La Inquisición ofrecía mas garantías juridicas que los JVM

Violencia de “género”, la mentira más grande jamás contada

In Aborto, Corrupcion feminazi, Estadistica (datos estadisticos), Ideologia feminazi de genero, Legislacion, Maltrato infantil on 14 julio, 2015 at 13:15

Carlos Aurelio Caldito Aunión

Empecemos mostrando una “joya de la jurisprudencia”: “Los hechos han quedado acreditados por la declaración de la denunciante, por lo que a pesar de las manifestaciones que hace el denunciado, de no encontrarse en Valencia cuando ocurrieron los hechos, resulta más convincente la declaración de la denunciante, la cual es totalmente coherente con la declaración en el Juzgado y en la Comisaría. Así mismo, no existe razón para interponer la denuncia si los hechos no hubieran ocurrido”. Sentencia del Juzgado de Violencia sobre la Mujer, número 3 de Valencia, de 11 de febrero de 2013, mediante la cual se condena al denunciado a cuatro días de arresto domiciliario (cuatro días de “localización permanente”, según la jerga judicial) como autor de “una falta de vejaciones injustas” (hemos de suponer que al entender de la magistrada-juez, existen “vejaciones justas”)

Una de las conclusiones que se sacan tras la lectura del texto es que, quienes han tenido la triste suerte de nacer con pene, en España, son ciudadanos de segunda categoría, a los que se les aplica por sistema la “presunción de culpabilidad”.

En segundo lugar, en la “argumentación de la magistrada-juez” (fundamentos de derecho lo llaman, gracioso y perverso eufemismo…) subyace la idea de que las mujeres nunca mienten, pues: ¿Qué razón habría para que una mujer denuncie a un hombre, si los hechos denunciados no fueran ciertos?

Al entender de la señora magistrada-juez, las mujeres nunca denuncian falsamente… la mendacidad, como el coñac Soberano, es cosa exclusiva de los hombres. Las mujeres –ese es el mensaje implícito en las argumentaciones de la magistrada- siempre dicen la verdad, y por tanto es absolutamente impensable que denuncien a su esposo, novio, compañero, falsamente, con intención de causarle algún daño, o cosas parecidas.

Insisto, eso de los embustes es cosa de la condición masculina (¡Ojo! éste no es un caso excepcional, marginal, es la práctica diaria en los juzgados conocidos como “de violencia de género”, es más así lo ordena la jurisprudencia del Tribunal Supremo).

Y lo más perverso: en caso de discrepancias entre la versión de un hombre y una mujer, siempre se darán por veraces las palabras de la denunciante, por ser lo dicho ante la juez, coincidente con lo manifestado anteriormente en la Comisaría de Policía. La magistral-juez lo denomina “coherencia”.

Dice su señoría que “pese a lo manifestado por el denunciado, le resulta más convincente lo dicho por la denunciante”. La pregunta obligada es ¿Por qué?

La única conclusión a la que uno puede llegar es que estas señoras jueces, y sus colegas varones, tienen dotes de adivinación que les permiten viajar en el tiempo y comprobar lo realmente sucedido en el lugar y en el momento, descrito por una mujer que denuncia a su compañero, por haberle infligido –supuestamente- alguna clase de maltrato, de las que se prevé en la denominada “ley integral contra la violencia de género”.

El repertorio de acciones masculinas calificables como “violencia de género” incluye desde proferir palabras soeces o malsonantes, tales como “vete a la mierda”, “que te follen”; o expeler una ventosidad, zarandear a una mujer, empujarla… hasta ejercer violencia física, puntualmente, o de manera ocasional, o el “cajón de sastre” donde todo cabe, y que nombran como “violencia psíquica” (lo común es que lo llamen violencia “psicológica”, que se supone que debería significar la “violencia que ejercen los psicólogos”).

Pero, como comprenderán, lo que cuente una mujer ante el Juez, la Policía, o la Guardia Civil, dependerá del daño que pretenda infligirle a su compañero, o lo que le haya aconsejado su abogado que cuente… Da igual si es o no verdad, pues siempre –salvo honrosas excepciones- se encontrará con una juez, o un juez que dé por ciertas sus afirmaciones y considere inciertas las del denunciado. Otras veces contará con el apoyo entusiasta del Equipo Técnico Psicosocial adscrito a los juzgados de violencia de género, que certificarán que posee todos los rasgos de mujer maltratada, y su compañero de un cruel abusador… y si no, todavía queda la valiosa colaboración –también entusiasta- de algún médico, o médico forense.

Otro factor que debe tenerse en cuenta, ingrediente necesario en esta enorme tragicomedia, es la intervención de los “abogados del turno de oficio de género”, algunos de los cuales harán todo lo posible por convencer al denunciado de que firme una sentencia “de conformidad”, por sugerencia de la fiscalía, si quiere salir de aquello que llaman “palacio de justicia” cuanto antes, y con una sanción leve, pues está perdido irremediablemente, diga lo que diga… Lo cual suele ocurrir en múltiples ocasiones, pues ya ha habido antes otro ingrediente, de especial importancia: cuando un hombre es denunciado por supuestos malos tratos a su compañera, es detenido y encarcelado en los calabozos de la Guardia Civil, o de la Policía, saltándose todas las normas legales, tales como el derecho al “recurso de habeas corpus”; y si la detención se efectúa el viernes, es seguro que el hombre pasará todo el fin de semana en el calabozo, y será puesto a disposición del juez (en algunos casos ni eso) el lunes siguiente. En esos casos, hacer que el detenido firme lo que se le ponga por delante, y se declare culpable de un delito que no ha cometido, está “chupado”. Por supuesto, los abogados canallas (que haberlos haylos) normalmente tienen un lapsus de memoria y no le cuentan al denunciado que al firmar la sentencia “de conformidad” renuncian a cualquier posibilidad de recurso.

Y algunos se preguntarán: ¿Qué ocurre en los casos en los que los embustes son de tal magnitud que, la falsaria se contradice y se sale de ojo? Pues muy sencillo, para evitar que el perjudicado pueda reclamar alguna compensación, la juez, o el juez de turno decretarán su absolución “por falta de pruebas”, que no es lo mismo que declararlo inocente.

En todos los Juzgados de Violencia de “Género” se considera que las denuncias de una mujer -o de un menor- por malos tratos o abusos siempre son veraces. Según “los expertos” ninguna mujer ni ningún niño miente en estos casos. Y quien piense lo contrario es que se está dejando llevar por vicios o estereotipos machistas y patriarcales. Es mas, no creer a la mujer o al menor es “revictimizarlos”.

Cuesta creer que gente seria e instruida pueda manifestar semejantes insensateces. Pero lo peor de todo es que muchísima gente, temerosa de la versión oficial, “canónica”, políticamente correcta, lo ha acabado creyendo o diciendo que lo cree.

Es relativamente frecuente que los jueces, atemorizados por la perspectiva “canónica” y por el enorme poder de sus acólitos, el feminismo de género, también nombrado como “feminazismo”, dicten de forma especialmente precipitada medidas cautelares, impidiendo al supuesto padre abusador o maltratador el contacto con su hijo o hija (en algunos juzgados se llega a conceder el cien por cien de las peticiones de órdenes de alejamiento para supuestos esposos maltratadores) A riesgo, claro está, de que posteriormente se descubra que el alejamiento era injusto y que éste era el propósito de la madre denunciante.

Ocurre, desgraciadamente, que meses o años de incomunicación desembocan en rupturas de los lazos entre padres e hijos o alejamientos de por vida… La parentectomía está servida:

– Por lo general al padre no se le suele escuchar nunca. Los “expertos” ya lo han condenado anticipadamente.

– Las sentencias nunca son enmendables, la versión “canónica” sostiene que los maltratadores nunca confiesan culpa alguna, y que cuando lo hacen y muestran arrepentimiento siempre mienten… Si confiesa es un maltratador, si no también, pues está mintiendo…

– Si el padre tiene “mala fama” en otros ámbitos de su vida cotidiana (trabajo, ocio, familia de origen, etc.) ello corrobora la denuncia. Y si no también, pues la versión canónica dice que los maltratadores suelen ser “buenos ciudadanos y aparentemente gente corriente”.

Se están contradiciendo principios básicos del derecho civil y penal, se está conculcando el derecho constitucional a la presunción de inocencia, se está denegando a un alto porcentaje de la población –la mitad exactamente- el derecho a un juicio justo.

Hay que sospechar, o algo más que sospechar, que hay demasiados inocentes presos, hijos huérfanos, etc. por causa de la “ideología de género”.

Las secuelas de la “Ley Integral contra la Violencia de Género” son tan destructivas como para que, afortunadamente se estén levantando voces de personas suficientemente lúcidas y experimentadas pidiendo sensatez y cordura en este ámbito, para que se derogue tan perversa ley antihombre, y antifamilias, y para que se aborden todas las formas de violencia intrafamiliar: de hombre a mujer, de mujer a hombre, de padres a hijos, de hijos a padres, e incluso de nietos a abuelos… Esto sería posible si se deja a un lado la instrumentalización política y el exhibicionismo actuales…

Gran cantidad de denuncias por malos tratos (de toda clase) “curiosamente” salen frecuentemente de algunos despachos de abogados y abogadas muy relacionados con la Asociación de Mujeres Juristas Themis, Mujeres Progresista y “asociaciones de mujeres” similares, y también íntimamente relacionadas con las “casas de la mujer”.

Diversos estudios relativamente recientes llegan a la conclusión, desalentadora sin duda, de que alrededor del 40% de los jóvenes considera que mentir es lícito, y además necesario para tener éxito en la vida…

Según esos mismos estudios, ocho de cada diez adolescentes encuestados consideran que están recibiendo una formación en valores éticos adecuada para su futura incorporación al mercado profesional e integración social. Y el 54% de los adolescentes consultados cita a sus padres como los principales modelos a seguir, mientras que el resto de encuestados cita a amigos e incluso afirman no tener ningún modelo de referencia.

Como es bien sabido, la mentira o la falsedad son lo contrario de la verdad, de lo cierto, de lo real. Las personas mentirosas son las que tienen por costumbre decir falsedades o medias verdades a propósito, por necesidad o con motivo o sin ellos, o por puro placer.

La mentira no discrimina por razón de edad, de sexo, de raza, formación académica, o cualquier otra circunstancia personal, la practican los niños, los adultos, los hombres y las mujeres, los universitarios y los ignorantes, los padres o los hijos, los amantes o los esposos, los ricos, los pobres…

La mentira está presente en cualquier lugar, en cualquier contexto: en las relaciones familiares, entre amigos, en las relaciones de pareja, en el trabajo, en la investigación científica, en la política, en la administración de justicia,… en cualquier momento y lugar, allí donde haya gente.

¿Es realmente creíble, por más que el Consejo General del Poder Judicial, el lobby feminazi y algunos grupos políticos lo afirmen, que no existen denuncias falsas por maltrato?



Jesus Muñoz

28/04/2015 – 16:19

Poco o nada me sorprenden las palabras de feministas radicales y defensores a ultranza de una ley de violencia de género que poco o nada, está haciendo por las verdaderas maltratadas, y mucho por destrozar la vida de cientos de miles de hogares, de familias, de menores y sobre todo de padres y más sabiendo que éstas radicales del feminismo, del hembrísmo y del PSOE, están bajo el cobijo de quien está…….

Yo les respondo con los datos que ustedes manipulan y ocultan, faltando a la verdad.

Mire entre mediados de 2005 y 2012 se interpusieron cada día 350 denuncias, es decir, 150.000 denuncias anuales que hacen un total, hasta 2012, de 1.034.613 denuncias, a 269.000 hombres.

Calcule que hasta la fecha de hoy marzo de 2014, llevamos 1.350.000 denuncias aprox.

España lleva años en el punto de mira por la inmensa cantidad de denuncias falsas que se interponen, para recibir fondos de la UE.

http://www.larazon.es/detalle_hemeroteca/noticias/LA_RAZON_307941/900-espana-en-el-punto-de-mira-de-europa-por-las-falsas-denuncias-de-malos-tratos#.Ttt1k6OZxXJQob3

“Para justificar fondos europeos se están inflando las denuncias falsashttp://www.diariodesevilla.es/sevilla/detail.php?id=598410

Aunque el Consejo General del Poder Judicial, (CGPJ), manipulado por el Observatorio de Violencia de la Mujer (OVM) incrustado políticamente en dicho consejo, dirigido por personas muy próximas al pensamiento de la Santa Inquisición, puesto que sacaron a la luz un estudio realizado sobre 500 sentencias condenatorias, entre 2004 y 2012, de las que sacaron la “brillante conclusión” de que las denuncias falsas, solo representaban el 0.001%, cualquier matemático sabe que esa cifra es imposible….Y yo me pregunto, ¿Porque no estudiaron 500 de las 800.000 absoluciones, archivos o deducciones de testimonio……..

Manipulación de los datos del OVM

http://www.malostratosfalsos.com/manipulacion-de-datos-del-ovm/

Irregulares en las estadísticas del CGPJ

http://www.malostratosfalsos.com/irregularidad-en-estadisticas-del-cgpj/

Una experta destaca el alto porcentaje de denuncias falsas por violencia doméstica

http://www.abcdesevilla.es/20090903/sevilla-provincia/experta-destaca-alto-porcentaje-20090903.html

Es más, mi caso está entre esas fechas pues salto entre 2006 a 2012, y yo tengo 7 denuncias de falso maltrato con uso espurio, con sentencia firme, explíqueme entonces esos resultados………….

La media de denuncia por mujer, es de 4,2 denuncias hacia su expareja. Casualmente, el porcentaje de procedimientos de violencia de género que se inician previamente en procesos de separación o custodia, previos a las denuncias de maltrato, son del 75-82% Casualidad…….

España conmueve a Europa: un país con 350 denuncias por maltrato falsas al día
http://www.elconfidencial.com/sociedad/espana-conmueve-europa-denuncias-maltrato-falsas-20100823-68813.html

Así se manipulan las estadísticas sobre violencia de género
http://www.alertadigital.com/2011/04/18/asi-se-manipulan-las-estadisticas-sobre-violencia-de-genero/

Es decir, esos 269.000 hombres denunciados, hasta una media de 4,2 denuncias por su ex mujer, vamos que unas denuncian una vez, y otras 42, ó 7 como Beatriz C.R mi expareja, en mi caso, eso hace las veces de 714.603 hombres denunciados, hasta 2012.

Como puede comprobar, en los datos y aún contando, que ustedes ocultan y manipulan las cifras a su antojo, tan solo se ha condenado al 20% de los denunciados, y rizando el rizo, en 2011 se condenó al 12,3% y en 2012 al 11,6%, según datos del propio CGPJ.

DATOS DEL CGPJ SOBRE DENUNCIAS FALSAS
http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=MwqGiSHBDHM

Del 1.034.613 denuncias interpuestas, las condenas firmes según el CGPJ, son 207.997, de las que más del 60%, de ellas son por conformación, que por cierto, ya que usted es una defensora acérrima de las sentencias dictadas y en el caso a donde quiero ir, por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) con respecto a la doctrina Parrot, le diré, que hay otra sentencia del mismo tribunal, donde se refleja y exige, que ningún país de la UE, debe condenar por conformación en sus juzgados, pues esto no está admitido por este tribunal.

La Ley de violencia de género, contraria a derecho y contaría a la Constitución, puesto que en ningún país del mundo se legisla con derecho penal de autor, tan solo lo tenían en el régimen nazi y en el régimen comunista. Pues por desgracias ese derecho penal de autor, es por la que más condenados por conformación está dando, en este país de pandereta.

Cerca del 30% de la población reclusa, lo es por delitos de violencia de género.

Pues bien, del total de condenas firmes, solo 1600 son por lesiones, es decir por 1600 lesiones y por una media de 38 mujeres muertas al año con un total de 654, mujeres que no denunciaron en su mayoría y mujeres a las que no les llegó ni un solo recurso de ayuda de la administración, se detiene a inocentes, sin cumplir los protocolos de actuación policial en materia de violencia de género, del orden de 85% de las veces, se priva de libertad, y se procesa en 1.034.613 denuncias, a esos hombres de los que más de 800.000, como es mi caso salen absueltos, y que tanto en mi sentencia firme, como en otras miles, dice como particularmente en mi caso, que las abogadas de la federación de mujeres progresistas, en este caso las directoras jurídicas del área de violencia de genero de dicha federación, que han recibido millones de euros en subvenciones, así como mi ex pareja, usaron de forma espuria tanto los procedimientos penales, como la LIVG.

Actuación policial en materia de villencia de genero

http://www.malostratosfalsos.com/actuación-policial-y-docs-de-viogen/

¿Usted sabe a cuantas mujeres se hubiera podido, salvar la vida, si digamos que tirando a la baja, el 60% de las denuncias que se interponen son falsas, y se hubieran destinado esos recursos a las verdaderas maltratadas?

¿Puede calcular lo que ha costado al erario público un caso como el mío, con 6 años de instrucción, con 10 tomos de documentación, donde se contaron hasta 23 procedimientos, y puesto que gane todos, menos claro está, la custodia, al estar denunciado por maltrato, ningún juez te va a dar la custodia, que de eso se trataba?

Entre ellos, 7 denuncias de falso maltrato, una querella criminal que me interpusieron las abogadas de mi ex pareja de la federación de mujeres progresistas, Cruz Sánchez de L. S y Yolanda C.G, al hacer público mi caso, en el periódico digital 20Minutos.es, donde denunciaba el uso espurio de la ley por parte de estas letradas. El 5º comendatario al artículo de la abogada Cruz Sánchez de L.S, es el mío “Llamado Juan.

http://www.20minutos.es/noticia/308107/0/juzgados/violencia/colapsados/

Otra denuncia que me interpuso mi ex pareja Beatriz C.R y su hermana, directora de comunicación de una gran empresa alemana de coches Rosa C.R, ante la agencia de protección de datos, y que gané, y por último conseguí 4 condenas a mi expareja, entre ellas, una por 45 incumplimientos de régimen de vistas en año y medio, y otra, de las cuatro condenas, por una agresión e insultos en la puerta de la guardería cuando, me dejó, 4 meses sin poder ver a mi hijo, para que firmara los 800€/mes de pensión que me pedía, y lo peor de todo, es que fueron las abogadas las que convencieron a la madre para que no me dejara ver a mi hijo. Casualmente ese día 18/05/20006 curse denuncia de agresión con parte médico de lesiones, y al día siguiente me denuncio ella por malos tratos de 4 años anteriores, curioso es que 3 meses antes presentamos demanda de custodia, en la que cada uno, pedía la custodia para si mismo, y jamás reflejo ni denunció ningún maltrato.

¿Cómo puede gente de su partido socialista, decir que las denuncias falsas son un mito, y que los que defendemos que las hay a miles y defendemos la custodia compartida, somos maltratadores y que lo hacemos para no pagar la pensión de nuestros hijos?

Ese tipo de declaraciones son de mal nacidos, de manipuladores, de estalinistas, de totalitarios, que hasta que no les toca a ellos, no saben lo que es sufrir esta lacra de denuncias de falso maltrato.

Casualmente en este último mes, el partido socialista que defendía la ideología de género y la industria del maltrato, ha tenido en sus filas dos denunciados, el más sonado es el del Ex Alcalde Sr. Alejandro Soler @AlejandroSolerM y el del Ex concejal de Écija, hasta ahora que sepamos. Casualmente el Sr Soler, ahora que ya “le ha picado la Abeja”, pide modificar la LIVG, para evitar casos como el suyo de denuncia falsas. ¿Qué casualidad?

El ex alcalde de Elche: ‘Hay que modificar la Ley de Violencia de Género.
http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2014/03/11/531f3081268e3edc0e8b4575.html

El alcalde de Écija destituye como delegado a un concejal acusado de malos tratos
http://www.elmundo.es/andalucia/2014/03/04/531607f2ca4741e7748b458b.html

http://www.diariodesevilla.es/article/provincia/1722070/detenido/primer/teniente/alcalde/ecija/por/malos/tratos/su/ex/pareja.html

Caen redes que ponen denuncias falsas para cobrar subvenciones

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/11/06/andalucia/1352193401.html

Detenidas por falsificar certificados de maltrato para recibir ayudas

http://www.europapress.es/sociedad/sucesos-00649/noticia-detenidas-mujeres-falsificar-certificados-victimas-maltrato-recibir-ayudas-empleo-20130730112732.html

Ustedes faltan a la verdad y manipulan la información y muestra de ello, es que ni siquiera publican, por ejemplo, que el 56% de los menores asesinados lo son, por las madres, frente al 34% de los padres, o por ejemplo que han aumentado en una 70%, los secuestros parentales, y el 90% de ellos, son las madres, las que los llevan a cabo.

http://www.lavanguardia.com/vida/20131010/54390791972/aumento-secuestro-parental.html

http://www.telecinco.es/informativos/sociedad/secuestros_parentales-custodia_hijo-Ministerio_del_Interior-alarma-nacionalidades_2_1765080178.html

Esta ley, ha conseguido que ustedes lleguen hasta silenciar que se han suicidado cientos de miles de padres, a los que se les ha relegado a ser mirados como terroristas, por una sociedad cruel, ignorante y manipulada, hasta que les va tocando 1 a 1 a esos miembros de la sociedad, que miran para otro lado, les miran como asesinos, les quitan la presunción de inocencia, pues ya son culpables, ya tienen la “pena de telediario”, cuando solamente son padres de familia la mayoría de las veces, que han querido o solicitado, la custodia de sus hijos o han querido separarse.

Las mujeres, que interponen este tipo de denuncias en su mayoría usan la LIVG, para conseguir medidas civiles, economías y penales y así obtener de manera rápida un divorcio exprés.

Obtienen con la mera denuncia, abogado gratis, una orden de alejamiento, que hasta 2012, se concedían 9 de cada 10 solicitadas, lo que conlleva que el hombre y padre el 95% de los casos de éstas denuncias, salga de casa y pierda durante más de 1 año, ó 6 como yo, el contacto con su hijo/s.

Automáticamente la vía civil, iniciada en un juzgado de familia queda bloqueada, y pasa a tomar las decisiones tanto penales como civiles, en materia de familia, el Juzgado de violencia de turno. Se consiguen medidas económicas, como créditos gratuitos, viviendas gratuitas, cursos, ser las primeras para solicitar trabajo en el INEN, regímenes de custodia y pensión del ex marido automáticamente.

En el caso de que el denunciado, como en el 80% de los procedimientos, salga absuelto, se sobresea, se archive o se deduzca testimonio contra la falsa denunciante, NUNCA Y REPITO NUNCA, ni a las asociaciones feministas, ONG, federaciones, et, ni a las denunciantes se les obliga a devolver las ayudas………Eso ustedes no lo cuentan

Esto conlleva, que cada denuncia que se interpone, lleva aparejada para el estado unos suculentos ingresos, del orden de 3000€, provenientes de los fons FEDER de la UE.

http://www.alertadigital.com/2011/08/16/cada-vez-que-se-realiza-una-denuncia-falsa-por-maltrato-el-gobierno-recibe-mas-de-3-000-euros-de-subvencion-de-la-ue/

A cada denunciante, se le anuncia a bombo y platillo, que denuncie al primer síntoma, pero también que se le subvenciona, con la mera denuncia, y sin orden de alejamiento, con el mero informe de una asociación feministas pagada, claro está, con subvenciones de todos los españoles, en el que se diga que la susodicha es maltratada psicológicamente, lo normal “Estrés postraumático, debido a la humillación constante, bla, bla, bla…..”, porque como no hay testigos, ni partes médicos, ni denuncias previas, van a por el copia pega de los informes psicológicos de estas asociaciones, en mi caso, le redactaron 5, pues como digo, se les asegura, con una renta R.A.I de 424€ que dependiendo de la comunidad autónoma, puede incrementarse con más ayudas, dependiendo del número de denuncias o número de hijos.

La prueba palpable de la subvención cruel a las que se está llegando la violencia de género y lo que se está llamando coloquialmente, la industria de género, de la que viven ya, alrededor de 150.000 personas, entre políticos y asociaciones, federaciones etc., es una grandísima parcela económica que ha movido, más de 33.000 millones de euros en 10 años, de los Fondos de cohesión de la UE, del estado y de las comunidades autónomas.

Un ejemplo es, éste BO.E, de noviembre de 2005, en el que se dice literalmente que se destinan “Calderilla vamos…”, el 66,5% de 10.000.000 de euros en función del número de denuncias y del número de mujeres que se consideren maltratadas, ésto es una aberración. Donde dice ANEXO:

http://www.boe.es/boe/dias/2005/09/08/pdfs/A30453-30454.pdf

Pero ahondando más, en la proliferación de la mentira difundida por organizaciones feministas radicales y partidos de corte de izquierda y de ultraizquierda, que son casualmente quien mueven y se lucran este tipo de subvenciones, nos encontramos con la última manipulación de masas, esta vez a nivel europeo, y en su artículo (016 por Ana Pastor), hace referencia a esa macro encueta manipulada, en la que quieren hacer ver que el 42% de las mujeres europeas sufren maltrato. Y para muestra un botón

EL MACROFRAUDE DE LA ENCUESTA EUROPEA

https://www.youtube.com/watch?v=9TQmbotNOdA

“No te vayas papa”, video Proyecto

https://www.youtube.com/watch?v=b0mY0mOjqUo

Espero y deseo con toda mi alma que si tiene un hijo jamás se vea en la situación tan cruel y devastadora, en la que nos hemos visto cientos de miles de padres, desde 2004, claro está sus amistades le ayudaran a que su hijo salga impune de todo, pues ustedes están cobijados.

Un último dato para la “igual da…..” de los 7.000.000 de divorcios, tan solo el 10% no tenían hijos, es decir 6.300.000 parejas se separaron, y el 84% de las custodias fueron para las madres, un 14% fueron compartidas y el resto a otros.

http://www.lexfamily.es/revista_portada.php?codigo=1168

Si se está imponiendo el interés del menor y la igualdad, ¿porque hay tantas denuncias de maltrato en los procesos de separación, y custodia, cuando antes jamás se habían interpuesto por esas mismas mujeres, en los años de convivencia o matrimonio?, ¿No será que la custodia lleva aparejada la casa, pensión y medidas civiles que son el control ideológico de los menores para producir SAP, y así hacer que los padres que quieren ver a sus hijos, sean chantajeados, mediante pago económico o en especias?. Seguramente esté yo equivocado en todo…….. Pero me cuesta creer que ya más de 5.000.000 millones de afectados, entre denunciados, hijos, abuelos, segundas parejas, padres y familias del denunciado, estemos equivocados. Dejen de luchar contra el hombre y luchen contra los/as maltratadores/as y contra las/os que abusan del sistema, pues es ese y no otro el cáncer que padece la mujer maltratada, es decir, el “CANCER DE LA MUJER MUCHAS VECES ES LA PROPIA MUJER” pues las miles de denuncias falsas, siempre van en detrimento de las pobres, solas y abandonas víctimas de maltrato, que los hay en todos los bandos, pues víctimas son, los hijos que por una denuncia falsa no pueden ver a sus padres y viceversa, los abuelos, cuyos hijos son denunciados y no pueden ver a sus nietos, las mujeres verdaderamente maltratadas, que por tanta denuncia falsa, pocos las creen a estas alturas, las segundas parejas (mujeres), de denunciados, que difícilmente pueden rehacer sus vidas, por la denuncias falsas costantes y torticeras de las exparejas de su actuales parejas, por despecho y por envidias, y por extensión, a los propios afectados y sus familias.

Se despide Jesús Muñoz, autor de la web http://www.malostratosfalsos.com

Mi igualdad, tu igualdad

http://www.elchediario.com/display.aspx?id=14023

Si me preguntasen qué es la igualdad, diría que igualdad es que nadie tuviera que sufrir discriminación, y que todos tuvieran las mismas oportunidades para ejercer sus derechos, cualesquiera que fueran sus condiciones personales.

Pero sobre todo diría que igualdad es fundamentalmente, que nadie esté obligado a sufrir violencia (la forma suprema de discriminación), cualquiera que fuera su condición personal, como por ejemplo la violencia que sufre la mujer por el mero hecho de serlo, que se produce principalmente en sus relaciones de pareja.

Los poderes públicos de cualquier nivel, obligados a actuar en aras a su erradicación, han dado pasos a nivel europeo para intentar acabar con esta lacra social, como por ejemplo:

1. La aprobación en mayo de 2011 en Estambul del Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica.

Un convenio que, correctamente desarrollado e interpretado, podría ser un instrumento muy útil en la lucha contra el maltrato a la mujer en el ámbito familiar, y que además tiene el valor añadido de reconocer la existencia de otras violencias en el ámbito doméstico, como la sufrida por menores, ancianos y varones, que aunque en menor medida, también se producen. Mayor servicio a la igualdad no se puede hacer.

El problema es que para su entrada en vigor precisa de la ratificación de 10 países (entre ellos 8 miembros del Consejo de Europa), cosa que inexplicablemente todavía no se ha producido.

¿Se está trabajando a nivel europeo para lograr estas ratificaciones y conseguir así la entrada en vigor definitiva del convenio? Si no se está haciendo, habrá que exigir responsabilidades y trabajar para impulsar las ratificaciones precisadas. Y si se está haciendo, les está llevando demasiado tiempo. Un tiempo precioso que no hay que perder cuando se trata de protección de derechos.

Lo que es incomprensible es que desde 2011, haya quedado olvidado en un cajón de algún ministerio, y que España no lo haya ratificado hasta hace dos días (curiosamente a las puertas de unas elecciones europeas). A pesar de todo, bienvenida sea la ratificación.

Pero además, también parece incongruente que España todavía no haya adaptado su legislación sobre maltrato al convenio, en vistas a su eventual entrada en vigor, lo cual requeriría un gran esfuerzo legislativo para articular una ley contra la violencia doméstica, por lo que sería conveniente ir adelantando plazos.

2. Las autoridades europeas han promovido otra iniciativa por la igualdad cuyos resultados se han conocido recientemente: El estudio europeo sobre la violencia contra la mujer (tanto en el ámbito de pareja, como fuera de éste), el cual pese a las buenas intenciones de su trasfondo, se puede decir que (entre otras limitaciones observadas) se reduce al análisis de la violencia sufrida por un colectivo concreto, por lo que adolece de ese carácter global que sí encontrábamos en el convenio de Estambul.

Y si venimos diciendo que luchamos por la igualdad real, automáticamente echaremos en falta otros estudios sobre la violencia, que sufren tanto en pareja, como fuera de ella, otros grupos como ancianos, menores, varones, el colectivo LGBT, etc. Y que precisan también de idéntica protección ante esta lacra, aunque en algunos casos la sufriesen en menor medida que la mujer, pues el maltrato no es un problema cuantitativo, sino cualitativo, de protección de derechos fundamentales e inalienables a la persona, cualquiera que fuera su sexo, condición sexual o cualquier otra característica personal.

Por lo que si finalmente me preguntasen qué es igualdad, de acuerdo con el plano de la misma que hemos venido tratando a lo largo del artículo, definitivamente concretaría que igualdad es que ningún homosexual, bisexual, transexual, varón, anciano, menor y por supuesto mujer, tuviera que sufrir violencia.

Debemos trabajar firmemente en su análisis, para comprenderla adecuadamente y finalmente legislar, con el objetivo de lograr evitarla. Sin contraponer la protección de un colectivo sobre otro, pues no se trata de desproteger a nadie, sino de proteger a cuanta más gente mejor.

Como vemos, todavía falta mucho para lograr la igualdad, y todavía hay que trabajar muy duro para conseguirla ¿Comenzamos?

Juan Antonio Amorós Pérez es policía local y criminólogo

Violencia: la unión hace la fuerza por Paula Ballesteros

http://www.eldigitaldemadrid.es/opinion/causa-abierta/item/12940-violencia-la-uni%C3%B3n-hace-la-fuerza

Valeri Solanas y su manifiesto Scum, lleno de odio, rencor y complejo de inferioridad, en una de sus frases dice: el hombre es un ser incompleto genéticamente, es un aborto con patas.

Como mujer, individuo componente de la sociedad, tal afirmación me ofende; como persona, madre y mujer, también. Mis derechos logrados con esfuerzo, honestidad y justicia se oponen con repugnancia a toda la violencia que dichos postulados desencadenan.

Cuando un problema personal se convierte en político y radical, el resultado no es el esperado por la ingente cantidad de mujeres que perseguimos, para nosotras mismas y para las generaciones venideras, la seguridad en la verdadera igualdad.

Las mujeres no necesitamos perder la identidad que caracteriza nuestro sexo, la feminidad con diferentes manifestaciones y adaptadas a la circunstancia social que evoluciona, como la del hombre, a la necesidad regida y manipulada por grandes gestores globalizados económicamente.

La mujer – aún permanece esta conceptualización en países cuya democratización es nula-, ha sido considerada como pertenencia y por tanto ajena a la elección de su vida. Utilizo el pasado, pues en la civilización en la que nos desenvolvemos no es pertinente; actualmente somos dueñas y responsables de elección. Y digo responsables porque ningún derecho se adquiere sin asumir responsabilidad.

Esto significa que la incorporación al mundo laboral y judicial desde la Constitución que declara la igualdad, no ignora que en el trabajo y la ley somos iguales; aunque diferentes y dependientes -como el hombre- de nuestra capacidad para desempeñar un puesto laboral.

Las diferencias son genéticas y por lo tanto se manifiestan en la capacidad para parir o levantar peso: ninguna nos hace mejores o peores, simplemente diferentes. En ese reconocimiento basado en el respeto se cimenta la relación hombre- mujer y su reproducción.

Opción voluntaria para cualquier mujer dentro de la normalidad. No se puede utilizar ni las violaciones o asesinatos, que nadie ignora, para crear una ley que nos convierta en víctimas y al hombre en nuestro enemigo; como tampoco podemos afirmar que todos los accidentes de tráfico son culpa de la irresponsabilidad del conductor. Estaríamos ignorando otros factores: estado de las carreteras, señalizaciones invisibles, infartos al volante o cualquier otro motivo involuntario.

El movimiento feminista de la clase trabajadora, reivindicativo de igualdad salarial, se utilizó desde la izquierda intelectual por mujeres preparadas para grandes discursos, como trampa a esas mujeres que solo buscaban reconocimiento y a las que muchos hombres se unieron, reconociendo este derecho.

Cualquier parecido al concepto de feminismo actual sería como encontrar semejanza entre un águila y un conejo; la primera es cazadora, la segunda potencialmente víctima. Tal vez estemos llegando a eso: cazador y víctimas.

¿Quiénes representamos a la víctima o quién practica la caza? Es un dilema cuya respuesta es complicada: si la mujer es víctima necesitada de red para saltar a la igualdad y el hombre es cazador, ¿por qué unos y otros estamos enfrentados legalmente, ignorando el valor de la educación y formación sin vencedores o vencidos?

Cuando cualquier ser humano asume tanto su vulnerabilidad cuanto su capacidad para superarla, estaremos en el camino correcto, aunque no tan rentable a la manipulación social como plataforma de fraude para crear un negocio corrupto cuyas consecuencias estamos pagando (con dinero en subvenciones) la lucha entre sexos, aislamiento generacional que se prolongará en los menores que actualmente son utilizados como moneda de cambio, privados de sus derechos a beneficiarse de ambos progenitores.

Divide y vencerás, con el miedo se consigue la división, el aislamiento de padres y madres, sobre todo padres, que contemplan cómo un Ministerio de Igualdad, ahora Instituto de la Mujer, y algunos juzgados de Violencia de Género, ignoran el derecho a la presunción de inocencia, proclamando delito de autor casi por ser hombre, basado en víctimas de sexo femenino a manos de asesinos.

Es terrible, vergonzante y rechazado por cualquier persona con capacidad para ser considerada como tal sin especificar sexo, pero lo que hace terrible la manipulación social es la ignorancia de la violencia infligida por mujeres a hombres, niños e incluso dependientes.

La mujer tenemos un terreno abonado para ejercer la misma capacidad de violencia que un hombre, solo depende de las virtudes o defectos que conformen la personalidad; el hogar es un bunker resguardado de miradas, donde el secretismo del comportamiento, potencia cualquier tipo de violencia y sin duda existe. Sin Ministerio que reconozca su existencia y adopte medidas, tal vez porque la víctima ya no tendría sexo y regresaríamos a la normalidad de los juzgados donde se dirimen faltas o delitos sin discriminación.

Las manifestaciones reivindicativas de los derechos ciudadanos, son objeto de información en cualquier medio. Cualquier deleznable asesinato de mujer ocupa los medios informativos y los minutos de silencio en los políticos y ciudadanía donde ha sucedido el delito. La historia de la víctima, el calvario por el que ha pasado, la orfandad de sus hijos hace que la sociedad horrorizada se conmueva, la misma sociedad que reaccionaría de forma semejante si la víctima de sexo masculino, tuviese el reconocimiento social de sufrimiento, sin la manipulación mediática de la comunicación.

Las campañas contra la violencia tienen un coste financiado con dinero público, sin ignorar que el morbo, además de discriminar por sexo, crea audiencia. Informar no es manipular. Informar es sumergirse en un marasmo de datos y cifras respetando al espectador o lector, como formador de su opinión.

Son muchas las asociaciones de hombres y mujeres que acompañan a los afectados por la injusta parcialidad de la Ley de Violencia. Todas repartidas por cualquier rincón de la geografía y todas sin la fuerza necesaria para concienciar a la opinión pública de la necesidad de un cambio total y absoluto en el tratamiento de cualquier delito.

La única alternativa sería la unión de todas ellas en una sola reivindicación: Igualdad. La opinión se crea teniendo datos sin parcialidad, somos muchas las mujeres que nos hemos manifestado, pero nos faltan audiencia, financiación de campañas de concienciación y sobre todo la sinceridad para reconocer que, a pesar de todos los predicados radicales, la mujer somos capaces de lo mejor o lo peor porque somos precisamente iguales.

Y esto hay que decirlo con la misma claridad con que se persigue al maltratador, se señala a la maltratadora y se desmonta una acusación falsa: un ser humano decente puede y debe ser capaz de dar a cada uno el tratamiento que se merece, sin estigmas o bulas generales.

En este vídeo, que pongo como ejemplo y también pueden verlo al final del artículo, aparecen unas declaraciones muy elocuentes de una mujer sin temor a no ejercer el papel de víctima. Y merece mucho la pena que ustedes mismos constaten la deformación del fenómeno, que es inquietante sin necesidad de criminalizar a un género casi por completo (recuerden la máxima judicial: el delito siempre es individual), viendo con sus propios ojos el Mapa de la violencia de género en España y sus comparativas en diferentes años. Son datos confeccionados por el Instituto de la Mujer.

Para terminar, unas pinceladas sobre el tratamiento de la violencia de género en los medios de comunicación. En una encuesta a la población europea y española, a la pregunta sobre el origen de la información que poseen sobre el tema; el 97% responde que de la televisión, el 49,7% de los periódicos, el 51,8 de la radio y sólo el 16% de los libros, el 14% del trabajo y el 4,2% de formación propiamente dicha.

Esto nos da idea de la importancia que los medios de comunicación tienen en la formación de opiniones y la responsabilidad que ello conlleva a la hora de tratar esta cuestión social tan grave. Sin embargo, el tratamiento informativo resulta sumamente perverso.

Mientras el número de víctimas sigue aumentando, los medios de comunicación parecen perdidos en una red sensacionalista donde, más que en el análisis y la información de este asunto, parecen centrarse en el simple morbo y en la crónica amarilla.

La televisión está mostrando su faz más carroñera en la cobertura informativa de la violencia de género. Se seleccionan aquellas imágenes en las que abunda la sangre, la destrucción, la muerte en directo. Ofrecen como gancho la visión de una mujer recién acuchillada o con la cara hinchada y amoratada en la cama de un hospital.

El respeto al género humano debería poner fin a la venta y consumo de mercancías tales como sangre, dolor, lágrimas, sufrimiento… pero no interesa, en nuestro país las televisiones se han dado cuenta de que el maltrato “vende”.

No han podido resistirse a las rentables audiencias que proporcionan los paseos de algunas famosas supuestamente maltratadas por sus ex por los platós de los programas de entretenimiento. Este maltrato nunca se sabe si es cierto o no. En ocasiones, son parejas que han roto y deciden vengarse en público del otro además de llenarse el bolsillo.

El negocio de la violencia puede ser, por ello, un negocio rentable para los que se convierten en defensores de la mujer declarándola víctima universal, y viven de ello a costa de subvenciones y puestos laborales creados para ello.

Los medios de comunicación, sobre todo la TV, conocedora de la preferencia por el morbo de una gran mayoría de la sociedad, potencia esta información como incremento de la audiencia. Lo políticamente correcto es un gran negocio.

En algunos medios, empieza a ser noticia la condena a mujeres por denuncias falsas. Debería ser lo normal: nada afecta tanto a la lucha contra el maltratador –que lo hay, y no poco- como la utilización de esa lacra desde la mentira, con fines perversos e interesados que reclaman igualmente una persecución sin ambages.

Para rematar, mi conclusión personal: si la división consigue la victoria mediática de eslóganes ideológicos que no sirven ni para acabar con el maltrato ni para evitar injusticias, la unión visible de todos los afectados, repartidos ahora en distintas asociaciones, en una sola causa, conseguiría el triunfo de la verdad. La unión hace la fuerza.

http://www.alertadigital.com/2013/03/05/violencia-de-genero-la-mentira-mas-grande-jamas-contada/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: