La Inquisición ofrecía mas garantías juridicas que los JVM

EL MINISTRO SOCIALISTA PROMOTOR DE LA LEY FEMINAZI DE VIOGEN, TOMANDO DE SU PROPIA MEDICINA

In Casos sangrantes, Corrupcion feminazi, Denuncias falsas, Legislacion, Prevaricacion on 11 mayo, 2015 at 13:35

DE DOMINGO A DOMINGO 2015-04-12

Nunca una denuncia por maltrato fue más denunciada y maltratada

 

Federico Jiménez Losantos

Juan Fernando López Aguilar, orgulloso autor de la Ley contra la Violencia de Género (masculino), ha demostrado esta semana la vigencia de una ley de maltrato que, sin metáfora, sufren todas las mujeres de cargos públicos si osan enfrentarse al poderoso marido que les pega y humilla. En Noviembre se cumplirán cuarenta años de democracia y me gustaría saber cuántas denuncias de mujeres maltratadas por maridos poderosos –diputados, senadores, alcaldes, concejales, jueces, policías, millonarios- se presentaron en los juzgados y cuántas salieron adelante. Ni media docena en cuatro décadas, diría, aunque me vienen a la memoria varios casos –PP, PSOE y otros- que los propios partidos consideraban "bombas de relojería" y que no llegaron a estallar por el terror habitual de las maltratadas y por el razonable temor de la denunciante de salir peor parada que el denunciado.

La razón ha quedado nítida, abrasadoramente clara, en el caso del político presuntamente maltratador que, con la complicidad de políticos –Posada dejándole usar el Congreso, las feministas del PSOE jaleándolo- y periodistas, hemos visto a tertulianos gimoteando como norcoreanos a la muerte de un Kim porque Juan Fernando –"permíteme que te llame de tú, nos conocemos hace muchos años", decían- había sido acusado, sin duda falsamente, ¡de malos tratos! ¡Él!. ¡El "genio", según Talegón, que hizo la Ley contra la violencia de género! A El País se le escapó esta frase de la mujer: "también los neumólogos dicen que no hay que fumar y fuman".

Escandaloso abuso de poder

Fuman, sí. Pero, mientras tanto, López Aguilar ha usado y abusado de su poder, de las instituciones que pagamos todos y se ha paseado por los medios de comunicación que, por afinidad ideológica, lo han servido. La mayoría –siempre progre- de los periodistas, con la silente aquiescencia de la minoría algo escandalizada ante el maltrato periodístico a la denunciante, ha actuado como lo que es: una pieza sórdida pero absolutamente esencial del poder político. Ha llamado o dejado llamar a la mujer borracha, loca y embustera. Ha dado por indiscutible la palabra de él contra la de ella. En fin, nunca en España una denuncia por malos tratos ha sido tan maltratada.

No es demasiado de extrañar en el partido de Eguiguren, condenado por malos tratos a su señora y absuelto por no sé qué debilidad mental, lo cual no le ha impedido –al revés- definir el pacto del PSOE con la banda maltratadora, a fuer de asesina, ETA. Alguna vez saldría en las sobremesas de Eguiguren y Josu Ternera esa condena por maltrato del sociata. Lástima que no se grabara la opinión del cabecilla etarra, que, antes de huir de la policía, honraba con su presencia la comisión de Derechos Humanos del Parlamento Vasco. ¿Se habrá presentado, en estos cuarenta años, una sola denuncia por violencia doméstica contra un etarra o habrá triunfado el temor al entorno político-periodístico-social del maltratador?

El Caso de López Aguilar, desvergonzadamente atrincherado en los privilegios del aforamiento en el Supremo y que no ha tenido que salir de casa esposado, como cualquier hombre denunciado por malos tratos en aplicación de su Ley- muestra lo fundado del miedo a denunciar al que tiene poder y, por ende, se hace temer. Y no hablo del entorno del ex-ministro, diputadísimo y eurodiputadédrrimo, cuyo hermano Sorroclocollamaba al presidente de la AVT "escoria" al que "el día en que le mataron a sus familiares le tocó la lotería". Eso, también. Pero me refiero sobre todo a la maquinaria de triturar enemigos políticos, que actúa exactamente igual contra los enemigos personales del político. Ese poder del Poder ha actuado esta semana salvajemente contra una mujer presuntamente maltratada por un político. Tal vez hubiera sucedido algo parecido con un político del PP, pero difícilmente con la ferocidad exhibida por las socialistas de cuota -que algunos llaman "feminazis"- y el nunca extinto Comando Rubalcaba, que sigue siendo el modelo de todos los peperiosicarios, sorayos y cospedalos.

Hay dos tipos de violencia: la del grito y la del silencio, la del apaleamiento y la de la degradación. Los estudiosos de la violencia doméstica –de todos los géneros- coinciden en que no hay maltrato físico sin maltrato psicológico, y en que la base de éste es convencer a la mujer de que ella no vale nada y él mucho, como repetía una y otra vez la mujer de López Aguilar. Y si, víctima del estrés de su talento, le da por pegar, es que no sabe contenerse o tiene un "infierno interior", otra frase de la mujer de López Aguilar que abunda en el cuadro psicológico típico del maltrato.

Pero la clave definitiva está en otra frase de la mujer maltratada -como mínimo, periodísticamente- que El País señala como contradictoria y que a mí me parece de una evidencia cegadora: "ha habido maltrato, pero no violencia de género". O sea, que hay violencia física, pero absolución política; o violencia política que tapa la física. En realidad, la mujer de López Aguilar ha explicado perfectamente el sentido último de la Ley López Aguilar: la "violencia de género" se ha creado para manipular, no combatir, el maltrato a la mujer. Empezando –o concluyendo- por la mujer de López Aguilar.

http://www.libertaddigital.com/opinion/federico-jimenez-losantos/nunca-una-denuncia-por-maltrato-fue-mas-denunciada-y-maltratada-75328/


Y PARA EVITAR LOS RIGORES QUE SEMEJANTE CANALLA MALTRATADOR DENUNCIADO COMO TAL IMPUSO AL RESTO DE LOS ESPAÑOLITOS DE A PIE, SE AMPARA EN SU AFORAMIENTO Y SE PERMITE DESPOTRICAR CONTRA LA MALTRATADA DESDE LOS SALONES DEL CONGRESO.

Así el Señor Marqués se permite cantar…….

"ESTOY AFORADO, NO LO PUEDO EVITAR"

López Aguilar utiliza el Congreso de los Diputados para defenderse de la acusación de maltrato

El exministro se pasea por los medios descalificando a su exmujer y acusándola de urdir una trama contra él.

 

LIBERTAD DIGITAL 2015-04-09

El eurodiputado socialista Juan Fernando López Aguilar está utilizando a fondo su condición de político para defenderse de la imputación por malos tratos. Ayer ya se paseó por el Congreso de los Diputados para lamentar su "indefensión" y acusar su mujer, que ni siquiera es la autora de la denuncia, de querer hundirle.

En su periplo por los medios de comunicación, López Aguilar ha intentado descalificar a su exmujer haciéndola pasar por una desequilibrada y una alcohólica, acusarla de "comprometer la seguridad" de sus hijos y de utilizar a su familia, a los vecinos y a los amigos para urdir una trama contra él.

Hoy volvió otra vez al Congreso aprovechando su condición de eurodiputado. Desde allí, respondió a las preguntas de Las mañanas de Cuatro tras pasar por la mañana por Espejo Público. "Es lo más horroroso que he sufrido en mi vida", dijo. "Quiero preservar la intimidad de mis hijos menores de edad. Pido respeto para mi vida personal", dijo ante las cámaras con el decorado del Congreso de los Diputados como fondo. Las denuncias "son falsas, los hechos no han tenido lugar" y "voy a demostrar mi inocencia", repitió una y otra vez. Pero no utilizará los tribunales ordinarios para ello. Al no haber renunciado a su acta, se beneficia de los privilegios del aforamiento. "La juez ha tenido que trasladar la denuncia al Supremo. Estoy aforado, no lo puedo evitar", contestó al ser preguntado por este extremo.

El exministro de Justicia de Zapatero defendió, no obstante, su ley de violencia de género. "Creo en la ley para defenderse de un maltratador. Este no es el caso, no tiene nada que ver, me fui de mi domicilio hace meses" y "no existe ninguna prueba". "He presentado una demanda de divorcio, esto no tiene nada que ver con la violencia de género", "me encontraba en Bruselas y Madrid cuando los incendios en mi domicilio", dijo a la televisión como si se encontrara en la sala de juicios.

Además, negó que los ciudadanos corrientes que carecen de aforamiento pasen días en el calabozo tras ser denunciados por malos tratos. "La detención sólo se produce en caso de flagrante delito", se atrevió a afirmar.

 

http://www.libertaddigital.com/espana/2015-04-09/lopez-aguilar-utiliza-el-congreso-de-los-diputados-para-defenderse-de-la-acusacion-de-maltrato-1276545154/


Y NO SÓLO ESO, SINO QUE EL FEMINAZI QUE DILAPIDÓ EL PRINCIPIO DE IGUALDAD ANTE LA LEY QUE ESTABLECÍA EL ART. 14 DE LA CONSTITUCIÓN Y DISPUSO QUE NO HACÍAN FALTA PRUEBAS PARA CONDENAR A TODO HOMBRE HETEROSEXUAL POR EL SIMPLE HECHO DE SERLO SER PERMITE……

image

ver el video completo aki:

http://desprogresiva.antena3.com/mp_series1/2015/04/09/00033.mp4

López Aguilar le monta una bronca a Susanna Griso por entrevistar a su exmujer

La periodista le aclara que su exmujer tiene el mismo derecho que él a dar su versión.

 

LIBERTAD DIGITAL 2015-04-09

El exministro de Justicia Juan Fernando López Aguilar hace bolos por los medios para defender su inocencia, pero no le gusta que los entrevistadores recaben también la versión de su exmujer. Hoy le montó una buena bronca a Susanna Griso en directo por haberle puesto unas declaraciones de Natalia de la Nuez en Antena 3.

"Es lamentable que me hayan sometido a esta experiencia. Yo quería hablar de mi inocencia. Usted me somete a una especie de psicodrama que no tiene nada que ver con mis verdades".

"No, no, señor López Aguilar", le respondió Susanna Griso. "Yo no le someto a ningún psicodrama. Yo estoy exponiendo las dos posiciones. Y fíjese que creo que las declaraciones de su mujer a usted le disculpan más que otra cosa, no creo que le inculpen porque son sorprendentes".

López Aguilar, que ayer estuvo en La Sexta, hizo declaraciones en el Congreso, y hoy ha estado en Cuatro y en Antena 3, replicó que lo que están haciendo los medios de comunicación es "ventilar claramente un desprestigio deliberado de una persona honorable e intachable" y que su mujer no da el perfil de mujer matratada. "Usted ha escuchado unas valoraciones personales que nunca tenían que haber tenido lugar en los medios de comunicación. No hay nada que tenga que ver con hechos penales".

Griso no se amedrentó. "Si usted está concediendo entrevistas y está hablando, también tiene su mujer derecho a hablar y dar su versión de los hechos". López Aguilar se empeñó en que sólo su versión tiene credibilidad: "Pero es que no son los hechos".

http://www.libertaddigital.com/espana/2015-04-09/lopez-aguilar-le-monta-una-bronca-a-susana-griso-por-entrevistar-a-su-exmujer-1276545156/?utm_source=ESP_D&utm_medium=bajonoticia&utm_campaign=recomendados


image


image

 

http://vozpopuli.com/actualidad/60506-el-caso-lopez-aguilar-una-ley-varias-mentiras-y-un-exministro-de-zp-contra-las-cuerdas

El caso López Aguilar: una ley, varias mentiras y un exministro de ZP contra las cuerdas

López Aguilar tendrá que declarar en el Supremo imputado por violencia de género contra su exmujer. La ley Que él mismo promovió le obliga a demostrar su inocencia. Él niega las acusaciones y las atribuye a una venganza por su ruptura. Ella detalla las agresiones, pero las disculpa: "No me veo una víctima; yo también le he tratado mal".

 

"Las denuncias falsas son un coste asumible de la Ley de Violencia de Género". Así se pronunciaba a mediados de 2006 el entonces ministro de Justicia del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, Juan Fernando López Aguilar. Lo hacía como promotor de la citada norma, una de las primeras del Gobierno Zapatero (diciembre de 2004) y cuyo desarrollo prima la presunción de culpabilidad del acusado, que se ve obligado a probar su inocencia. Algo que deberá hacer ahora el propio López Aguilar, que tendrá que declarar ante el Supremo acusado de un delito de malos tratos hacia su exmujer, Natalia de la Nuez.

La noticia se conoció el pasado lunes, el mismo día en que los protagonistas acudieron a declarar en juicio rápido ante una juez de Las Palmas, que ha derivado el caso al Supremo por la condición de aforado del eurodiputado al encontrar indicios de delito. López Aguilar ya aseguró entonces que se trataba, precisamente, de una denuncia falsa. De una venganza por haberse separado de su esposa. "Ya sufrí una primera advertencia de las consecuencias que tendría seguir adelante con el divorcio. Esto tiene el contexto de esta separación dolorosa: si yo seguía con ella se me iba a golpear en lo que más me duele, que es mi patrimonio moral", ha argumentado en los últimos días.

De la Nuez parece sentirse culpable de la situación de su exmarido, pese a haber relatado a la juez los maltratos sufridos: "Quizás yo también le he tratado a él mal"

El eurodiputado socialista, que ya ha sido suspendido cautelarmente de militancia por el partido -a petición propia- y al que también se le han retirado sus funciones en el Parlamento Europeo -se ha negado a dejar el escaño, circunstancia que le permite conservar el aforamiento- niega tajantemente "haber sido autor de malos tratos físicos y verbales". Lo sorprendente es que la víctima asegura que no cree que haya habido "violencia de género", aunque sí "maltrato", por ambas partes. "Probablemente yo también le he tratado a él mal, pero no estoy hablando de violencia de género ni de nada. Llegamos a una relación en la que no tenía sentido seguir", asegura.

Para entender mejor lo ocurrido, hay que recordar que no fue De la Nuez la que presentó la denuncia contra López Aguilar, sino la Policía, de oficio y tomando como base el testimonio de los vecinos. Ocurrió a finales de marzo, cuando los agentes acudieron a la vivienda de la pareja para investigar un incendio en la misma. El fuego se habría declarado mientras los hijos menores del matrimonio dormían y estando su madre, supuestamente, en estado de embriaguez. Las alusiones de los testigos a golpes, insultos y gritos fueron suficientes, en virtud de la ley que él mismo aprobó, para llevar al juzgado a López Aguilar. Y de ahí, al Supremo, previsiblemente la próxima semana.

Haya habido o no maltrato, y acaso arrepentida por la situación en la que ahora se encuentra su exmarido –cuya carrera política parece haber quedado truncada definitivamente-, la supuesta víctima ha insistido en dejar claro que no fue ella la que denunció al antiguo ministro de Justicia. "Quiero que quede muy claro que yo no he denunciado a Juan y nunca le voy a denunciar". De lo que sí dejó constancia, tras haber sido llamada a declarar, fueron varios episodios violentos en los que López Aguilar le habría puesto la mano encima. "A cabezazo limpio me hizo una raja en la frente hace unos siete años en la cama de Las Palmas, pero no recuerdo por qué", aseguró ante la juez.

López Aguilar achaca la que asegura es una denuncia falsa a una venganza de su mujer por la separación de ambos. Su ex afirma que fue ella la que decidió poner fin al matrimonio

Incógnitas

Golpes, insultos, vejaciones. "Me merezco una mujer con más pecho". "No vales para nada". Son los improperios que Natalia de la Nuez habría tenido que aguantar de su marido y cuya gravedad -de ser ciertas las acusaciones- no parece bastarle para verse como parte perjudicada. "No me considero víctima; si ha habido aquí una víctima ha sido el propio Juan. Ha sido víctima de sí mismo, de cómo ha canalizado sus emociones. Probablemente yo también le he tratado a él mal", aseguraba hace apenas dos días, como si intentase, afectada por una especie de síndrome de Estocolmo, justificar los presuntos malos tratos cometidos por su marido.

Quedan, pues, muchas incógnitas por resolver. Las dos versiones son a priori incompatibles. ¿Quién dice la verdad? ¿Quién miente? Si bien los compañeros de partido de López Aguilar censuran "su soberbia y altanería", que le habrían dejado sin apenas aliados dentro del PSOE, ¿podría haberle llevado esa complicada personalidad a agredir a su mujer? O, por el contrario, como defiende el ex responsable de Justicia, ¿son los celos y la frustración de ver rotos 17 años de convivencia los que la han llevado a querer "dañar" la "integridad moral" y el "honor" del acusado? Y es que De la Nuez atribuye la separación, efectiva desde el pasado 10 de enero, a la existencia de otra persona.

Por si todo esto fuera poco, López Aguilar ya vivió una situación parecida, aunque apenas durante 24 horas, el pasado enero. Entonces fue uno de los hijos mayores de De la Nuez -fruto de una relación anterior- el que denunció al exministro ante la Policía por malos tratos. "Fue un error", explica la mujer. "Tengo dos hijos de 5 años y, tras una persecución, me di un golpe y se me puso el ojo negro". La denuncia fue retirada al día siguiente.

Juan Fernando López Aguilar y Natalia de la Nuez comenzaron los trámites de divorcio en octubre del año pasado. Según la supuesta víctima de malos tratos, fue ella la que le pidió la separación y la que le propuso culminarla de muto acuerdo, evitando "más enfrentamientos". Algo que, de ser cierto, implica un nuevo agujero en la historia, en este caso en los argumentos del exministro socialista. Él, a pesar de todo, aunque se declara "víctima de otra denuncia falsa",  defiende "la validez de la ley contra la violencia de género". Esa que el promovió y aprobó y que ahora le ha llevado al Tribunal Supremo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: