La Inquisición ofrecía mas garantías juridicas que los JVM

CASO CARRASCOSA: Peter Innes, otro padre ninguneado por los tribunales españoles, los tacha de GENOCIDAS; lo que son. [marzo 2014 – 25 mayo 2015]

In Casos sangrantes, Corrupcion feminazi, Hombres maltratados, Mujeres maltratadoras, SAP Sindrome Alienacion Parental on 12 mayo, 2015 at 21:03

Muchos recordarán el caso de María Jose Carrascosa, la española divorciada en USA que secuestró a su hija, se la trajo a España y privó a la niña de todo contacto con su padre. Raya en la total desverguenza y canallería que, encima, esta secuestradora –perturbada mentalmente a tenor de lo alegado por su ex- se presente como víctima del sistema judicial norteamericano. He aquí el grito de silencio del padre ninguneado por los Juzgados de Familia españoles, a los que tacha con toda razón de “genocidas”. Bien lo sabemos nosotros en nuestro país, que los estamos padeciendo y los conocemos de primera mano. Mi más sincero abrazo a ese padre, Mr. Peter Inner.


Comunicado de Peter Innes, febrero 2014.

1 de marzo de 2014

En fechas recientes la presa María José Carrascosa ha realizado un comunicado de prensa en el que ha vertido nuevas mentiras sobre su situación legal y ha vertido nuevas calumnias contra su exmarido y su entorno familiar, contra las autoridades de los Estados Unidos y de España así como contra sus más de veinte abogados entre EE.UU. y España. Como guinda del pastel, María José Carrascosa ha vuelto a poner a caldo a su propia familia.

Está condenada a catorce años y tras cumplir la mitad dice que ya ha cumplido la pena íntegra.

Dice estar secuestrada pese a estar condenada por delitos evidentes de los que ha hecho alarde y haber sido enjuiciada con todas las garantía legales, habiendo recurrido en todas las ocasiones que la ley se lo ha permitido a tribunales superiores, incluido el Tribunal Supremo, que han ratificado su condena.

Varios medios han seguido dando pábulo a las delirantes manifestaciones de Carrascosa. Sirvan de ejemplo:

María José Carrascosa se siente víctima de un engaño y pide la libertad

http://www.telecinco.es/elprogramadeanarosa/2014/enero/16-01-2014/maria-jose-carrascosa-pide-libertad_2_1733580097.html

“Soy inocente. Estoy secuestrada y exijo que se me haga justicia”

http://www.antena3.com/programas/espejo-publico/noticias/estoy-secuestrada-exijo-que-haga-justicia_2014011700119.html

Pese a nuestros intentos para que Peter Innes pudiera ejercer su derecho a réplica, y tras las más variopintas excusas, éstos se han negado a cumplir con la ley y con el más elemental criterio ético periodístico.

Por ello nos vemos obligados a difundir el siguiente comunicado de Peter Innes sobre las declaraciones de su exesposa sin renunciar a las acciones legales que correspondan.

Reproducimos la declaración de Peter Innes que ambos medios se han negado a emitir y que puede verse en el siguiente vídeo.

http://youtu.be/P6poE7rp26w

I am not comfortable recording myself, so I am sending you the following statement in response to the recent interview you published with Maria Jose Carrascosa.

No estoy cómodo grabándome, así que te envío la siguiente declaración en respuesta a la reciente entrevista que publicasteis de María José Carrascosa.

First and foremost, Ms. Carrascosa is not the victim she portrays herself to be. She is a convicted child abductor who choose prison over shared custody of our child. The real victim is our child Victoria. She is an orphan while both of her parents are very much alive.

Primero y ante todo, la Sra. Carrascosa no es la víctima que ella misma retrata ser. Ella es una condenada por sustracción de niños que eligió la cárcel antes que la custodia compartida de nuestra hija. La verdadera víctima es nuestra hija Victoria. Ella está huérfana mientras que sus dos padres están muy vivos.

Sadly, Ms. Carrascosa is delusional and mentally ill. She believes things that are simply not true. Her insane accusations against me, my family and authorities in the United States are harmful to our daughter. Her behavior and wild accusations, that are blindly  supported by her parents and sister, has resulted in Victoria’s childhood being a web of deception and manipulation. The fact is, I am a perfectly normal law-abiding citizen. I own a successful business and I have very happy and stable  family. The story told by Ms. Carrascosa is based on her own jealously, revenge and mental instability. This is very sad.

Tristemente, la Sra. Carrascosa es una enferma mental y delirante. Ella cree cosas que simplemente no son ciertas. Sus acusaciones demenciales contra mí, mi familia y las autoridades de los Estados Unidos son perjudiciales para nuestra hija. Su comportamiento y las acusaciones salvajes, que son ciegamente apoyadas por sus padres y su hermana, han resultado en que la infancia de Victoria sea una telaraña de engaño y manipulación. El hecho es que yo soy un ciudadano perfectamente normal, respetuoso de la ley. Poseo un negocio exitoso y tengo una familia muy feliz y estable. La historia contada por la Sra. Carrascosa se basa en su propia envidia, venganza e inestabilidad mental. Esto es muy triste.

Yet, media outlets like you own, as well as the Carrascosa’s team of professional liars, continue to publish her delusional story. Her story is, and has always been, 100% not true and harmful to our daughter. It surprises me that so many people in Spain continue to repeat this story. I consider these people, including the writer Reyes Monforte and attorney Marcos Garcia Montes, to be professional liars. Their actions have been very harmful to my daughter. It is despicable that they make money at the expense of my daughter.

Sin embargo, los medios de comunicación como el suyo, así como el equipo de mentirosos profesionales de los Carrascosa, siguen publicando su historia delirante. Su historia es, y siempre ha sido, 100% falsa y perjudicial para nuestra hija. Me sorprende que tanta gente en España siga repitiendo esta historia. Considero que estas personas, entre ellas la escritora Reyes Monforte y el abogado Marcos García Montes, son mentirosos profesionales. Sus acciones han sido muy perjudiciales para mi hija. Es despreciable que ganan dinero a costa de mi hija.

If you truly wanted to report on an important issue in Spain, you should focus on the genocide your family courts are causing. My case is a glaring example of a family court system that is broken and causing children to grow up without their fathers. My child is an American citizen who, prior to her abduction, was a “habitual resident” of the United States. As such, your courts should have recognized the U.S. court orders that demanded the return of my child. They failed in their duty to Victoria, and as a result she has become an orphan and her mother’s mental illness went untreated. I know that your courts have failed to protect many children from their own mothers, who instead of shared custody, choose to extract their revenge on their former spouses at the expense of their own children.

Si realmente quería informar sobre un tema importante en España, usted debe centrarse en el genocidio que los juzgados de familia españoles están causando. Mi caso es un claro ejemplo de un sistema de tribunales de familia que está quebrado y hace que los niños crezcan sin sus padres. Mi hija es una ciudadana estadounidense que, antes de su sustracción, era una “residente habitual” en los Estados Unidos. Como tal, los tribunales deberían haber reconocido las resoluciones de los tribunales estadounidenses que exigían el regreso de mi hija. Fracasaron en su deber para con Victoria, y como resultado se ha convertido en una huérfana y la enfermedad mental de su madre no se ha tratado. Sé que sus tribunales no han protegido a muchos niños de sus propias madres, que en lugar de la custodia compartida, optan por obtener su venganza contra sus ex cónyuges a expensas de sus propios hijos.

Many people have been “duped” by the Carrascosa family and their campaign of deception. It is very harmful to my daughter and it is harmful to Ms. Carrascosa. Ms. Carrascosa will remain in prison until she changes her position. I remain hopeful that she will take the steps necessary to get out of prison and spend time with her child, before her child becomes an adult. This will not happen if media outlets and her team of professional liars continue to provide Ms. Carrascosa with a platform to repeat her delusional story.

Muchas personas han sido “embaucadas” por la familia Carrascosa y su campaña de engaño. Es muy perjudicial para mi hija y es perjudicial para la Sra. Carrascosa. La Sra. Carrascosa permanecerá en prisión hasta que cambie de posición. Mantengo la esperanza de que ella va a tomar los pasos necesarios para salir de la cárcel y pasar tiempo con su hija, antes de que su hija se convierte en un adulto. Esto no sucederá si los medios de comunicación y su equipo de mentirosos profesionales continúan proporcionando a la Sra. Carrascosa una plataforma en la que repetir su historia delirante.

Dpto. de prensa
Asociación PROJUSTICIA

http://www.projusticia.es/notas%20de%20prensa/notas%20de%20prensa/comunicado-de-Peter-Innes-febrero-2014.html



El psicólogo de la hija de Carrascosa ya dijo en 2005 que la niña tenía que ver al padre

El técnico del Equipo Psicosocial decidirá si el régimen de visitas es en Valencia o en Estados Unidos


REGINA LAGUNA VALENCIA El psicólogo que decidirá sobre el reencuentro de Peter Innes con su hija, Victoria Solenne, es el mismo que ya en 2005 emitió un informe pericial a petición del juez que decidía sobre la custodia de la pequeña, en el que aconsejaba que no perdiera el contacto con su padre.
Este técnico del Equipo Psicosocial de los juzgados ha recibido el encargo de la Fiscalía de Menores de Valencia para que estime la forma más conveniente de que la hija de María José Carrascosa vuelva a encontrarse con su padre. El único punto de divergencia entre ambas familias es el lugar: Estados Unidos o Valencia. De ello depende que María José sea puesta en libertad.
Riesgo físico o psíquico

El juzgado de Primera Instancia número 9 de Valencia encargó una pericial psicológica respecto a “si la restitución de la menor puede suponerle un riesgo físico o psíquico para la misma”. La menor vivía en Buñol con los abuelos desde que seis meses atrás se la trajera su madre de Estados Unidos “sin consentimiento ni conocimiento del progenitor”. El padre pedía entonces que se le devolviera a la niña.

Victoria comenzó diciendo en la entrevista: “Yo no tengo papá”. Y terminó diciendo: “No le quería porque me lo dice la mamá”. La niña tenía 5 años. Realizó un dibujo con la ausencia de ambos padres y con signos que indicaban “necesidad de afecto”. El informe decía que si la niña se quedaba aquí “supondría un cese de la relación paterno-filial” y concluía, “en interés de la menor, el mantenimiento de la relación con ambos progenitores”.

http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2010/01/23/psicologo-hija-carrascosa-dijo-2005-nina-tenia-ver-padre/672045.html


 

“Entérese: el juego se ha acabado. [El suyo] es un caso de odio y venganza que ha creado usted, quien ha considerado a su hija una mera propiedad, una pieza en el tablero de ajedrez”

1261609204_850215_0000000000_sumario_normal

EE UU condena a 14 años a Carrascosa por secuestrar a su hija

“Soy inocente, le pediría una nueva oportunidad”, rogó al juez

 

Donald Venezia no tuvo compasión. En la víspera de Nochebuena, el juez estadounidense condenó a la valenciana María José Carrascosa a 14 años de cárcel por el secuestro de su propia hija. “Entérese: el juego se ha acabado”, le dijo el magistrado. El suyo “es un caso de odio y venganza que ha creado usted, quien ha considerado a su hija una mera propiedad, una pieza en el tablero de ajedrez”. La sentencia, que puede ser recurrida, pone cifra al veredicto de culpabilidad emitido en noviembre por un jurado popular por nueve delitos: uno por desacato a una orden judicial y ocho por interferencia en la custodia de la niña, que tuvo con un nacional estadounidense.

María José Carrascosa, de 44 años, encarcelada desde hace tres en una prisión de Nueva Jersey, sacó del país a su hija, Victoria Solenne, en 2005. Acababa de separarse de Peters Innes, el padre de la menor, con el que estuvo casada desde marzo de 1999. Él decidió recurrir a la justicia de los dos países, ella, sólo a la española. En el verano de 2006, con Carrascosa ya soltera por anulación matrimonial en España y divorciada, según la legislación estadounidense, la Corte Superior de Nueva Jersey le dio un plazo de 10 días para que entregara la niña a su padre. Se negó y se presentó ante el tribunal de EE UU con sus sentencias españolas bajo el brazo para defender su decisión de llevarse a la niña a España. Pensó que todo se aclararía. Pero fue detenida y desde entonces está encarcelada y metida en un terrible embrollo judicial.

La familia de la valenciana llegó a proponer al juez Baltasar Garzón como mediador entre la justicia española y la estadounidense para conseguir una solución del caso, pero la Corte General del Poder Judicial rechazó la petición. Incluso trató de llevar su caso al Tribunal Supremo de EE UU, sin éxito.

“Sostengo que soy inocente. Le pediría una nueva oportunidad para demostrar mi inocencia”, rogó Carrascosa tras escuchar el fallo en la sala. El magistrado, que impuso la pena solicitada por la Fiscalía del condado de Bergen (Nueva Jersey) no tuvo piedad y fue severo con ella. “Es lo que se merece por arrancar a su hija de sus propios brazos y de los brazos de su ex marido“, le afeó. “Usted debería pensar que en estas Navidades su hija no tendrá ni a una madre ni a un padre a los que abrazar, ni abrirá los regalos con ninguno de ustedes“. Sólo tuvo con ella una concesión. Le dijo que podría reconsiderar la condena en el caso de que devuelva la niña a territorio estadounidense. Carrascosa no aguantó las palabras del juez y lloró durante la vista.

Anoche se desconocía la argumentación jurídica de la condena, que previsiblemente se hará pública en los próximos días. Pero sí sus consecuencias más allá de la privación de libertad de la mujer valenciana. Su hija Victoria Solenne, nacida en 2000, será mayor de edad para cuando Carrascosa salga de la cárcel si cumple la pena en su totalidad. De esta forma, podrá salir libremente de España y entonces, según el juez, no será capaz de reconocer ni a su padre ni a su madre.

Es exactamente lo que lamentaba el padre de la niña, Peter Innes, a la salida del juzgado. “No estoy nada feliz. No estoy aquí para celebrar nada. Es sumamente triste, sobre todo para mi hija, quien no tiene padre ni madre”. Innes acusó a su ex mujer de “haber intentado manipular a todo el sistema judicial, algo que habría conseguido en España pero no en Estados Unidos”. A lo largo del proceso, Carrascosa le ha llegado a acusar de malos tratos e incluso de intentar envenenarla.

“Podría haber sido una condena mucho más fuerte, porque el juez le podría haber impuesto unos 30 años. Igualmente estamos decepcionados porque 14 años son más de los cinco que esperábamos”, resumió decepcionado a Efe su abogado, Scott Finkenauer. El letrado se reunirá con Carrascosa en prisión para decidir si apela o no la sentencia, para lo que disponen de un plazo de mes y medio, aunque apuntó a otra posibilidad de excarcelación: “La junta que supervisa la puesta en libertad bajo fianza de presos podría estudiar su caso y, si se decanta por dejarla en libertad, podría estar fuera en 18 meses”.

El abogado de la española esperaba que el magistrado aplicara a su cliente la condena mínima, de cinco años de prisión. Eso le habría permitido salir de la cárcel en breve, si se tenía en cuenta el tiempo que la valenciana llevaba entre rejas.

El Gobierno español lamentó mucho la condena de 14 años de prisión de María José Carrascosa. Pero fue prudente, muy prudente en este caso penal que tensa las relaciones entre las jurisdicciones española y estadounidense. “Tenemos como norma no entrar a valorar nunca las sentencias de países que nos ofrecen todas las garantías”, dijo un portavoz del Ministerio de Exteriores. “El consulado le seguirá prestando apoyo”.

DOS PAÍSES, DOS SENTENCIAS

– 1998. La abogada valenciana María José Carrascosa, de 34 años, dedicada a mercadotecnia, conoce por Internet en Estados Unidos, donde ella trabajaba, a Peter Innes. Inician una relación.

– Marzo de 1999. La pareja se casa.

– Abril de 2000. Nace Victoria, hija de Carrascosa e Innes. Según la mujer, a partir de ese momento se destapa el carácter violento de su marido.

– 2001. El Servicio de Inmigración estadounidense concede a Carrascosa el estatus de mujer maltratada.

– 2004. La pareja se separa.

– Enero de 2005. Carrascosa deja Estados Unidos con la niña. Vuelve a Buñol.

– Julio de 2005. Un tribunal valenciano otorga a la abogada la custodia de la niña, y le retira el pasaporte para evitar que pueda salir de España.

– 2006. Innes denuncia a Carrascosa por secuestro de su hija Victoria. El juez Edward Torack, de Nueva Jersey, le concede la custodia de la niña.

– Agosto de 2006. Carrascosa regresa a Estados Unidos para poner orden en sus negocios y zanjar el proceso de divorcio.

– 1 de septiembre de 2006. El tribunal de EE UU dicta la orden y captura de Carrascosa. La mujer se esconde en casa de amigos.

– 21 de noviembre de 2006. Carrascosa es detenida. El juez pide una fianza de 500.000 dólares.

– 2007-2008. Carrascosa intenta que la justicia estadounidense le deje salir de la cárcel. No lo logra.

– 28 de octubre de 2009. Comienza el juicio de Carrascosa en Nueva York.

– 23 de diciembre de 2009. La abogada es condenada a 14 años de cárcel.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de diciembre de 2009

http://elpais.com/diario/2009/12/24/sociedad/1261609204_850215.html


  • TRIBUNALES

Casi nueve años en la cárcel

Libertad condicional para María José Carrascosa, presa en EEUU

  • En prisión en Nueva Jersey desde 2006 por la custodia de su hija
  • “He llevado los zapatos de una vida que no era la mía”, ha dicho”
  • “Mi idea es volver a España, reunirme con mi hija y mis padres”

María José Carrascosa, tras ser puesta en libertad. Atlas

EFE Nueva York

Actualizado: 25/04/2015 16:07 horas

Un tribunal estadounidense aceptó el viernes poner en libertad condicional a la ciudadana española María José Carrascosa, presa en el estado de Nueva Jersey desde 2006 por un litigio ligado a la custodia de su hija, dijeron fuentes oficiales.

La española afirmó que en las últimas horas ha vivido “una acumulación de sensaciones” y ahora le toca retomar su propia vida para superar casi nueve años que estuvo encarcelada en EEUU. “Tengo un montón de cosas por hacer (…) Tengo que ponerme los zapatos de mi vida. He llevado los zapatos de una vida que no era la mía“, dijo Carrascosa en una entrevista con Efe poco después de salir del penal.

Carrascosa, con ropa recién comprada para reemplazar el chándal con el que había salido de la cárcel, habló con Efe en un estacionamiento de un centro comercial poco después de tener el primer contacto con su hija Victoria, de 15 años.

“Hemos estado llorando las dos como dos Magdalenas”, agregó, y dijo que tenía unas “ganas increíbles de darla un abrazo”. “Está ya más alta que yo”, añadió, al recordar que cuando quedó presa en Estados Unidos su hija tenía 6 años.

“Mi idea es volver a España, reunirme con mi hija y mis padres, y allí Dios proveerá”, declaró.

Fotografía de archivo de María José Carrascosa

Reconoció, no obstante, que aún hay trámites legales que resolver antes de que las autoridades estadounidenses le permitan salir del país.

Su hermana, Victoria, ha asegurado que tanto ella como sus padres están “muy contentos, es un contraste de emociones; estamos eufóricos”.

Victoria ha comentado que la abogada de María José ya la había puesto anoche en sobreaviso y que recibió una llamada de María Luisa Cava de Llano, del Consejo de Estado y ex Defensora del Pueblo que atendió algunas de sus peticiones, quien también le ha comentado la noticia.

Ha indicado también que sus padres han estado en contacto esta noche con los representantes del consulado, que les han ido facilitando detalles de la decisión judicial.

Victoria ha tenido palabras de agradecimiento para todas aquellas personas, instituciones y medios de comunicación que se han interesado y han realizado gestiones para poner fin a la prisión de su hermana, y ha recalcado que su agradecimiento era para los que “realmente” han hecho algo, porque “el Gobierno, ni uno (el presidido por Zapatero) ni otro (el de Mariano Rajoy)”.

Ha pedido unos días para descansar y serenarse porque, según ha asegurado a EFE, “estoy demasiado emotiva, han sido nueve años de sufrimiento” y ahora, tras quedar en libertad María José y vivir con intensidad la libertad condicional, necesito descansar”.

Nueve años en prisión

Carrascosa quedó detenida en 2006 acusada de desacato a la autoridad y secuestro por llevarse a España a su hija, en enero de 2005, mientras estaba en medio de un litigio con su exmarido, Peter Innes, sobre la custodia de la hija de ambos, Victoria.

Un tribunal de Valencia (España) le concedió a Carrascosa la custodia de su hija en julio de 2005, pero un año después la madre regresó a Estados Unidos, y quedó detenida el 21 de noviembre de 2006.

Fue condenada a 14 años de prisión en un juicio que se cerró en diciembre de 2009, y en varias ocasiones en los últimos años ha pedido la libertad condicional. Ahora se encuentra en la cárcel del condado de Bergen, en la ciudad de Hackensack, en el estado de Nueva Jersey.

 

Se desconoce si se podrán completar los trámites en las próximas horas para que Carrascosa pueda quedar en libertad, o habrá que esperar hasta mañana, o hasta el próximo lunes.

El caso debería analizarlo previamente la Junta de Libertad Condicional del Estado de Nueva Jersey.

La ciudadana española, según amigos suyos, no había recibido aún la orden emitida por la jueza, y seguía dentro del penal.

http://www.elmundo.es/espana/2015/04/24/553aaf49268e3e836c8b456d.html


28 de abril de 2015

María José Carrascosa, Peter Innes y el juicio del Rey Salomón

Todos los medios de comunicación españoles se han felicitado por la puesta en libertad condicional de María José Carrascosa, la abogada valenciana condenada en Estados Unidos por la sustracción de su hija.

Sin embargo, nadie habla de lo importante, de la pequeña Victoria Innes Carrascosa. Así la Señora Carrascosa no ha tenido rubor en denunciar el perjuicio que las autoridades norteamericanas le han producido a ella y a su familia. Y todo ello olvidando como sus comportamientos han perjudicado a su hija y al padre de la misma, el Sr. Innes.

Debe recordarse que la Sra. Carrascosa perdió todas las demandas y querellas que presentó contra el que fue su esposo, tanto en Estados Unidos como en Valencia. En Valencia mismo le archivaron las numerosas denuncias por violencia de género, aquellas otras en las que denunciaba a su esposo por intento de asesinato, envenenamiento, abuso de la hija, amenazas y un largo etcétera.

En contra de lo que se dice, a la Sra. Carrascosa ningún juzgado, ni español ni norteamericano le concedió nunca la custodia. En Estados Unidos se la concedieron al padre, y en España las autoridades judiciales, en vez de concedérsela al padre, se la concedió a los Servicios Sociales, que actualmente la tienen en nuestro país. Servicios Sociales, por lo demás, que no han sabido cumplir con sus obligaciones, y ello en tanto en cuanto, han incumplido la resolución judicial que establecía porque debían restablecer la comunicación padre-hija (que no han restablecido) y velar por sus intereses (y no han velado, permitiendo que la menor haya aparecido en todos los medios de comunicación hablando con su madre).

Cuando la Sr. Carrascosa, incumpliendo las medidas que ella misma firmó, sustrajo a la menor de Estados Unidos el Sr. Innes solicitó, por vía del Convenio de la Haya el retorno de la misma. Por tal motivo los Juzgados de Valencia solicitaron una pericial del equipo adscrito, que resolvió indicando que si la niña no volvía a los Estados Unidos se rompería la relación paterno-filial, pues entre otras cosas concluía la existencia de “Evidencias claras de manipulación de la menor por parte de la progenitora, creando, mediante actitudes y verbalizaciones, una imagen negativa del progenitor, favoreciendo rechazo hacia el mismo”. Todos los medios han callado la existencia de esta aseveración, y quizá porque a alguno de ellos le viniera bien dejarse manipular por la familia Carrascosa, que a fuerza de repetir las mismas mentiras ha hecho que parte del público español las crea.

Otro de los grandes ausentes de todo este circo mediático ha sido el padre. Y es que prácticamente nadie se acordó de citar sus sufrimientos por verse privado de su hija, retenida legalmente en España sin razón alguna, pues en las numerosas actuaciones judiciales no obra ni un solo motivo, ni un solo argumento, que desaconsejara nunca el contacto paterno-filial. También se olvida que si María José está el libertad condicional se debe a la mayor prudencia de los Juzgados norteamericanos frente a los españoles; y a la labor de Peter Innes, que viendo a su hija sin su padre y sin su madre varias veces se pronunció a favor de la libertad de María José. En cuanto al prudencia de los Juzgados norteamericanos debe recordarse que los mismos aplican sus leyes sin discriminar por razón de sexo, muy al contrario de lo que hacen los Juzgados españoles, que siempre priman, con criterios discriminatorios, a la mujer sobre el hombre, aunque ello lleve aparejado el perjuicio de un menor, como ha pasado en este caso.En cuanto a labor de Peter Innes, su bondad natural nos recuerda a la actitud de la madre auténtica del famoso juicio del Rey Salomón. Aquella que cuando vio que su hijo sería dividido por la mitad decidió renunciar a sus satisfacciones de madre primando la vida de su hijo. Peter decidió en todo momento que ya que los Juzgados españoles se negaban injustamente a establecer visitas sobre la menor, lo mejor era que al menor recuperada a la madre.

Con todo esto, es evidente que España ha perdido su ser, su quijotesca esencia, aquella que la llevaba a defender causas justas en contra de viendo y marea. Sin embargo, en este caso ha sido un norteamericano quien nos ha ensañado lo que es una obra de caridad y sacrificio. La pena es que, como siempre en las últimas décadas, España, infectada por la nefasta ideología de género, no sabrá aprender la enseñanza.

Victoria Carrascosa mostraba el signo de la victoria, aunque eso supusiera la derrota de su hija. Y es que al final consiguió lo que quería: que su hija no tuviera padre. ¡Pobre España, y más pobres sus hijos, que crecen en la orfandad.!

http://blog.bufeteperezroldan.com/2015/04/maria-jose-carrascosa-peter-innes-y-el.html?m=1


¿Y si Maria José Carrascosa no fuese la víctima? Entrevista con Peter Innes

Esclarecedora entrevista a Peter Innes,un hombre privado de su hija por su ex-mujer, detenida actualmente en USA. Ha sido acusado de psicopata, mentiroso y drogadicto Antes de este juicio, le ofreció un acuerdo para que saliera en libertad si le dejaba ver a la niña.¿Le ofrecería otro trato tras la sentencia?Le ofrecería otro trato hoy, ahora! Estoy dispuesto a discutir cualquier acuerdo antes de que sea condenada.Quiero que María José esté bien y que sea una buena madre, que tenga una vida feliz y se case otra vez.Es lo que siempre he querido 
etiquetas: juicios, carrascosa

https://www.meneame.net/story/maria-jose-carrascosa-no-fuese-victima-entrevista-peter-innes


¿Y si Maria José Carrascosa no fuese la víctima? Entrevista con Peter Innes

#51   La historia de Carrascosa es la historia de alguien con voluntad de engañar para ganar dinero; pero que no se dio cuenta de que sólo en España cuelan sus mentiras. Etapas:
1.- María José Carrascosa, hija de un ricachón de Buñol, y familiar de un exdirectivo de la Televisión Valenciana, con intereses en un periódico local, y muy bien relacionado con personalidades del Partido Popular valenciano, conoce por Internet a un rico empresario americano, Peter Innes.
2.- Se casan, sí; pero firmando previamente un documento típicamente americano: un acuerdo prematrimonial en el que se renuncia a cualquier tipo de pensión, etc, en caso de divorcio. Además, el acuerdo estipula que ambos deben vivir en Estados Unidos, y los hijos que tuvieren, también. Este tipo de acuerdos no tienen valor legal en España; pero sí en América. En un divorcio en España, el juez no haría caso del papel, que sería menos que papel mojado; pero en América, el juez obliga a que se cumpla ese acuerdo. Y aquí surge el engaño de Carrascosa a su marido. Peter Innes no se casaría si ella no firma, y ella firma porque sabe (es abogada) que en España ese acuerdo no sería respetado ni obligado a respetarlo por los jueces españoles.
3.- Se van a vivir a América, tienen una hija, y Peter Innes pide el divorcio allí. Como el acuerdo prematrimonial allí sí es válido, no hay más pensión que los gastos justificados de la niña; pero nada para Carrascosa. La niña queda con la madre; pero sin poder salir de Estados Unidos, a menos que lo autorice el padre.
4.- Carrascosa viene a España, trae ilegalmente a su hija, y pide aquí un nuevo divorcio, mintiendo a la jueza española del Juzgado número 9 de Valencia. Le dan la custodia de la niña, y fijan una pensión anual de un millón de dólares americanos, unos 600.000 euros al año, unos cien millones de pesetas al año, que Peter Innes debería pagar a Carrascosa, para ella, como pensión compensatoria, más allá del sostenimiento de la niña. En fin, el típico divorcio español entre ricachones españoles.
5.- Como el Convenio Internacional de La Haya estipula que sólo es válido el primer divorcio, la sentencia española es ilegal, se ha obtenido mintiendo al juzgado pidiéndole un divorcio como si aún estuviese casada, y fuera de España, esa sentencia no vale ni lo que el papel en que está escrita. Peter Innes no paga más que lo estipulado en el primer divorcio americano, y además, denuncia a Carrascosa por secuestro de la niña, pide y obtiene en un juzgado americano la custodia de la niña por el incumplimiento del divorcio que supone sacarla del país sin permiso, y el FBI pone a Carrascosa y a la jueza del juzgado número 9 de Valencia en busca y captura por el secuestro de una ciudadana americana (la niña) cuya pasaporte americano está retenido en el juzgado español, que desatiende las peticiones del juzgado americano e incumple el Convenio de La Haya.
6.- Como Peter Innes no paga el millón de dólares anual en cuestión, Carrascosa le denuncia en Estados Unidos por impago, y se marcha allí para ejercer la acusación. Grave error. Ella no es una víctima inocente, sino una secuestradora buscada por el FBI, y termina en la cárcel.
7.- Como ambos tienen mucho dinero, tanto Peter Innes como los padres de Carrascosa, se contratan abogados “de campanillas”, tan famosos como caros, y se calculan sus minutas en base al dinero que hay en juego, el millón de dólares anual de la pensión compensatoria dictada por la jueza española, y que no procede según el acuerdo prematrimonial que los jueces americanos obligan a cumplir.
8.- La influyente familia de Carrascosa, promueve una intensa campaña en prensa, televisión valenciana, y ante el propio Gobierno autonómico valenciano del Partido Popular, para pedir que liberen a la presa, que intervenga el Rey, etc, etc, ocultando que todo el follón es por el interés económico del millón de dólares anual de la pensión.
9.- La Generalitat se presenta en un juzgado americano con un alegato de “Amicus curiae”, es decir, diciendo que los Carrascosa son amiguetes suyos, y hace un ridículo internacional, del que la prensa española no se hace eco; pero la americana, sí. El asunto llega a las más altas esferas, el cónsul español la visita en la cárcel, y el presidente del Comité de Inmigración del Senado de Estados Unidos envía y hace pública una carta al embajador americano en España recordándole que debe rechazar toda injerencia de las administraciones públicas españolas en un pleito privado de divorcio, precisamente una de las garantías legales establecida por la Convención de La Haya.
10.- Hay un intento negociador, en La Haya, promovido por el Gobierno español, en el que Peter Innes aceptaría que la niña viviese en España con la madre, a cambio de que le permitiesen venir a visitarla, y llevársela de vacaciones. Carrascosa no acepta, y en España la prensa sólo habla de “dificultades técnicas” para completar el acuerdo. El punto de desacuerdo es que Carrascosa quiere su millón de dólares, y Peter Innes se aferra a que el acuerdo prematrimonial excluía esto, y el divorcio americano que él pidió fue el primero en sentenciarse.
CONCLUSION: La abogada Carrascosa se creyó muy lista, firmando un acuerdo prematrimonial sin el que no hubiera habido boda, sabiendo que en España ese acuerdo no sería respetado por las juezas de familia españolas. Pero se olvidó de que, viviendo en Estados Unidos, Peter Innes lo tenía fácil para pedir el divorcio primero, y pedirlo allí, justo donde estos acuerdos son una costumbre muy extendida, y los jueces los consideran de obligado cumplimiento.

https://www.meneame.net/c/5482507


Peter Innes, ex marido de María José Carrascosa: «No voy a ver a mi hija porque me preocupa mi seguridad»

  • Entrevista a Peter Innes. Ex marido de María José Carrascosa
  • Ve imposible que la otra parte le permita hablar o ver a Victoria

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

28 de abril de 2015. 10:01hBelén Tobalina.  Madrid.

Peter Innes, ex marido de María José Carrascosa: «No voy a ver a mi hija porque me preocupa mi seguridad»

Peter Innes. Ex marido de María José Carrascosa

María José Carrascosa lleva nueve años sin ver a su hija. Su padre, sin haber estado en prisión, diez. La Justicia estadounidense le dio a él la razón, pero de poco le sirvió. Desde que su ex decidió viajar a España con la hija de ambos, no la ha vuelto a ver. Y así han transcurrido diez largos años en los que no ha visto a Victoria. Peter se ha vuelto a casar y ha tenido un hijo. Pero un hijo es un hijo, y no se olvida de ella, a la que manda mensajes desde la web que abrió con el nombre de su hija. El último, este mismo mes: felicitándola por su cumpleaños. Sin embargo, cuando se le pregunta algo sobre ella, prefiere no contestar. Sí lo hace con el resto de preguntas, aunque reconoce que «no le apetece mucho hablar» sobre lo que ha sido y sigue siendo para él una pesadilla. Son las dos partes de la balanza. Nadie ha ganado.

–¿Cómo se sintió al saber que María José estaba en libertad?

 

–He apoyado la liberación de María José ante el juez porque sabía que era lo que quería mi hija.

–¿Considera que va a ser positivo para su hija?

–Mi esperanza hoy es que María José regrese a España de inmediato y se convierta en una influencia positiva para nuestra hija.

 

–¿Hay alguna posibilidad o milagro de que le permita ver a su hija?

 

–No creo que exista el día en el que María José y su familia vayan a querer cooperar para propiciar cualquier tipo de comunicación o visitas entre Victoria y yo.

–Su hija tiene 15 años, ¿sigue pensando en que al cumplir 18 querrá saber la otra parte de la historia?

 

–Respecto a mi relación con Victoria, prefiero no hablar.

–Pero ¿ha sabido algo de ella?

 

–Prefiero no hablar de mi relación con Victoria, presente o futura.

–Ha sido acusado en varias ocasiones por la familia Carrascosa. ¿Algo que quiera desmentir?

 

–En cuanto a las muchas mentiras y falsas acusaciones que han dicho sobre mí a lo largo de los años, no me importa ya en absoluto. Todo el mundo sabe que nada de lo que han dicho es verdad.

–Hay algo que no entiendo, ¿por qué en todos estos años no ha venido a España a ver a su hija? ¿Es por las denuncias?

 

–No tengo planes en la actualidad de visitar España, pero esto puede cambiar en el futuro. Es cierto que no confío en los tribunales valencianos. En el procedimiento en el que participé, encontré unas postura incompetente y sesgada por parte de los tribunales españoles. Es cierto que estoy preocupado por las denuncias penales presentadas contra mí por la familia Carrascosa. No porque estas acusaciones sean ciertas, que no lo son. Sin embargo, los ciudadanos de Valencia tienen una visión muy negativa sobre mí y sobre cómo la Justicia estadounidense llevó el caso. Así que estoy preocupado por mi seguridad y por el trato dado por los tribunales de Valencia.

 

Y AHORA A DISFRUTAR DEL BOTÍN DEL SECUESTRO

Desde Valencia: «Esto ha sido un calvario»

 

Todo fueron lloros y sollozos cuando la familia Carrascosa consiguió hablar con María José. Su madre, Maruja Peñalver, reconoció ayer a los medios en Valencia que estos nueve años han sido «un calvario», que no se lo desea a nadie y que durante este tiempo ha tenido ganas de llorar, de «pegar un puñetazo» a alguien porque le estaban quitando a su hija, informó Efe. «Tenemos muchas ganas de verla, de besarla y de abrazarla». Su hermana Victoria, a pesar de las «diferencias», también quiere verla en casa.

Leer más:  Peter Innes, ex marido de María José Carrascosa: «No voy a ver a mi hija porque me preocupa mi seguridad» http://www.larazon.es/peter-innes-ex-marido-de-maria-jose-carrascosa-no-voy-a-ver-a-mi-hija-porque-me-preocupa-mi-seguridad-XF9564505#Ttt1D3M3Twuya7yC


Sanción millonaria por la salida de EEUU de la hija de Carrascosa

La corte de New Jersey condena a los letrados americanos de la abogada valenciana, en prisión, a indemnizar a su ex por «angustia emocional»

11.04.2014 | 03:25

Sanción millonaria por la salida de EEUU de la hija de Carrascosa

Sanción millonaria por la salida de EEUU de la hija de Carrascosa

J.S. | VALENCIA Peter Innes, el exmarido de María José Carrascosa, la valenciana actualmente en prisión en Estados Unidos, será indemnizado por el bufete de abogados que tramitó la separación de los cónyuges con casi un millón de dólares más de 721.000 euros por «daños y perjuicios» y la «angustia emocional» que supuso el «secuestro» de su hijasegún dictaminó un tribunal norteamericanopor la madre de la niña, que continúa residiendo en Comunidad Valenciana.

Peter Innes demandó a una firma de abogados que tramitaba el divorcio de María José Carrascosa, acusándoles de entregar a la valenciana en diciembre de 2004 el pasaporte norteamericano de Victoria, la hija de ambos, lo que permitió a la pequeña, entonces de cuatro años, salir de los Estados Unidos con su abuelo y viajar a España.

Según publica Peter J. Sampson, en «The Record», un tribunal de apelaciones de Nueva Jersey ha confirmado una indemnización, con cargo a la firma de abogados, de 700.000 dólares en daños y perjuicios y de 292.332 dólares más de intereses y gastos para abogados.

Los jueces estimaron la pérdida «personal» de Peter Innes, basada en su testimonio, y definida como «la incapacidad de un padre que no ve a su hija desde hace muchos años y la perspectiva probable de que nunca podrá volver a verla».

El juzgado desestimó sin embargo la indemnización solicitada por Innes para su hija Victoria, cifrada en 424.000 dólares debido a que la menor no prestó testimonio sobre su «angustia emocional» ya que para ello debería haber viajado desde España.

En declaraciones al citado medio de comunicación, Innes se declara «feliz» de que el tribunal haya reconocido que los abogados de su exesposa «no tenían derecho a entregar el pasaporte de mi hija y que sus acciones eran una violación de sus normas de conducta profesionales».

Un portavoz de la firma de abogados condenada anunció que piensa recurrir el veredicto a la corte suprema del Estado. Innes ya ha adelantado que el dinero le permitirá «contratar a otro abogado en España y luchar allí por mi hija».

Peter Innes y María José Carrascosa se separaron en 2004 tras cinco años de matrimonio con un acuerdo que impedía a la niña, entonces de cuatro años, salir de Estados Unidos sin el consentimiento de ambos. El pasaporte quedó en custodia de los abogados ahora condenados.

Carrascosa reclamó y obtuvo de los letrados el pasaporte con el que su hija salió con destino a la Comunidad Valenciana, donde reside mientras un juez de la Corte Superior de Hackensack concedía la custodia total de los niños a Innes y ordenaba a la madre que devolviera a la niña con su padre.

María José Carrascosa se negó, alegando la jurisdicción española sobre el caso y fue arrestada por desacato cuando regresó para defenderse en EEUU. Más tarde, la fiscalía del condado de Bergen añadió nuevos cargos. Fue declarada culpable en 2006 y permanece en prisión desde entonces en Estados Unidos, donde ha cumplido ocho de los 14 años a los que fue condenada.

http://www.levante-emv.com/sucesos/2014/04/10/sancion-millonaria-salida-eeuu-hija/1099549.html


Victoria Innes Carrascosa.

victoriainnes

El caso de Peter Innes es uno más de los miles de casos en los que tantos padres se ven privados de sus hijos por la mala fe de quien se considera propietaria de los niños por el simple hecho de haberlos parido.

Como en todos estos casos se cumplen las pautas habituales: denuncias falsas, calumnias, difamación, incumplimiento del régimen de visitas, traslado de residencia para distanciar a padre e hijo, etc.

La exesposa de Peter Innes, María José Carrascosa, salió de EE.UU. (lugar de residencia o domicilio conyugal) con la hija de ambos incumpliendo la legislación y el acuerdo entre las partes pues no tenía autorización del padre o de las autoridades judiciales. De hecho, nada dijo del traslado ni al padre ni al juzgado.

Ya en España la exesposa engañó al juzgado español, ocultando que ya había procedimiento abierto en EE.UU e incluso intentó hacer creer que la residencia habitual era España.

La familia Carrascosa ha denunciado a Peter Innes por maltrato, abuso sexual a su hija, narcotráfico, tráfico de armas, bigamia, envenenamiento, uso de varias identidades, etc. Todas las denuncias han sido archivadas por juzgados españoles. La familia Carrascosa ha justificado estos archivos con los argumentos más peregrinos tales como que al haber sido guardadas las muestras en formol, éstas se han estropeado y no se ha podido demostrar el envenenamiento

A pesar de que el juzgado de primera instancia se declaró incompetente, inhibiéndose a favor del de Nueva Jersey, la Audiencia Provincial, tras el recurso de apelación presentado por Carrascosa, “confirmó” la custodia a la madre. ¿Sorprende que la Audiencia Provincial confirme algo inexistente? Desgraciadamente es una muestra más de cómo se tramitan los juicios en los juzgados de familia de España.

En estos años Peter Innes no ha podido siquiera hablar por teléfono con su hija porque la familia Carrascosa lo ha impedido.

A pesar de los reiterados intentos de llegar a un acuerdo por parte de Peter Innes, la familia Carrascosa se ha negado a cualquier diálogo. Ni siquiera el más que ventajoso acuerdo para María José que se propuso en la reunión en la sede de la Conferencia de La Haya.Peter Innes creó una página web para intentar contactar con su hija (traducida al español) además de explicar, documentadamente, la historia real del caso. Desgraciadamente ha servido de poco pues la prensa española ha dado barra libre a las mentiras de la familia Carrascosa.

Finalmente María José estará encarcelada durante muchos años. Si bien se lo ha ganado a pulso, la consecuencia es que su hija se está criando huérfana de padre y madre, viviendo los dos.

Tras la condena de María José ha habido muchas voces quejándose de la dureza de la condena. Hay que recordar que la legilación española condena con más severidad estos casos. Baste el ejemplo de María José Blanco Barea. Desgraciadamente son pocas las condenas por estos delitos pues de lo contrario no serían tan frecuentes.

Notas de prensa de PROJUSTICIA sobre el caso.

Rueda de prensa en Valencia.
04-03-2010
Devolución de las ayudas económicas a la familia Carrascosa.
10-12-2009
Condena de María José Carrascosa.
12-11-2009
Próximo juicio, Estado de Nueva York contra María José Carrascosa.
23-10-2009
Caso María José Carrascosa: engaño continuo.
06-09-2009
Propuesta de María José Carrascosa
13-05-2009
Nuevas mentiras de la familia Carrascosa
05-05-2009
Caso Carrascosa vs caso Moracho.
23/03/2009
Aclaraciones sobre las últimas mentiras de la familia Carrascosa.
12/03/2009
Próximo capítulo en el triste caso de María José Carrascosa.
08/03/2009

Puedes dejar tu comentario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: