La Inquisición ofrecía mas garantías juridicas que los JVM

DE CHISTE. ANTOLOGICA REACCION POLICIAL A IGUAL AGRESION: “Ella sin mi es una mierda”, calabozo; “Gilipollas, no vales para nada”, “Cálmala, dale un poco de cariño”

In Casos sangrantes, Denuncias falsas, Discriminacion sexista, Hombres maltratados, Legislacion, MALTRATO, Mujeres maltratadoras, Prevaricacion on 17 septiembre, 2016 at 20:34

chicahisterica

Por si alguien tiene dudas de en qué consiste la brutal DICTADURA DE GENERO que tan magistral y certeramente retratara el ex magistrado sevillano don Francisco Serrano, no tiene más que visionar el siguiente video.

Ante situaciones copiosamente similares, en que la pareja profiere insultos degradantes, de desprecio al sexo y muy indicativos de maltrato, la respuesta de la policía difiere como de la noche al día. En el caso del hombre que aparece en los primeros minutos, éste es sacado ipso facto de su propia casa y detenido sin contemplaciones, directo al calabozo de comisaría.

Sin embargo, en el caso de la chica, totalmente histérica y fuera de sí, que se harta de insultar al noviete -que, suponemos, está ya de ella hasta la coronilla-, merece por el contrario una respuesta llena de ternura: “Cálmala, dale un poco de cariño” [m. 2,16], mientras ella lo cubre de improperios: “Payaso de mierda, que no vales para nada, para nada, gilipollas” [m. 2,36].

Curiosísimo, además, que ante las quejas del muchacho por el pollo que acaba de presenciar en plena calle protagonizado por la chica, el poli de turno le contesta:

-No te está enmarronando nada.

-No me está enmarronando, lo dice usted.

Y más curioso todavía que el agente, en lugar de intervenir para pararle los pies y proceder como suelen hacer si se tratase de un hombre el agresor, se lave las manos como Pilatos:

-Eso ya lo teneis que arreglar entre vosotros -replica el policía.

El contraste entre la brutal reacción policial en el caso de un hombre, que es detenido y llevado al calabozo, y la paternal y ternísima actuación cuando se trata de una histérica agresora verbal in fraganti y de forma continuada, sólo puede ocurrir en un país que ha normalizado una descomunal discriminación sexista y ha criminalizado cualquier chorrada supuestamente lesiva para la mujer, mientras mira para otro lado cuando el agredido es un varón.

Es lo que tiene vivir bajo la bota de LA DICTADURA DE GENERO.

 

https://openload.co/embed/7Pxtw0wTIyk/

 



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: