéndez y publicado en EL PAÍS ayer bajo el título de Si los hombres tuvieran que parir… (pincha).

En ese comentario dejamos bien claro que, pese al liderazgo masculino en la investigación, ello no se traduce en estudios que prioricen la investigación en asuntos que afecten especialmente a los varones, como parece afirmar la señora Menéndez en su artículo. Pusimos como ejemplo un hecho sociológico que no está siendo estudiado por los sociólogos ni mucho ni poco: nada en absoluto. Resulta que en España la principal causa de muerte no natural es el suicidio, y que el 80% de quienes se quitan la vida son varones. ¿Cuáles son las causas que explican que eso sea así? El vacío investigador es no sólo absoluto, sino injustificable.

Pues bien, hoy (sí, hoy) EL PAÍS publica un reportaje sobre el suicidio en España (lo pego más abajo en su integridad). Lo titulan Faltan radares para anticiparse al suicidio (pincha), acaso llevados por los "radares" que, en la carretera, han llevado a los accidentes de tráfico al segundo puesto como causa de muerte no natural en España…

Quiero destacar algo que he leído en este reportaje, pues revela que el Estado español está incumpliendo los mandatos de la Organización Mundial de la Salud (OMS):

"La OMS y las Naciones Unidas (ONU) instan desde 1996 a desarrollar políticas de prevención, una vez constatado que las muertes voluntarias en el mundo superan a las provocadas por homicidios y guerras y que en 2020 las víctimas podrían ascender a un millón y medio. Ya en 2005 la organización sanitaria estableció que en los siguientes cinco años, en 2010, los países de la Unión Europea tenían que incluirla en sus políticas nacionales". La respuesta del Estado español y de sus instancias investigadoras ha sido de una nulidad absoluta.

En el reportaje se muestra la nula respuesta del Estado español, y se apunta que, según un psicólogo, sólo en algunas Comunidades como Cataluña, Madrid, Andalucía, Murcia, Galicia y Baleares cuentan con planes de salud mental que engloban Programas de Prevención. Debe recordarse a este psicólogo y a EL PAÍS que el suicidio, cuando se investiga como un hecho sociológico, no tiene esencialmente causas psicológicas o psiquiátricas (salvo en casos patológicos muy concretos), sino causas sociológicas… De hecho, muchos de los problemas psicológicos de cualquiera de nosotros, y de los suicidas (por descontado), tienen una causa social… ¿Dónde diablos se han metido los sociólogos? En 1898 fue establecido por Durkheim que el suicidio tenía causas sociales (pincha)… Apuntaba a la importancia de las redes sociales del individuo… Y ya ha llovido mucho desde entonces. Se ve que los paraguas del Estado español (y de los sociólogos españoles) son impermeables a este problema. ¿Serían igualmente impermeables si el 80% de quienes se quitan la vida fueran mujeres? No lo creo… EL PAÍS escribe que "los profesionales consultados coinciden en que la muerte voluntaria es casi siempre consecuencia de una enfermedad mental que pudo permanecer inadvertida"… Estoy seguro de que si el 80% de quienes se quitan la vida fueran mujeres, "los profesionales consultados" por EL PAÍS no habrían sido sólo psicólogos y psiquiatras… Los sociólogos habrían aparecido en la palestra. No digamos las sociólogas feministas

Por otra parte, en el reportaje de EL PAÍS se pretende vincular las altas cifras de suicidios con la crisis económica… Pero hay algo que pasan por alto. EL PAÍS afirma al mismo tiempo que las cifras de suicidios "se han mantenido estables desde hace cinco años" (eso nos lleva a 2006 como último año de crecida -véase de nuevo la fotografía de este post, arriba-), luego difícilmente la causa del repunte puede ser una crisis que no fue reconocida como tal en España hasta bastante después. Y se ve que desde que la crisis está presente el número de suicidios se mantiene en España más o menos estableLas causas del alto número de suididios en España han de ser necesariamente otras. Hay algo que debe ser respondido por los responsables de la publicación de los datos estadísticos: ¿por qué desde 2006 (precisamente el año que se produjo la subida al escalón de suicidios en el que nos mantenemos desde entonces) se dejó de publicar, como se hacía con anterioridad, el número de suicidios desglosado en función del estado civil? ¿Por qué? La respuesta debe de ser alguna. ¿Cuál es? (Una advertencia: el silencio oficial en la respuesta lo interpreto como un reconocimiento de que, con esa injustificada medida, simplemente trataron de ocultar la relación entre el incremento de los suicidios de varones en 2006 y la entrada en vigor de la Ley Integral contra la Violencia de Género y la aprobación de la reforma de la Ley de Divorcio en 2005).

Ni una sola vez (ni una sola) se mencionan en el reportaje de EL PAÍS datos que muestren diferencias en el número de suicidios en función del sexo… Ya pueden imaginar que eso sería impensable si el 80% de los suicidios en España correspondiesen a mujeres.

Es injustificable que en el reportaje de EL PAÍS se oculte que casi el 80% de los suicidios en España corresponden a varones. ¡Hace falta no tener vergüenza! Ni profesionalidad, por supuesto (pincha aquí para contrastar los datos).

Este es el reportaje de EL PAÍS

REPORTAJE: vida&artes

Faltan radares para anticiparse al suicidio

La voluntaria es la primera causa de muerte violenta en España – Un estudio global detecta un aumento relacionado con la crisis – La OMS exige políticas preventivas a las autoridades sanitarias

MARÍA VICTORIA ENNIS 10/09/2011

  • Cada día de 2009 nueve personas se quitaron la vida en España
  • Solo Cataluña tiene un plan específico para la atención al paciente en riesgo
  • La doctora Pilar Saiz considera que "no se está haciendo nada"
  • La asistencia psiquiátrica se limita a uno o dos encuentros al mes
  • "La muerte es todavía una opción para mí", dice Laura
  • Andrés le contó a un amigo su intento de suicidio: "Hablar me ayudó"

Andrés cerró los ojos y arriesgó su vida. Cuando puso un pie en la calle pensó lo que todavía piensa: "La vida no es gran cosa". Atravesó la acera con más miedo a la vida que a la muerte. Esa noche, algo lo salvó. "Cuando abrí los ojos todos los coches se habían detenido y yo seguía vivo".

Cada día se suicidan en España nueve personas, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística -publicados el pasado julio y correspondientes a 2009- empujados principalmente por la depresión, el alcoholismo y la esquizofrenia. La muerte voluntaria encabeza la lista de causas violentas de defunción, con un total de 3.429 víctimas; apenas ocho más que en 2008.

Las cifras se han mantenido estables desde hace cincos años. Hasta entonces, los accidentes de tráfico eran la principal causa de fallecimientos violentos. No es que después hayan aumentado los suicidios sino que ha bajado el número de accidentes; en 2009 fueron un 14,6% menos que el año anterior. España es, sin embargo, uno de los países europeos con una tasa media de suicidios: 7,6 por cada 100.000 habitantes, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS y las Naciones Unidas (ONU) instan desde 1996 a desarrollar políticas de prevención, una vez constatado que las muertes voluntarias en el mundo superan a las provocadas por homicidios y guerras y que en 2020 las víctimas podrían ascender a un millón y medio. Ya en 2005 la organización sanitaria estableció que en los siguientes cinco años, en 2010, los países de la Unión Europea tenían que incluirla en sus políticas nacionales.

"Estamos en 2011 y no se ha hecho nada en plan práctico", acusa el presidente de la Asociación de Investigación, Prevención e Intervención del Suicidio (AIPIS), Javier Jiménez Pietropaolo. "No se está llevando a cabo a nivel estatal ningún programa de prevención de suicidios", asevera. "El único es el de Cataluña", apunta. El psicólogo señala, además, que solo Madrid, Andalucía, Murcia, Galicia y Baleares cuentan con planes de salud mental que engloban Programas de Prevención.

Las cifras locales no se mueven. Pero sí las mundiales, según un reciente estudio de la revista científica The Lancet que vincula la recesión económica de 2008 con el aumento de suicidios en la Unión Europea. La publicación relaciona directamente el aumento del desempleo entre 2007 y 2009 (un 35% más en toda la UE) con el incremento de las muertes voluntarias. Esa es la razón por la que, al igual que en España, el suicidio termina liderando las causas externas de muerte en toda la UE.

"Los países que se enfrentan a los reveses financieros más graves, como Grecia e Irlanda, presentaron una mayor tasa de suicidios (un 17% y un 13%, respectivamente) que otros, y en Letonia aumentaron en más del 17% entre 2007 y 2008", analiza The Lancet. Los autores del estudio creen que "las medidas de protección social como las políticas activas de mercado y las fuertes redes de apoyo social podrían mitigar el aumento previsto de los suicidios".

La doctora Pilar Saiz, miembro de la Sociedad Española de Psiquiatría, denuncia la situación en España. "La cantidad de muertes por suicidio no ha aumentado pero tampoco ha bajado", lo que para ella indica que "no se está haciendo nada". Los datos muestran, según esta experta, una situación estable al alza que considera preocupante y reprocha a las autoridades sanitarias que no asuman que "el suicidio es un verdadero problema en este país". La doctora considera que "sería muy adecuado que se pusieran en marcha campañas preventivas". La directora de la Asociación de Ayuda a Enfermos Graves y Personas en Duelo (Alaia), Dulce Camacho, cree además que falta un seguimiento personalizado del paciente. "La atención de la Seguridad Social se limita como mucho a una vez al mes y faltan centros para los pacientes en periodos en crisis", asegura. Camacho es psicóloga y conoce el problema en carne propia: su hija se quitó la vida hace años. Ahora lidera una asociación que atiende a unos 120 familiares y amigos de víctimas.

Víctor Pérez, director de la Unidad de Psiquiatría del Hospital de la Santa Creu y Sant Pau de Barcelona y coordinador de la Alianza Europea contra la Depresión (EAAD, por sus siglas en inglés), sentencia que "hay que vigilar de una forma especial a las personas que han intentado suicidarse; hay que seguirlos".

Pérez cree que reducir las tasas es muy complicado. "El suicidio es un final dramático de una enfermedad. A nadie le gusta hablar del suicidio, ni a los familiares, y muchas veces el sistema sanitario no registra las defunciones bajo esa causa de muerte", analiza. Su diagnóstico de las políticas preventivas estatales no es bueno. "Hoy no tenemos radares para el suicidio", resume. En los centros sanitarios que dirige Pérez en Cataluña se han reducido las tentativas hasta un 30% gracias a un plan desarrollado por la EAAD, en el que participan 18 países. La atención es personalizada. En ella, los profesionales de la salud reciben una capacitación específica y realizan un seguimiento exhaustivo del paciente. Camacho conoce la efectividad del plan y lamenta que no exista en Madrid. "Se podría aplicar aquí, pero no hay recursos", se lamenta.

Con una asistencia médica reducida a uno o dos encuentros mensuales, los pacientes buscan consuelo en los grupos de ayuda mutua. La Asociación Bipolar de Madrid, una organización sin ánimo de lucro que depende de la Federación Madrileña de Asociaciones Pro Salud Mental, es uno de ellos. Cinco pacientes han aceptado compartir sus historias.

"La muerte es todavía una opción para mí". Laura (el nombre con el que prefiere identificarse para no exponer su identidad real) tiene los ojos negros como el abismo y una tristeza cruel en su voz. Intentó suicidarse hace algunos años. Desde hace cuatro meses sabe que tiene trastorno bipolar. "Tu familia no lo entiende muy bien, no lo puedes decir en el trabajo y tienes que vivir el día a día como escondido. Con tantas pastillas como las que tengo ahora, guardo la muerte en el cajón", sentencia echada hacia atrás, en uno de los pupitres de la asociación. "Es que está clarísimo, están ahí", masculla con la mirada perdida hacia el suelo.

Julián es un hombre robusto, de 60 años, que apenas cabe en el asiento. Tiene en la mano lápices de colores estridentes. Tiene la voz grave, habla fuerte y escribe con un tamaño de letra exagerado. Deja atrás unos seis o siete libros, cuya lectura es simultánea e incompleta y comienza a contar su experiencia, con aparente alegría. "En 1991 hubo una conferencia internacional muy importante en mi trabajo y yo tenía que saber inglés pero no sabía. Tenía miedo de que me despidieran, no me sentí a la altura de las circunstancias", relata. "Cuando mi mujer llegó a casa y me vio durmiendo a las cinco de la tarde, me preguntó qué hacía y yo le conteste: espero la muerte". Se ríe al recordar la surreal conversación. Al concluir, saca de entre la pila de libros un doble retrato y lo abre a la vista de todos. Son sus dos hijos en la foto de su graduación. "Por esto me arrepiento totalmente de lo que hice. En el trayecto de mi casa al hospital rezé mil veces el avemaría y todas las plegarias que me sabía. Cuando me pusieron la sonda y vi cómo salían todas las pastillas del estómago pensé: ‘Estoy salvado’. Tenía en la mente a mis hijos, lo que dejaría, su educación, su juventud, que me harían abuelo y me lo perdería". Cuando cuenta esto, ha dejado de sonreír.

Andrés tiene 43 años y, según él, ha probado muchos tratamientos para la bipolaridad que no funcionaron. "Tuve muchos años pensamientos muy dolorosos", cuenta. "Hace mucho intenté suicidarme porque seguía con pensamientos dolorosos. Después de un año se lo conté a un amigo y se me fueron esos sentimientos malos. En mi caso, hablar me ayudó", resume.

Himelda es pura dinamita. Al menos esa tarde y a esa hora; las cinco y media. "Yo también tuve sentimientos dolorosos, pero no decides de un día para otro que vas a intentar suicidarte. Es una idea que vas madurando", cuenta a toda velocidad y parpadeando cinco veces por segundo. Lamenta que le hayan diagnosticado la bipolaridad hace poco. "Me lo descubrieron después de muchos años sin saber qué me pasaba, mientras me cambiaban la medicación a cada rato".

Todos reciben cobertura social del Estado pero quisieran que las visitas al psiquiatra fueran más frecuentes y que se complementen con terapia psicológica. La información para familiares, pero, sobre todo, para la sociedad en general, también la apuntan como una cuenta pendiente porque creen que les ayudaría a sentirse más comprendidos.

Carmen Del Hoyo tiene 68 años y dos hijos con esquizofrenia. Uno de ellos se suicidó hace ocho años, a los 32. El otro está internado tras varios intentos. Habla con ternura y se mueve con paciencia. "Hace falta un seguimiento día a día, que cuando alguien padece una enfermedad mental sea tratado con dignidad y no como un apestado", explica lentamente.

La atención psicológica se reduce, según los propios pacientes, a una visita una o dos veces al mes. "Al enfermo mental se le ha de estar encima, al lado y debajo. Si es necesario que un psiquiatra vea a una persona cada semana, que lo haga", exige Del Hoyo con ceño fruncido y en tono casi de súplica.

Del Hoyo insiste en que para evitar suicidios, se necesita mucho amor: "Algunos me han dicho que mi hijo les da miedo, que les impresiona la mirada… ¿Qué tiene la mirada? No se dan cuenta de que reciben la mirada que dan. Hay que tratarlos con ternura. La escucha es importantísima en la enfermedad mental. La caricia fomenta caricias y la violencia fomenta violencia. Los perros muerden a las personas que tienen miedo".

Los profesionales consultados coinciden en que la muerte voluntaria es casi siempre consecuencia de una enfermedad mental que pudo permanecer inadvertida. Julián, quien lo ha padecido en carne propia, lo ilustra claramente: "Uno lleva el cuerpo algo que es como pólvora y de repente el estrés hace ¡Pam! Y se dispara la enfermedad".

Los profesionales y los familiares exigen mayor prevención. "Aproximadamente el 50% de los que concretan un suicidio lo habían intentado antes, y de cada 10 personas que terminan con su vida, tres o cuatro no son conocidas en el sistema sanitario", apunta Saiz.

La demanda común es el seguimiento intensivo del paciente con una atención multidisciplinar para que las cifras de suicidio se muevan hacia abajo.

Los países de la UE con índices más altos de suicidios son, según la Organización Mundial de la Salud, Lituania, con una tasa de 34,1 por 100.000 habitantes, Hungría, con 24,6 y Letonia, con 22,9, según datos de 2009. En cuanto a los países limítrofes, Portugal registra un promedio de 9,6, mientras que en Francia la tasa está en 16,3.

Cuando se observa el mapa del mundo elaborado por la OMS, se ve que hay una franja roja que va del este de Europa hasta Japón (zonas con proporción de suicidios de más de 13 por 100.000 habitantes, y otra morada (una tasa inferior a 6,5) que va prácticamente de México a Brasil. En Europa hay de todo. Proporciones muy altas como las ya comentadas, medias -España incluida- o muy bajas (Italia y Reino Unido están en la zona morada).

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Faltan/radares/anticiparse/suicidio/elpepusoc/20110910elpepisoc_1/Tes

Publicado por Joseman a las 19:57

http://misrizos.blogspot.com.es/2011/09/el-pais-falsea-las-causas-del-suicidio.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: