La Inquisición ofrecía mas garantías juridicas que los JVM

Pederastia, patriarcado y masculinidad en la Iglesia católica y en el Islam

In Historia, Ideologia feminazi de genero, Maltrato infantil on 27 mayo, 2015 at 20:48

Por Raad Salam Naaman

Actualizado 19 febrero 2014

Un buen amigo me ha recomendado la lectura del artículo titulado “La pedofilia el mayor escándalo de la iglesia católica” que se ha publicado en laWebIslam, por teólogo Juan José Tamayocriticando y atacando, a la Jerarquía católica, acusándola de complicidad con la pedofilia.
A continuación ofrezco un breve resumen de un largo y tendencioso artículo, sobre el precitado asunto, respondiendo al requerimiento de mi amigo. Al mismo tiempo, me gustaría compartir estas reflexiones con todos los lectores:
“Masculinidad y violencia, pederastia y patriarcado son binomios que suelen caminar juntos y causan más destrozos humanos que un huracán. El cáncer de la pederastia extendido por todo el cuerpo eclesial, es la más fehaciente prueba del fracaso del catolicismo del Juan Pablo II y de Ratzinger. La pederastia es el mayor escándalo de la Iglesia católica de todo el siglo XX y de principios del siglo XXI, el que más descrédito ha provocado en esta institución bimilenaria y el que ha generado más pérdida de creyentes, que han abandonado la Iglesia, bien dando un portazo, bien hecho mutis por el foro…El cáncer de la pederastia con metástasis, extendido por todo el cuerpo eclesial, es la mejor y más fehaciente prueba del fracaso del catolicismo del Juan Pablo II y del cardenal Ratzinger, que los encubrieron: el primero como papa concediendo todo tipo de atenciones religiosas a reconocidos pederastas como Marcial Maciel; el segundo como todopoderoso presidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe durante casi un cuarto de siglo. Este último, siendo papa, Benedicto XVI, se vio obligado a dimitir ante la suciedad que le llegaba al cuello y que no supo limpiar a tiempo”.
Veamos quien es “Juan José Tamayo”; es doctor en teología y filosofía, profesor Titular de la Universidad Carlos III de Madrid, miembro de la Sociedad Española de Ciencias de las Religiones, ex sacerdote expulsado del seno de la Iglesia Católica. Es muy crítico con la actual jerarquía católica de los papados de Juan Pablo II y Benedicto XVI. En los últimos años se ha ido convirtiendo en el “teólogo oficial de PRISA”.
He tenido el “placer” de conocer al teólogo Tamayo personalmente en tres ocasiones. La última vez fue en la feria del libro en León 2012, con ocasión de mis conferencias y presentación de mis libros en la misma. En todos estos encuentros tuvimos nuestras diferencias y discrepancias respecto a algunos aspectos de la Iglesia Católica, ya que él según su costumbre, ataca a la jerarquía católica y defiende al Islam, con argumentos que no se sostiene por si mismos. Yo rebatí tales argumentos con conocimiento que tengo de las iglesias orientales y del Islam.
Ahora bien, analicemos el termino “Pedofilia” según el diccionario de la Real Academia Española: “Atracción erótica o sexual que una persona adulta siente hacia niños o adolescentes”.


Como se puede observar, la conducta descrita no coincide con las aberraciones sexuales que el ser humano puede albergar en su intimidad. Por este motivo, es absolutamente temerario identificar estas desviaciones que el hombre a lo largo de la historia ha sufrido, sufre y sufrirá con la estructura patriarcal que, según historiadores, se inicia en el periodo Neolítico. Por lo tanto, es absolutamente inexacta la vinculación que el “doctor en teología” Tamayo establece una relación exclusivamente entre la pedofilia con la jerarquía católica.
Señor “Tamayo”, sabe usted que, el Centro Internacional de Investigación Sobre Mujeres estima que, actualmente, hay 51 millones de niñas desposadas que viven en el planeta tierra y casi todas en países musulmanes. 29% de esas niñas desposadas son golpeadas regularmente y abusadas por sus esposos en Egipto; 26% sufren un abuso similar en Jordania. Cada año, de acuerdo a UNICEF, tres millones de niñas musulmanas son objeto de mutilación genital.
La práctica islámica de la pedofilia proviene de Muhammad, el “Profeta perfecto” del Islam, que acumuló diez esposas y muchas concubinas oficiales, además de otras. Sus esposas y amantes estaban obligadas, por la ley musulmana, a “satisfacer sus necesidades sexuales en cualquier momento del día o de la noche”, y el Profeta se reservaba el derecho de disfrutarlas “desde la cima de sus cabezas hasta la planta de sus pies”. Muhammad a los cincuenta años desposó a Aisha, cuando la niña tenía seis años de edad, y jugaba con ella, y supo contenerse durante tres años, lo que es digno de admiración según sus seguidores, de no tener relaciones con ella. Pero cuando Muhammad tenía cincuenta y tres años tuvo relaciones maritales con la niña Aisha de nueve años. Basándose en que Muhammad, tal como reza el Corán, es un hombre perfecto y modelo a seguir por todos los musulmanes.
Aquellos que piensan que los musulmanes modernos han abandonado estas enseñanzas, están muy equivocados. En Yemen, por ejemplo, la ley permite casarse a niñas desde los 15 años, pero, si tenían permiso de los padres, lo podían hacer a una edad más joven.
El matrimonio infantil es un problema importante en Yemen, el 52% de las niñas se casan, a menudo con hombres muchos mayores, antes de los 18 años, 14% lo hacen antes de los 15 años. Si las niñas no quieren casarse, sus familias generalmente las obligan. Las niñas que se casan a menudo abandonan la escuela, son más propensas a morir durante el parto y afrontan un mayor riesgo de abuso físico y sexual. Una niña yemení de ocho años ha muerto tras mantener relaciones sexuales con su marido, de 40 años, en la noche de bodas, a consecuencia de graves lesiones internas, en la zona tribal de Hardh al noroeste del país. La pequeña, identificada como Rawan, sufrió un desgarro en sus genitales y una ruptura uterina. Casi una de cada cuatro niñas es obligada a casarse antes de los 15 años en Yemen. En Yemen hay muchos salafistas conservadores y partidos políticos con tendencias islamistas que presionarán enérgicamente y apoyan este tipo de prácticas en Yemen.
En Bangladesh, donde más del 50% de las mujeres se casa antes de cumplir los 15 años, un clérigo islámico amenazó con Yihad (guerra santa) si se prohibían los matrimonios con niñas.
En Irán, el Consejo de Clérigos, que tiene precedencia sobre el Parlamento, dictaminó que las niñas se pueden casar desde los 9 años, recordando, las palabras del AyatAllah Jomainy, el clérigo islámico más famoso del siglo XX: “Un hombre puede tener placer sexual de una niña tan joven como un bebé. Sin embargo, no debe penetrarla; sodomizar a una niña está bien. Si un hombre penetra y daña a una niña, entonces debe ser responsable por su subsistencia toda su vida. Esta niña, sin embargo, no cuenta como una de sus cuatro esposas permanentes. El hombre no tendrá derecho a casarse con la hermana de la niña. Es mejor para una niña casarse en una época en que comenzará a menstruar en la casa de su esposo, mejor que en la casa de su padre. Un padre que case a su hija muy joven, tendrá un lugar permanente en el cielo”.
En Pakistán, en mayo del 2010, un hombre de 25 años de edad se casó con una bebita de seis meses.
En Arabia Saudita no hay ley que defina la edad mínima para casarse, y en la práctica se casan niñas desde los 8 años.
Dos primas adolescentes Christine Azat, de 16 años de edad, y Nancy Magdi, de 14 años, cristianas coptas recientemente fueron secuestradas y luego “vendidas” en Minya, Egipto. Las dos chicas cristianas fueron secuestradas por musulmanes y obligadas, bajo la Espada del Islam, a convertirse al Islam. Las familias temen que las chicas puedan ser asesinadas por los creyentes musulmanes como ocurre en Siria e Irak.
La ONU estima que unos 500.000 refugiados, que estén registrados, han cruzado la frontera con el Líbano desde que empezó el conflicto sirio en marzo de 2011, El 78% de ellos son mujeres y niños. Esta disparidad de géneros se debe, al menos parcialmente, al alto número de bajas masculinas en el conflicto. Estas circunstancias hacen que la mayoría de las refugiadas sirias sean también las más vulnerables. Están apareciendo informes de acoso y ataques sexuales a niños y niñas, por parte de los hombres, lideres religiosos islamistas, imames y jeques de las localidades donde ellas se encuentran en Líbano, Jordania y Egipto.
Jihane Larous, especialista en violencia de género y protección a la infancia de UNICEF, dice: “que con la situación de emergencia que rodea el conflicto en Siria, la tendencia a celebrar matrimonios infantiles tempranos ha aumentado. Hay familias que venden a sus niñas y niños a los viejos jeques árabes de Arabia Saudita, Qatar y otros países del Golfo, para poder sobrevivir”.
En el mundo occidental la pedofilia es considerada un crimen repugnante, y es castigada con años de prisión. Entre los mismos presos los pedófilos son mirados y tratados con desprecio. Pero, en el mundo de los fundamentalistas islámicos la pedofilia no es considerada un crimen.
Van der Laan, Ministro del gobierno Holandés de Alojamiento, Comunidades, y la Integración calcula el número de 15.000 hombres maduros musulmanes en Países Bajos tienen novias infantiles y añade “no podemos enfrentarnos con ello más, este problema ha dado lugar al crimen, el fraude, la violencia doméstica, la poligamia, y la esclavitud. Casi todas las novias de importación son bajo 18 años la mayoría son niñas que no han entrado en la pubertad. En un esfuerzo tardío para solucionar el problema, el gobierno Holandés ha promulgado la legislación que prohíbe el matrimonio a los niños que no tienen aún 18 años. Para rodear este problema, muchos hombres musulmanes en sus 50 y 60 años viajan a Marruecos, Turquía, y otros países Islámicos para realizar una boda con niños”.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), calcula que cada día se casan 39.000 niñas menores de 18 años, en su mayoría en los países árabes islámicos.
Estos matrimonios no solo atentan contra la salud y la vida de las niñas, sino que violan sus derechos humanos básicos de tener educación, salud y libertad.
Como cristiano católico de origen iraquí, he vivido todo mí juventud en Irak, buen conocedor del mundo árabe musulmán, le puedo asegurar con certeza que, los abusos sexuales de los adolescentes niños y niñas “pederastia” es una practica muy habitual tanto en Irak como en todo el mundo árabe musulmán, especialmente por los lideres religiosos musulmanes; imames y jeques.
El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas no critica ni condena a ningún país islámico por esta práctica inhumana contra la niñez. Ni usted tampoco “señor Tamayo” a pesar de obtener “la Diploma y la Medalla de Oro de la Liga Española Pro Derechos Humanos”, además, presume de conocer el mundo árabe musulmán. Sabe ¿Por qué? sencillamente por cobardía, no tiene lo que tiene un hombre para decir la verdad. Sin embargo, critica la jerarquía católica, porque sabe que con la Iglesia no hay problemas. Claro, así también gana más premios como “el Premio Internacional de la República de Túnez para los estudios Árabes e Islámicos”.
Sobre el tema de los abusos sexuales en la Iglesia, Benedicto XVI reaccionó claramente, cuando dijo “La Iglesia nunca ha tratado de ocultar estas cosas. Que el poder del mal penetre hasta tal punto en el mundo interior de la fe para nosotros es un sufrimiento que, por una parte, debemos soportar, mientras que, por otra, debemos hacer todo lo posible para que no se repitan casos de este tipo. Tampoco es motivo de consuelo saber que, según las investigaciones de los sociólogos, el porcentaje de los sacerdotes que han cometido estos crímenes no es mayor que el de otras categorías profesionales asimilables. De cualquier manera, no se debería ostentar esta desviación como si fuera una suciedad específica del catolicismo. Y, sobre todo, aunque sea justo exponer el mal en la Iglesia, no se debe callar tampoco la gran estela luminosa de bondad y pureza que la fe cristiana ha dejado a lo largo de los siglos… Es cierto que también hoy la fe impulsa a muchas personas al amor desinteresado, al servicio por los demás, a la sinceridad y a la justicia”.
Es verdad, el porcentaje de sacerdotes que han cometido estos crímenes "pedofilia", es muy reducido respecto a los decenas de miles de sacerdotes, monjas y misioneros, que están ayudando a los necesitados en todo el mundo. Incluso, en tierras de mayoría musulmana, arriesgando su vida, enfrentando con mucho valor; persecuciones, malos tratos y secuestros por los grupos radicales islámicos. Seguramente “señor Tamayo” conoce algunos de estos sacerdotes, porque han sido compañeros suyos.
“señor Tamayo” puede decirme ¿Cuantos “Santa Teresa de Calcuta, Vicente Ferrer o el Padre Damian…etc.” que, hay dentro del Islam?
Finalmente, “señor Tamayo”, he de decirle que la perdida de creyentes como usted en la Iglesia católica, es una bendición del Espíritu Santo.
Que el Señor me perdone.
Raad Salam Naaman
Cristiano católico caldeo de origen iraquí, y con mucha honra


Raad Salam Naaman


Raad Salam Naaman es de origen iraquí, nacido en Nínive (Irak), de mayoría musulmana (Sunnies). Criado y educado en Basora, de mayoría Ši`ies, en el seno de una familia católica (caldea), vivió muy de cerca -haciendo el servicio militar- el desarrollo de las guerras de Irán-Irak y la primera del Golfo. Víctima de numerosas persecuciones y detenciones debido a sus ideas pacifistas ante ambos conflictos y contra el radicalismo islámico, es uno de los pocos afortunados que ha logrado salvarse, escapando y buscando una nueva vida en España, país en el que obtiene asilo político y la nacionalidad española.
Es licenciado en Filología Árabe y Estudios Islámicos y también en Ciencias Económicas. Tiene un diploma de estudios avanzados en Ciencias de las Religiones y un doctorado en Filología Árabe y Estudios Islámicos.
Apasionado por el estudio de las tres religiones monoteístas, se viene dedicando en sus publicaciones, conferencias y otros trabajos a su análisis crítico. Es autor de varias publicaciones tanto en su país natal (Irak) como en su país actual (España), entre las que destacan: ¿Qué es el islam? y ¡Wa islamah! Todo sobre el islam.
“Con todo lo que he vivido y visto en mi país natal, sufro mucho cuando pienso en el pasado. Con el aumento del radicalismo y el fanatismo islámico en la actualidad, tengo miedo cuando pienso en el futuro…”.

Raad Salam Naaman, raad_salam@yahoo.es, es autor, editor y responsable del Blog Desvelando el Islam, alojado en el espacio web de http://www.religionenlibertad.com

http://www.religionenlibertad.com/pederastia-patriarcado-y-masculinidad-en-la-iglesia-catolica-y-en-el-34013.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: