La Inquisición ofrecía mas garantías juridicas que los JVM